Defensores Públicos del Condado de Cook logran que ICE libere a cuatro inmigrantes

Abogados de la Unidad Piloto de Inmigración representan de modo gratuito a individuos ante la corte de inmigración desde marzo de 2022

La campaña ‘Defenders for All’ es una coalición de al menos 40 organizaciones que han luchado por la creación de la Unidad de Inmigración dentro de la Oficina del Defensor Público del Condado de Cook. (Cortesía Oficina de Defensores Públicos del Condado de Cook)
La campaña ‘Defenders for All’ es una coalición de al menos 40 organizaciones que han luchado por la creación de la Unidad de Inmigración dentro de la Oficina del Defensor Público del Condado de Cook. (Cortesía Oficina de Defensores Públicos del Condado de Cook)
Foto: Cortesía

La falta de representación legal ya no será un obstáculo para que inmigrantes en proceso de deportación tengan un juicio justo, ya que ahora abogados de la Oficina del Defensor Público del Condado de Cook han empezado a representar a inmigrantes en audiencias de fianza y procedimientos de deportación ante el Tribunal de Inmigración de Chicago.

La prioridad de este programa piloto del Condado de Cook es que inmigrantes que no pueden pagar un abogado tengan representación legal en sus procedimientos de deportación y que no se presenten a la corte o a la audiencia de fianzas sin un abogado.

Según un estudio de 2016, los inmigrantes detenidos tienen 11 veces más probabilidades de buscar alivio cuando tienen asesoría legal y cuentan con el doble de probabilidades de obtener alivio que los inmigrantes detenidos sin abogado.

El pasado lunes se anunció de manera oficial que los abogados comenzaron a representar los primeros casos de inmigrantes detenidos. Dicha unidad cuenta actualmente con dos abogados de planta, un supervisor de abogados y un asistente legal.

Con ello, el Condado de Cook se convierte en el condado más grande de la nación en proporcionar defensores públicos para servir a comunidades de inmigrantes, indicaron líderes de la campaña.

Uno de los enfoques de esta Unidad de Inmigración, respaldada por una combinación de fondos públicos y privados, es proporcionar orientación a inmigrantes acusados ​​en casos penales sobre las consecuencias colaterales de inmigración de sus declaraciones.

En el año fiscal 2021, alrededor del 60% de las personas detenidas no tenían representación en el Tribunal de Inmigración de Chicago, según la Oficina de Defensores Públicos del Condado de Cook.

La campaña ‘Defenders for All’ o ‘Defensores para Todos’ es una coalición de al menos 40 organizaciones que han luchado por la creación de la Unidad de Inmigración dentro de la Oficina del Defensor Público del Condado para proteger a los inmigrantes de la deportación y la separación de familias.

“Nuestro sistema de inmigración es fundamentalmente injusto debido a la falta de representación de la mayoría de los no ciudadanos detenidos que comparecen ante los tribunales de inmigración. En el Condado de Cook estamos comenzando a abordar este problema, que afecta a inmigrantes de todas las razas y de todo el mundo, con el trabajo de los abogados de inmigración en la nueva unidad”, dijo el defensor público del Condado de Cook, Sharone Mitchell.

Previenen la separación de familias

Alma Anaya, comisionada del Condado de Cook y líder de los esfuerzos de financiamiento para la Unidad Piloto de Inmigración, contó con el apoyo de la coalición ‘Defenders for All’. Anaya y un grupo de personas viajaron hasta San Francisco para conocer de primera mano cómo funciona un programa similar, eso les sirvió de inspiración.

“Sabemos que tener un defensor público, tener asesoramiento legal, es algo sumamente importante para prevenir que las personas vayan a las detenciones de inmigración y prevenir la separación de familias”, indicó Anaya.

Guadalupe Pérez, abogada de Inmigración de la Unidad Piloto de Inmigración de la Oficina del Defensor Público del Condado de Cook, dijo que han empezado a representar a personas ante la corte de inmigración en marzo de 2022 y que ya están viendo el impacto.

Pérez destacó que han aceptado una docena de casos en esos primeros dos meses logrando ayudar a cuatro personas a salir de custodia de inmigración por lo que han podido reunirse con sus familias.

“Esta es la primera vez que individuos de bajos recursos que no son nacidos en Estados Unidos y están en procedimiento ante la corte de inmigración en Chicago tienen la oportunidad de obtener representación legal usando el modelo de defensor público”, enfatizó Pérez.

Pérez dijo que como la unidad es pequeña se están priorizando casos siguiendo criterios como individuos detenidos por inmigración que tienen vínculos con el Condado de Cook, personas que han sido representadas actualmente o en el pasado por los Defensores Públicos del Condado de Cook o porque no tengan dinero para contratar los servicios de un abogado.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.