Fabricantes de mascarillas de tela contra covid-19 de Illinois demandaron a expatrón por robo de salario

Los trabajadores confeccionaron mascarillas 48 horas a la semana por $15 la hora. La producción era de al menos 4,800 mascarillas por semana, según los demandantes

Abogados y defensores de los derechos laborales de Arise Chicago y trabajadores que denuncian robo de salarios exigen el pago por trabajo realizado. (Cortesía Shelly Ruzicka/Arise Chicago)

Abogados y defensores de los derechos laborales de Arise Chicago y trabajadores que denuncian robo de salarios exigen el pago por trabajo realizado. (Cortesía Shelly Ruzicka/Arise Chicago)

Cuando la pandemia de covid-19 estaba en apogeo en Illinois, cobrando la vida de cientos de personas, y el estado enfrentaba una grave escasez de Equipos de Protección Personal (PPE), una empresa local empleó a un grupo de trabajadores latinos para confeccionar mascarillas de tela en sus hogares. Las jornadas laborales fueron de más de 40 horas por semana y los empleados alegan que desde 2020 no han recibido sus pagos por todo el trabajo realizado. Por ello, en días recientes anunciaron una demanda por robo de salario contra su exempleador.

Al menos 16 trabajadores que se dedicaban a elaborar mascarillas durante el inicio de la pandemia de coronavirus, en 2020, anunciaron en una conferencia de prensa que han demandado a su expatrón por salario impago.

Ellos hicieron mascarillas 48 horas a la semana por $15 la hora. La producción era de al menos 4,800 mascarillas por semana, según los demandantes.

Los inconformes trabajaron confeccionando cubrebocas en sus hogares desde abril hasta septiembre de 2020.  Estos productos fueron muy utilizados en los primeros meses de la pandemia por los habitantes de Illinois para protegerse del covid-19.

Este grupo de trabajadores presentó el 31 de mayo una demanda ante un tribunal federal contra John Joyce, Víctor Santana, Nicholas Santana y la empresa Ultio Crati Inc.por robo de salario.

Del lado de los empleados participa Arise Chicago, una organización que vela por los derechos de los trabajadores quienes vienen siendo representados legalmente por Raise the Floor Alliance.

Según Arise Chicago, algunos trabajadores recibieron pago parcial, por debajo del salario mínimo, y otros no recibieron pago alguno, violando las leyes municipales, estatales y federales.

Muchos trabajadores perdieron sus empleos a causa del covid-19 por lo que, ante la crisis financiera en los hogares, esta oportunidad laboral fue tomada por estos empleados que ahora demandan a su expatrón por robo de salario después de repetidas promesas incumplidas de próximos pagos.

“Los empleadores nos dijeron que nos iban a pagar $15 la hora, $720 semanales, por trabajar 48 horas”, dijo en conferencia de prensa Patricia Sánchez, del grupo de trabajadores afectados.

Sánchez comenta que al principio todo estuvo bien, recibieron pago por las primeras dos semanas y algunos días, pero después no recibieron ningún pago por su trabajo. Sánchez preguntó a Víctor Santana si les iba a pagar y le dijo que sí, pero no llegó a pagarles. Los pretextos iban desde que había un límite del cajero automático de $500 hasta largas filas en los bancos.  

Elva Martínez, del suburbio de Posen, trabaja como chofer de un autobús escolar. Ella dice que en medio de la pandemia en 2020, el distrito escolar le pagó todo el ciclo escolar hasta mayo y después ella tenía la opción de solicitar el seguro de desempleo, pero optó por confeccionar las mascarillas. “Al final me quedé sin ningún pago, ni recompensa del desempleo, fue un tiempo muy difícil”. 

“Nosotros hicimos alrededor de 4,800 mascarillas por semana durante ese tiempo y ellos quedaron en pagarnos $15 la hora”, reiteró Martínez, quien sólo recibió paga por dos semanas y media de labor. “Estamos pidiendo que nos paguen nuestros salarios, es básicamente lo que queremos, 16 trabajadores son a los que se les debe”.

Martínez afirma que los patrones les proporcionaron máquinas solamente para cuatro personas, que no les dieron completo el material, y que cada quien trabajaba en su casa. “Yo utilicé mis propias máquinas, mis otros compañeros compraron máquinas para trabajar por las promesas que [el empleador] nos hizo, se veía realmente mucho trabajo y nosotros como latinos estamos hambrientos de trabajo porque ya sabemos que trabajando viene nuestro salario, viene nuestro dinero y pues por consecuencia una vida mejor, más desahogada”.

No tengan miedo a las represalias

Los trabajadores están pidiendo que se les pague lo que se les debe más intereses, como lo exige la ley, menciona Shelly Ruzicka, directora de comunicaciones y desarrollo de Arise Chicago. “Todos los trabajadores tienen derechos sin importar su estatus migratorio, su religión, su raza. Si estás trabajando tienes derechos, esto es lo más importante de recordar”.

Ada Sandoval, abogada de Raise the Floor Alliance, dijo que todos los trabajadores que hacían mascarillas eran latinos y que trabajaban desde casa. “Tenían sus propias máquinas y algunos tuvieron que comprarlas”.

Los demandantes en su mayoría son mujeres y de diversas edades. “Son dos hombres y las demás son mujeres y las edades son entre los 20 y la más grande como en los 70 años, son la mayoría de suburbios pero unas pocas viven en Chicago”, detalló la abogada Sandoval a La Raza. 

Ultio Crati Inc. está registrada como negocio en Illinois y el dueño es Nicholas Santana, dijo la abogada.

La Raza contactó a Ultio Crati Inc. para algún comentario sobre la demanda de los trabajadores, pero no obtuvimos respuesta.

La abogada Sandoval recomienda a quienes sean afectados en sus derechos laborales no quedarse callados, ya que hay leyes para proteger a los trabajadores s de robo de salario. “Hay leyes también que protegen contra la represalia, pueden hablar con abogados o se pueden comunicar con los centros de trabajadores, porque ellos pueden ayudarle a aprender sobre sus derechos. Hay maneras en las que se puede tratar de recuperar lo que no les están pagando”. 

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.

En esta nota

Derechos laborales Reportajes Chicago

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain