Vecinos de Douglass Park insisten en que se cancelen festivales de música

Habrá una sesión comunitaria sobre el tema la próxima semana en el campo de Douglass Park, el próximo miércoles 24 de agosto

El festival ‘Riot Fest’ se mudó a Douglass Park en 2015 después de la reacción violenta de los residentes enojados en su anterior hogar en Humboldt Park al oeste de Chicago.

El festival ‘Riot Fest’ se mudó a Douglass Park en 2015 después de la reacción violenta de los residentes enojados en su anterior hogar en Humboldt Park al oeste de Chicago.  Crédito: Impremedia

Chicago.- Algunos residentes de La Villita y North Lawndale de Chicago se oponen a los festivales de música en Douglass Park al oeste de la ciudad ya que alegan que los organizadores quieren apoderarse de su parque especialmente en el verano que es donde más lo utilizan los niños en la temporada de vacaciones.

Uno de los últimos festivales programados es ‘Riot Fest’ para septiembre próximo.

Algunos concejales del Ayuntamiento de Chicago han apoyado los eventos durante años, pero los residentes dicen que los festivales dañan el parque y lo cierran a los vecinos durante semanas cada verano.

Esto significa que, de junio a septiembre, los vecinos no tendrán acceso al parque hasta por 47 días o casi el 40% del total de días en esos meses.

A principios de este mes, los vecinos La Villita y North Lawndale se reunieron en Douglass Park para enviar un contundente mensaje: “Nada de megafestivales”.

“No son sólo cinco vecinos, o diez, somos literalmente cientos de nosotros”, dijo Ana Solano organizadora comunitaria de Únete La Villita.

No quieren que ‘Riot Fest’ siga adelante en septiembre. El festival, que se mudó a Douglass Park en 2015 después de la reacción violenta de los residentes enojados en su anterior hogar en el barrio de Humboldt Park al oeste de Chicago, atrae a miles de personas durante un período de 3 días.

Solano compartió fotos de la basura que quedó en los terrenos del parque de otros dos festivales en Douglass Park a principios de este verano: Summer Smash en junio y Heatwave en julio. Latas, cables e incluso una jeringa cubrían el suelo, y la hierba del parque aún no había crecido semanas después del último festival.

A los vecinos les preocupa que el daño posterior al festival en el parque se vuelva permanente, y llaman a la conmoción que lo acompaña una intrusión.

El sitio web Riot Fest indica que el festival de música brinda oportunidades económicas al vecindario, y apunta a organizar una feria de trabajo local, que a lo largo de los años ha empleado a más de 1,000 vecinos en el festival, lo que resultó en más de $300,000 de impacto económico en Douglass Park.

Solano dijo que eso no es suficiente para que el festival valga la pena.

“¿Le das trabajo a los adolescentes por, cuánto, dos días? No creo que eso tenga mucho impacto”, dijo.

El Distrito de Parques de Chicago supervisa el proceso de solicitud y permiso para el festival, y comenzó a exigir a los organizadores que presenten un “plan de participación comunitaria” que incluye una reunión pública antes del festival.

Habrá una sesión comunitaria sobre el tema la próxima semana, el 24 de agosto en el campo de Douglass Park, informó CBS2 Chicago.

La publicación de noticias y la cobertura editorial de La Raza en internet son posibles en parte gracias al Chicago Community Trust. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo informativo en beneficio de la comunidad hispana de Chicago.

En esta nota

Douglass Park La Villita North Lawndale RiotFest

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain