Residentes de Pilsen exigen el cierre de una trituradora de metal propiedad de Sims Metal

El concejal del Distrito 25 Byron Sigcho-López pide una evaluación de los efectos acumulativos de este tipo de compañías antes de que se les otorgue cualquier permiso

El exterior de la trituradora de metal de Sims Metal Management en Pilsen, Chicago. (Belhú Sanabria / La Raza)

El exterior de la trituradora de metal de Sims Metal Management en Pilsen, Chicago. (Belhú Sanabria / La Raza) Crédito: Impremedia

Los vecinos de Pilsen están en pie de lucha contra la contaminación del aire y la operación de una controvertida trituradora de chatarra que opera en su vecindario. Ellos exigen que la empresa Sims Metal Management se mude a otro lugar, en el que no afecte la salud de sus habitantes.

La planta de reciclaje que tritura y recicla materiales metálicos, vehículos y electrodomésticos grandes se encuentra a lo largo del río Chicago y está cerca de casas y de tres planteles de Pilsen como, la escuela secundaria Benito Juárez, la escuela primaria Whittier y la escuela secundaria Jesuita Cristo Rey.

Grupos ambientalistas de Pilsen, residentes y activistas locales vienen luchando por justicia ambiental por años y su más emblemática victoria fue cuando lograron el cierre definitivo de la planta generadora de energía a base de carbón Fisk en 2012, durante la gestión del exalcalde de Chicago Rahm Emanuel.  

Actualmente, este grupo ambientalista y de líderes comunitarios presiona para que Sims Metal Management deje de operar en Pilsen.

La gente está preocupada por los efectos contaminantes que atribuyen a Sims y la tensión aumentó más cuando, en octubre de 2021, el fiscal general de Illinois, Kwame Raoul, demandó a la instalación alegando que emitía niveles incontrolados de materiales orgánicos volátiles, que son compuestos químicos nocivos.

Sims Metal Management busca que se le aprueben permisos estatales y municipales –que están en curso- para seguir operando en 2500 S. Paulina St., en Pilsen, pese a que los residentes se oponen a su funcionamiento.

La Agencia de Protección Ambiental de Illinois (EPA- Illinois) otorgó a Sims un permiso de construcción el 15 de septiembre. La empresa recicladora ha instalado equipos a fin de reducir las emisiones de su instalación.

Sims Metal ha utilizado equipos de monitoreo de aire alrededor de la planta, lo cual fue impuesto por la EPA de Estados Unidos para cumplir con la Ley de Aire Limpio.

Los datos de los monitores de contaminación se entregaron a la EPA federal a fines de septiembre para que sean sometidos a evaluación para luego ser publicados.

Ante la presión de la comunidad de Pilsen para conocer los resultados de ese monitoreo, una reunión pública sobre el permiso de operación de la instalación programada para el 19 de octubre de 2022 se pospuso hasta que los datos sobre el presunto efecto de Sims en la calidad del aire sean publicados por la agencia federal ambiental.

Habrá que esperar más tiempo para saber si la planta recicladora de chatarra emite metales tóxicos u otros efectos contaminantes. Y es que la EPA federal indicó en parte que, al parecer, estos monitores de aire cerca a la planta no han funcionado correctamente.

“A la EPA le preocupa que el equipo de monitoreo no haya funcionado según lo diseñado”, indicó esa agencia. “Específicamente, a la EPA le preocupa que el equipo de monitoreo haya aspirado demasiado o muy poco aire, lo que podría invalidar los resultados”.

Aún no se decide la renovación del permiso de Sims de la Ciudad de Chicago, que está pendiente hasta que se conozcan los datos de la EPA y se siga adelante con las audiencias públicas para su permiso.

El concejal del Distrito 25 Byron Sigcho-López dijo que no se puede evaluar un permiso en base a la información que se tiene actualmente. “Nosotros lo que estamos pidiendo es de que se dé un estudio, digamos un análisis, una evaluación de los efectos acumulativos que han tenido todas estas compañías contaminantes en nuestra comunidad porque esto ha venido ocurriendo en nuestra comunidad durante décadas”.      

“Como resultado de estos efectos contaminantes en comunidades como Pilsen, expuestas a efectos contaminantes por años, se han visto afectados niños, jóvenes, adultos, ancianos que han dado positivo a plomo y han presentado enfermedades respiratorias como asma”, según el concejal Sigcho-López. La trituradora de metal de Sims se encuentra en el área de su jurisdicción.

“Vamos a exigir que no solo la EPA en el estado sino también la federal conduzcan este estudio del impacto en la salud y el bienestar de nuestra comunidad acumulativamente, porque este daño que se ha generado durante décadas ha generado un daño permanente en muchos de nuestros residentes. Por eso nosotros presentamos una resolución con 19 otros concejales para que se haga esta evaluación independiente y se tenga toda la información evaluada independientemente del daño acumulativo antes de que se dé cualquier permiso”, explicó Sigcho-López.

Edgar López trabaja en una compañía cercana a la planta trituradora de metal y deja su vehículo en el estacionamiento que está al costado de la planta recicladora. Él dice que en el trayecto de ir hacia su auto es cuando siente un olor al parecer tóxico.  

López, de 32 años, detalló que no es todos los días, pero algunas veces él siente un olor, pero no sabe si proviene de la trituradora, de la maquinaria de la empresa o de fábricas aledañas. “No sé si es el área, o porque hay varias fábricas en el área, o los vehículos de la empresa, pero por seguro yo puedo sentir ese olor algunas veces, no siempre”.

La Raza se contactó con la empresa Sims Metal Management pero no obtuvo respuesta.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.

En esta nota

Justicia ambiental Pilsen Reportajes Chicago

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain