Líderes de Chicago y familias inmigrantes piden al presidente Joe Biden que extienda los permisos de trabajo para todos los indocumentados

Ampliar los permisos de trabajo para inmigrantes es la solución sencilla y la reforma migratoria es la solución a largo plazo, dicen activistas

Chicago es el hogar de más de 180,000 inmigrantes indocumentados que trabajan durante décadas sin permisos de trabajo. Foto extraída Facebook Southwest Organizing Project

Chicago es el hogar de más de 180,000 inmigrantes indocumentados que trabajan durante décadas sin permisos de trabajo. Foto extraída Facebook Southwest Organizing Project Crédito: Cortesía

Chicago.- Sin importar la lluvia, decenas de inmigrantes y sus familias se reunieron en el barrio de Pilsen en una manifestación, el jueves, en el Día de La Raza, para pedir al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que otorgue permisos de trabajo a los más de 11 millones de indocumentados que durante décadas viven en las sombras, y que aportan y contribuyen a la economía del país.

Mientras sostenían sus carteles, los indocumentados y activistas decían: “Permisos [de trabajo] para todos es la justicia”, alzaron su voz, una y otra vez.

El pasado 20 de septiembre de 2023, el secretario de Seguridad Interior de Estados Unidos, Alejandro N. Mayorkas, anunció la extensión y redesignación del Programa de Protección Temporal (TPS) para Venezuela por 18 meses. La concesión beneficia a unos 472,000 venezolanos que llegaron al país hasta el 31 de julio. El TPS es un programa que permite solicitar permiso de trabajo y protege de la deportación durante su validez.

Los defensores de los derechos de los inmigrantes quieren que el mandatario Biden, ejerza ese mismo poder para otorgar permisos de trabajo para todos los indocumentados mediante el programa ‘parole’ (libertad condicional).

Ampliar los permisos de trabajo para inmigrantes es la solución sencilla y la reforma migratoria es la solución a largo plazo, dicen activistas.

Chicago es el hogar de más de 180,000 inmigrantes indocumentados que trabajan durante décadas sin permisos de trabajo, lo que los hace vulnerables a la explotación. Estos trabajadores continúan laborando en las sombras y están mal pagados y subempleados, según indicaron organizadores de Proyecto Resurrección.

“No somos uno, no somos cien, que el gobierno nos cuente bien”, dijo la pastora y activista pro inmigrante, Emma Lozano, quien aboga por la igualdad de derechos en la comunidad inmigrante, y exigió al presidente Joe Biden permisos de trabajo para todos los indocumentados.

Un mensaje directo lanzaron líderes, activistas e inmigrantes a la administración Biden de cara a las elecciones presidenciales. “No solución, no reelección”, decían a voz en cuello.

Consuelo Martínez dijo que emigró de México a Estados Unidos hace más de dos décadas. Ella siempre ha trabajado y pagado sus impuestos, pero por su condición de indocumentada se ha mantenido en las sombras. “Llevo 27 años esperando una oportunidad y no sé cuánto más va a pasar para una legalización”, dijo a La Raza Martínez en una entrevista pasada.

Martínez también habló en la conferencia de prensa, el jueves, y pidió al presidente Joe Biden que extienda los permisos de trabajo para todos los indocumentados.

A la manifestación liderada por la organización Proyecto Resurrección asistieron funcionarios electos, líderes inmigrantes, centros de trabajadores, organizadores comunitarios, activistas y miembros de la comunidad.

La publicación de noticias y la cobertura editorial de La Raza en internet son posibles en parte gracias al Chicago Community Trust. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo informativo en beneficio de la comunidad hispana de Chicago.

En esta nota

Joe Biden Proyecto Resurrección

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain