Broadway Armory Park: seguir como albergue de migrantes o retomar sus programas comunitarios

Hasta ahora, unos 13,000 inmigrantes recién llegados se alojan en 28 refugios operados por la ciudad y el estado, según funcionarios

Jorge Sifontes, frente a la casa del Broadway Armory Park en Edgewater. (Belhú Sanabria / La Raza)

Jorge Sifontes, frente a la casa del Broadway Armory Park en Edgewater. (Belhú Sanabria / La Raza) Crédito: Impremedia

Alexandra Peraza ofrece a precio módico ricas empanadas venezolanas, pero el pasado miércoles por ser el Día de San Valentín decidió vender chocolates y globos en la calle, justo en la misma cuadra en la que se ubica el Broadway Armory Park, donde ella y su esposo y niños vivieron por dos meses.

Peraza ya no vive en ese refugio desde noviembre pasado, renta una vivienda sin ayuda del gobierno estatal ni municipal por lo que tiene que buscar una forma de ingreso para ayudar a su esposo a pagar el alquiler de la casa y alimentar a sus niños de 4, 6, y 8 años. La mujer migrante es elegible al Estatus de Protección Temporal (TPS), hizo el trámite y está a la espera de su permiso de trabajo.

“No me ha llegado todavía el permiso, siempre llego a vender empanadas, pero ahora como es Día de San Valentín, vendo estos detallitos, mientras sale el permiso de trabajo”, comentó Peraza.

La inmigrante venezolana espera que el gobierno municipal extienda más la estancia de los recién llegados, a fin de que permanezcan en el refugio hasta que por lo menos culmine el invierno, ya que dice que hay niños dentro de las instalaciones que pueden enfermarse si se quedan en la calle.

“Que les den un poquito más de tiempo a los inmigrantes hasta que venga el verano, porque con el frío, imagínese esas criaturas en la calle, porque a veces uno no consigue un trabajo”, dijo Alexandra Peraza a La Raza.

Han pasado seis meses desde que la ciudad convirtió un querido centro comunitario de la comunidad de Edgewater en un refugio temporal para migrantes recién llegados.

La iniciativa provocó enojo de algunos de los residentes porque ciertos programas fueron cancelados y otros reprogramados a distintas instalaciones, a partir de 1 agosto pasado, cuando Broadway Armony Park se convirtió en refugio temporal para los solicitantes de asilo.

Los funcionarios de la ciudad dijeron que, después de seis meses de abierto, el albergue reevaluaría su uso, algo que según los vecinos todavía no ocurre. Y hay quienes ya quieren volver a utilizar el Broadway Armony Park, que se ubica en 5917 N. Broadway St., en pleno corazón de Edgewater.

La migrante Yoselina López, de 25 años, está a la espera de su TPS, al igual que el resto de su familia. Ellos dicen que han venido para trabajar a este país y a tener un futuro mejor. López entiende que la comunidad necesita su espacio. “Esto es público y muchos de los residentes lo necesitan. Uno no puede decir que extiendan la estadía, porque se entiende que la gente también necesita sus cosas”.

El edificio es operado por el Distrito de Parques de Chicago para campamentos de verano, tiene un gimnasio y un centro para personas de la tercera edad. Además, en el sitio se desarrollan programas y actividades para la comunidad.

Según el Concilio Asesor Broadway Armory Park, el 67%de la programación del parque fue cancelada, mientras que el 33% de los programas se ofrecieron en otros lugares.

Funcionarios de la ciudad dijeron que el edificio alberga a 300 inmigrantes recién llegados.

Hay otros residentes que quieren que los programas regresen a las instalaciones tan pronto como en primavera.

Dion Brown es residente de toda la vida del barrio de Edgewater, él dice que ya es tiempo de que los inmigrantes dejen las instalaciones de Broadway Armory Park.

“Lo siento mucho por ellos, pero tienen que irse, ya han ocupado nuestro centro seis meses, nosotros pagamos nuestros impuestos para asistir a los programas en nuestra comunidad”, dijo Brown a La Raza.

El uso de Broadway Armory Park como refugio temporal para migrantes se produjo en tiempos álgidos cuando la ciudad luchaba por encontrar espacios para miles de solicitantes de asilo.

Alexandra Peraza vende mercancía alusiva al 14 de febrero en las cercanías del Broadway Armory Park. (Belhú Sanabria / La Raza)
Crédito: Impremedia

Impacto de la programación

Por su parte, la concejal del Distito 48, Leni Manaa-Hoppenworth, aboga por el regreso de la programación del Distrito de Parques a las instalaciones del distrito, incluido el Broadway Armory Park.

Este albergue temporal se encuentra en la jurisdicción de la concejal Manaa-Hoppenworth, por lo que entre otras cosas indicó en una declaración: “Los vecinos convocaron un grupo de trabajo para evaluar el impacto de la programación del distrito de parques reubicado y cancelado y descubrieron que solo el 33% de la programación de Broadway Armory Park se ofrecía en ubicaciones cercanas, y compartieron su informe con la concejal y los funcionarios de la ciudad”.

“No hay ningún compromiso por parte de la Oficina del alcalde sobre cuándo regresará la programación del distrito de parques a Broadway Armory Park”, se lee en la misiva.

El migrante venezolano Jorge Sifontes dice que pronto podría quedarse en la calle con su esposa y sus tres hijos. Está preocupado porque su panorama es incierto.

Sifontes ingresó a los Estados Unidos el 18 de noviembre de 2023, no es elegible para el programa TPS ni para recibir asistencia para vivienda. Dice que la fecha límite establecida por el Ayuntamiento para dejar el refugio es el 17 de marzo. El migrante buscará el asilo, pero sabe que el proceso es largo.

Como el caso de Jorge hay varios dentro del refugio. “Quisiéramos que el gobierno federal extienda la elegibilidad para los permisos de trabajo y que Caridades Católicas amplíe su ayuda de asistencia a vivienda para los que llegamos recientemente”.

“Nosotros no estamos para exigir, pero si está en manos del gobierno, de Caridades Católicas, pedimos que extienda la ayuda para los que llegaron después”, reiteró Sifontes.

Hasta ahora, unos 13,000 inmigrantes recién llegados se alojan en 28 refugios operados por la ciudad y el estado, según funcionarios.

La Raza se contactó con el Distrito de Parques de Chicago y con la oficina del alcalde Brandon Johnson para una solicitud de comentario o declaración sobre el tema en mención, pero al cierre de edición no se obtuvo respuesta.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.

En esta nota

Broadway Armory Park Edgewater Reportajes Chicago Solicitantes de asilo

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain