Gobernador J.B. Pritzker propone eliminar el impuesto a los comestibles en Illinois

El plan de J.B. Pritzker ha generado elogios por algunos legisladores, pero para los oponentes de la propuesta, las consecuencias no deseadas para los gobiernos locales podrían ser muy costosas

La idea de Pritzker de eliminar el impuesto del 1% sobre las ventas de comestibles resulta atractiva para algunas personas.

La idea de Pritzker de eliminar el impuesto del 1% sobre las ventas de comestibles resulta atractiva para algunas personas.  Crédito: Pxhere

Chicago. – El presupuesto para la canasta familiar es cada vez mayor, por lo que una forma de aliviar los bolsillos de los compradores sería ahorrando algo de dinero en la compra.

Por su parte, el gobernador J.B. Pritzker propuso eliminar permanentemente el impuesto sobre las ventas de comestibles en su presupuesto estatal, lo cual ha generado elogios por algunos legisladores, pero para los oponentes de la propuesta, las consecuencias no deseadas para los gobiernos locales podrían ser muy costosas.

La idea de Pritzker de eliminar el impuesto del 1% sobre las ventas de comestibles resulta atractiva para algunas personas.

“Los precios son muy altos en las tiendas. La gente realmente tiene dificultades para comprar alimentos y otras cosas”, dijo Porfirio Muñoz, que vive de un ingreso fijo.

En la ciudad de Northlake, donde hay cuatro tiendas de comestibles, el alcalde está genuinamente preocupado por el impacto en su comunidad si los legisladores aprueban el plan del gobernador, porque todo el dinero regresa a las comunidades.

“Bueno, es una idea noble. Quiero decir, es genial. Nadie quiere pagar impuestos, especialmente en comestibles, pero creo que hay toda una serie de consecuencias no deseadas que llegan hasta el nivel local”, dijo el alcalde Jeffrey Sherwin.

El alcalde estima que Northlake recibiría un golpe de 250, 000 dólares.

Los alcaldes de todo el estado ahora están luchando por evaluar el impacto sobre ellos.

El alcalde de Wheaton estima que, si se elimina el impuesto a los comestibles, perderían más de 2 millones de dólares al año. Cubrir esa pérdida requeriría, por ejemplo, un aumento del 12% en el impuesto municipal a la propiedad. La otra alternativa sería recortar los servicios, todo para ahorrar a los consumidores $1 por cada $100 gastados en comestibles.

Los alcaldes de todo el estado están preocupados por cómo se desarrollará esta cuestión en un año electoral.

Con información de ABC7 Chicago


La publicación de noticias y la cobertura editorial de La Raza en internet son posibles en parte gracias al Chicago Community Trust. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo informativo en beneficio de la comunidad hispana de Chicago.

En esta nota

J.B Pritzker

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain