Activistas de Chicago califican de “crueles” a republicanos de la Cámara baja

Grupos proinmigrantes acusaron de "crueles" a los republicanos de la Cámara de Representantes por los proyectos aprobados ayer sobre los fondos suplementarios.
Sigue a La Raza en Facebook
Activistas de Chicago califican de “crueles” a republicanos de la Cámara baja
Varios niños, parte de un grupo de deportados de EEUU.
Foto: EFE

Chicago.- Dos grupos proinmigrantes de Chicago acusaron de “crueles” a los republicanos de la Cámara de Representantes por los proyectos aprobados ayer sobre los fondos suplementarios para abordar la crisis fronteriza y la suspensión del programa de acción diferida.

“Ha muerto la compasión en el partido de Lincoln”, declaró la Coalición de Illinois para los Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR), para quien el proyecto de fondos suplementarios destinados a la crisis originada por la masiva llegada de menores no acompañados es “una vergüenza” y ataca a los más vulnerables, que son “los niños y los indocumentados”.

La norma aprobada ayer en el Congreso está condenada al fracaso debido a los cambios legislativos contenidos en la propuesta que buscan acelerar las deportaciones de indocumentados, y que el Senado, de mayoría demócrata, no aceptará.

La coalición también expresó por medio de un comunicado su rechazo al proyecto paralelo aprobado ayer y que pretende bloquear la renovación de la acción diferida, o DACA, que evita la deportación de cientos de miles de jóvenes indocumentados criados en el país.

“El liderazgo de la cámara no aporta los recursos legales y humanitarios que necesitan esos niños. Y los recursos federales provendrán de asignaciones ya existentes para refugiados, por lo que otros refugiados perderían servicios vitales” si es que se aprueba la iniciativa, agregó la organización.

Por su parte, el Centro Nacional de Justicia Inmigrante declaró que el proyecto aprobado el viernes en la Cámara baja “ataca a los niños refugiados y abandona a los jóvenes inmigrantes que se han arraigado en nuestras comunidades”.

El centro, que trabaja en Chicago con otras organizaciones privadas para traer a 1.000 menores centroamericanos antes de fin de año, sostiene que los republicanos “le dan la espalda a niños que han enfrentado una violencia atroz y quieren enviarlos de regreso a una posible muerte”.

Señala que las medidas adoptadas ayer por la mayoría del Congreso son “crueles” y no reflejan la voluntad de los estadounidenses, por lo que exhortó a abandonar el uso de los niños refugiados con fines políticos.

Lawrence Benito, director ejecutivo de ICIRR, declaró en el comunicado que la votación en la Cámara es una clara señal de que el presidente Obama “tiene que tomar medidas inmediatamente para aliviar el sufrimiento de nuestras familias y niños”.