Marchan para frenar redadas y deportaciones en Chicago

Activistas y defensores de los derechos de los inmigrantes exhortan a la comunidad a continuar participando en las marchas y promueven el voto latino de cara a las próximas elecciones presidenciales
Marchan para frenar redadas y deportaciones en Chicago
Activistas e inmigrantes han salido a las calles de Chicago para pedir que paren las redadas y cesen las deportaciones.
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

La decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos en el caso de los alivios en materia de inmigración del presidente Barack Obama mantiene en vilo y a la vez revive la esperanza de al menos cinco millones de inmigrantes indocumentados.

La máxima corte de ese país analizará la legalidad de los alivios migratorios anunciados por Obama en noviembre de 2014, los cuales permanecen bloqueados debido a una demanda de 26 estados –la gran mayoría bajo gobierno republicano- que busca eliminarlos.

La Corte Suprema anunció que aceptó estudiar el caso las medidas ejecutivas migratorias el pasado 19 de enero. Se prevé que el Supremo llevará a cabo audiencias sobre el caso “United States vs Texas” en abril y emitirá un fallo en junio próximo.

De desbloquearse los alivios migratorios, se estima que unos cinco millones de indocumentados se  beneficiarían del programa de Acción Diferida para Padres (DAPA) y de la expansión del programa de  Acción Diferida para los Llegados en la infancia (DACA), amparos que los libraría temporalmente de la deportación y les permitiría obtener un permiso de trabajo.

Pero mientras se espera la decisión del Tribunal Supremo, las redadas y deportaciones continúan en el país, por lo que el miedo y el desconcierto se han dejado sentir con fuerza en la comunidad, indicaron defensores de los derechos de los inmigrantes.

Los jornaleros no han sido la excepción, pues el estar en las calles en busca de trabajo los hace más vulnerables ante redadas, mencionó José Gallardo, organizador de Trabajadores Jornaleros de la Unión Latina de Chicago.

“En el pasado ya hemos tenido redadas en las esquinas donde se paran los trabajadores jornaleros para conseguir trabajo. En vista del incremento de redadas en el país, continuamos educándolos para que conozcan sus derechos”, señaló Gallardo quien participó en días recientes en una marcha en contra de las redadas y deportaciones que se inició en la Plaza Daley y culminó en la Plaza Federal en el centro de Chicago.

El objetivo de esa marcha pacífica fue claro: pedir al presidente Barack Obama un alto a las redadas y un cese a las deportaciones.

Carlos Arango y el padre José Landaverde en la marcha contra las redadas y deportaciones en Chicago.
Carlos Arango y el padre José Landaverde en la marcha contra las redadas y deportaciones en Chicago.

El reverendo José Landaverde quien dirige la Misión ‘Humanos Pro Vida Sé Vida’ del barrio de Las Empacadoras dijo durante la manifestación que seguirán marchando y tomando las calles hasta que “paren los operativos contra las familias centroamericanas y otros inmigrantes indocumentados que están siendo víctimas de las redadas que viene realizando Inmigración”.

“Tenemos que salir de nuevo a las calles y crear un movimiento de moratoria contra las deportaciones  y también motivar a la gente para que salga a votar”, destacó Landaverde.

Carlos Arango, director ejecutivo de Casa Aztlán, opinó durante la manifestación que la administración del  presidente Obama “ha sido una gestión de mucho dolor para la comunidad inmigrante”.  Arango se refiere a los más de dos millones de indocumentados que han sido repatriados , deportados y separados de sus familias durante la presente administración. “Hoy estamos ante el hecho de que el ‘Deportador en Jefe’ Barack Obama no puede limpiar su récord de ‘terror’ y decidió continuar con las redadas… Lo que nosotros [los inmigrantes] tenemos que seguir es en la batalla de conseguir papeles para todos”, recalcó el activista.

Marchar y votar

Daniel Hernández, presidente de Organizaciones por México, Estados Unidos y Latinoamérica (OMEL), señaló que planea  iniciar una campaña con distintas organizaciones y universidades de Chicago a fin de hacer un llamado a los jóvenes latinos para que participen en las elecciones “para que tengamos voz y voto”.

Hernández, de 26 años, destacó la importancia de que los inmigrantes y sus familias salgan a las calles a marchar para hacer sentir su voz. Pero también exhortó a convertirse en ciudadanos para votar en los próximos comicios presidenciales de noviembre.

El voto latino de los jóvenes va a ser clave en las elecciones, según Hernández. Sin embargo, mencionó que “algunos de nuestros jóvenes no están bien informados sobre las ideas de los candidatos y otros ni están registrados para votar”.

“Vamos hacer un esfuerzo para informales sobre los candidatos. Fomentaremos la participación y el ejercicio político en este país con los jóvenes que estén en las universidades, queremos que tomen una decisión informada”, expresó el joven activista.

Voto latino

Un análisis del Centro Pew publicado el pasado martes 19 de enero indicó que a nivel nacional 27.3 millones de latinos serán elegibles para votar en 2016. Y de ese número, el 44% son jóvenes ‘millenials’.

@icirr   

La Corte Suprema revisa el caso en contra de DAPA. Nosotros seguimos organizando, educando y luchando. #Fight4DAPA