Diego Uribe y Jafeth Ramos, acusados por 493 delitos de asesinato en primer grado en Chicago

Ambos se declararon "no culpables" y decidieron no tener abogados privados por lo que permanecerán con un equipo de cuatro abogados defensores públicos

Diego Uribe Cruz y Jafeth Ramos son acusados por 493 delitos de asesinato en primer grado.
Diego Uribe Cruz y Jafeth Ramos son acusados por 493 delitos de asesinato en primer grado.
Foto: Departamento de Policía de Chicago

Diego Uribe Cruz y Jafeth Ramos se presentaron este martes 28 de junio a la lectura de cargos por los asesinatos de los seis miembros de la familia Martínez el pasado 2 de febrero en Gage Park, Chicago, donde la jueza asignada al caso Carol Howard les notificó: ambos son acusados por 493 delitos de asesinato en primer grado.

Tras la lectura, Uribe y Ramos se declararon “no culpables”. Margaret Domin, la abogada defensora pública que representa a Uribe, dijo que la decisión a esta declaración se debe a que los acusados no pueden declarase culpables sin que el equipo de abogados defensores revisen toda la evidencia presentada por la Fiscalia. Dicho proceso puede demorar meses antes de que el juicio continúe. “Tenemos que ver toda la evidencia. No podemos permitir que nuestros clientes se declaren culpables sin que nosotros veamos toda la evidencia”, dijo Domin.

No se sabrá si los acusados tendrán un juicio juntos o separados hasta que ellos decidan si prefieren un juicio ante un único juez, es decir sin un gran jurado, o un juicio con un gran jurado.

El proceso judicial podría durar entre 18 meses a dos años o “quizás aun más”, dijo Domin.

Tanto Uribe como Ramos le indicaron a la jueza Howard que no tendrán abogados privados por lo que permanecerán con los abogados defensores públicos Domin y Eleanor Roos, que representan a Uribe, y James Fryman y Robyn Haynes, que representan a Ramos.

Los dos acusados nacieron en México, según Domin, quien no quiso especificar en cuáles ciudades nacieron ni cuándo llegaron a Estados Unidos.

Según los antecedentes de los arrestos obtenidos por La Raza, Uribe, de 22 años, fue arrestado a las 8:16 pm el 18 de mayo en su residencia en la calle S. Ridgeway en Chicago. No resistió arresto. Once oficiales de policía participaron en el arresto.

Horas más tarde, Ramos, de 19 años y novia de Uribe, fue arrestada a las 2:40 am el 19 de mayo en la calle S. Wentworth Ave., en Chicago. Ramos tampoco resistió arresto y en custodia confesó su participación en los asesinatos.

Los dos acusados vivían juntos con la madre de Uribe, Nancy Cruz, hermana de Armando Cruz (quien vive en México), padre de los niños y esposo de Herminia.

Los asesinados fueron Rosaura Martínez, de 58 años, su esposo, Noé Martínez Sr., de 62, sus hijos Noé Martínez Jr., de 38, y María Herminia Martínez, de 32, y los hijos de Herminia, Leonardo Cruz, de 13, y Alexis Cruz, de 10. Uribe era primo hermano de los dos menores asesinados.

Según la Fiscalía, Uribe y Ramos confesaron el crimen, y hay evidencias de ADN que vinculan a Uribe con la escena de la masacre.