La recuperación tras la infidelidad

Expertos hablan sobre las causas y ofrecen algunos tips que ayudan a superar la traición

Guía de Regalos

La recuperación tras la infidelidad

Desde tiempos históricos, la infidelidad ha sido uno de los problemas más amenazantes y dolorosos en el marco de las relaciones de pareja.

Y es que como explica el Dr. Rob Scuba, trabajador social clínico y terapista de parejas y familias en Washington D.C., la infidelidad es uno de los retos más difíciles que cualquier matrimonio o relación de cohabitación puede enfrentar. Esto se debe a que, ya sea por parte del hombre o la mujer, deja en la persona afectada  un profundo sentimiento de traición y pérdida de la confianza.

“La infidelidad  implica una violación de los acuerdos explícitos (o de las suposiciones implícitas) sobre la naturaleza de la relación establecida, así como de lo que se considera un comportamiento aceptable  para la preservación de  la sensación de seguridad dentro de los compromisos con la relación”, dice el terapista especializado en  relaciones de parejas,  en una de sus columnas educativas que aparece en el portal del National Institute of Relationship Enhancement (NIRE) and Center for Couples, Families and Children, del cual es director ejecutivo y miembro facultativo.

Tipos de infidelidad

Esta traición de los acuerdos o compromisos, que tanto lastima a la víctima, tiene muchas formas. “Puede ser sexual, emocional y financiera”, especifica por su parte la Dra. Elizabeth Delicio, con práctica en Miami, Florida.

En las últimas décadas, ante los avances tecnológicos, se están dando también los casos de la infidelidad moderna no tangible,  que se comete a través de los teléfonos inteligentes, el correo electrónico, las redes sociales y la adicción a la pornografía.

Pero sea cuál sea el tipo, en su trasfondo tiene la misma falta: la complicidad del secreto y del rompimiento de la confianza. Por ello es que se da el conflicto que puede ser o no reparable, de acuerdo con el agravio.

“La revelación de la infidelidad está acompañada, usualmente, por una sensación de shock, incredulidad, ira y pérdida de la confianza”, detalla el Scuba. “De hecho, el descubrimiento de ésta a menudo resulta en una experiencia de trauma muy similar a un tsunami emocional”.

Búsqueda de ayuda para repararla

Esta sensación, que se manifiesta en cada individuo de diferente forma, debe tratarse cuando el shock llega a imposibilitar emocionalmente a la persona, que puede hasta llegar a caer en un grado profundo de despecho o depresión.

“La ciencia nos dice que, a aparte de esas personas que por naturaleza nacieron para ser infieles, en todo caso de infidelidad la culpa recae muy equitativamente en un 50% en cada una de las partes de la parejas”, explica  Delicio.

Es por ello, que las parejas cuyos casos se generan por problemas reparables buscan la ayuda de los terapistas, para corregirlos  y seguir adelante con la relación.

Y es que en los casos reparables, la infidelidad se da porque “una de las partes descuida las necesidades del otro”.  Un ejemplo de ello es el caso de la esposa que todo el día se la pasa sola en la casa, al cuidado de los hijos y realizando los quehaceres del hogar, y cuando llega el marido del trabajo, ella le pide atención y éste no se la da.

“Entonces, ¿qué pasa?  Que existe el gran riesgo que la esposa se enamore de cualquier persona que le endulce el oído y sí le preste atención”, resalta Delicio.

Consejos para superarla

Para que se dé una verdadera curación  de las heridas que deja la infidelidad en la relación, el Dr. Scuba (quiene es uno de los miembros selectos del grupo de profesionales clínicos de la  The National Registry of Marriage Friendly Therapists) dice que los dos integrante de la pareja deben darle la cara  a todos los factores complejos que conllevó a ésta.

“Es vital que ambos socios [de la relación] aborden abiertamente tanto la infidelidad así como los otros conflictos que tienen en la relación”, especifica. “El fracaso para hacer frente a los problemas y curar el dolor de la ruptura de la relación pone a riesgo, ya sea, el caso de una desconexión emocional o la eventual disolución de la relación”.

Y si el caso de la infidelidad terminó definitivamente en el rompimiento de la relación, la Dr Delicios aconseja:

  • Buscar ayuda profesional si el dolor se está transformando en depresión
  • No quedarse centrada o centrado en el dolor de la pérdida después de evaluar las causas y los culpables
  • Buscar un nuevo grupo de amigos y actividades que ayuden en el proceso del duelo (ya que la separación o el divorcio es una perdida) y la sanación
  • Realizar actividades que incrementen el autoestima
  • Leer libros de ayuda que se han escrito específicamente para los casos de cómo superar la infidelidad.