Cómo el sindicato y CPS frenaron la huelga de maestros en Chicago

Un trato tentativo entre el Sindicato y CPS, en el que se usarían fondos TIF para el financiamiento escolar, permitió que las clases continuaran sin paro, pero el acuerdo aún debe ser ratificado por los docentes y no está del todo claro de dónde se generarán los recursos para implementarlo
Cómo el sindicato y CPS frenaron la huelga de maestros en Chicago
No hubo huelga de maestros de CPS el pasado 11 de octubre en Chicago, luego de que el Sindicato y las autoridades lograronun acuerdo. En abril pasado sí se realizó una huelga de un día.
Foto: Getty Images

Unos 380,000 estudiantes de las Escuelas Públicas de Chicago pudieron asistir esta semana a las aulas con normalidad luego de que el Sindicato de Maestros de Chicago (CTU) y funcionarios de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) llegaron a un acuerdo tentativo de contrato antes de la fecha límite para irse a huelga, pactada para el martes 11 de octubre.

El pasado lunes 10 de octubre, tras casi 12 horas de negociación, líderes del CTU  y de la Junta de Educación de Chicago llegaron a un acuerdo tentativo de contrato de cuatro años de duración. Sin embargo, aún falta que dicho acuerdo de contrato sea aprobado por la Cámara de Delegados del CTU -que tiene dar una recomendación- y sometido a votación a los miembros del sindicato, proceso que podría tomar varios días.

Karen Lewis, presidenta del CTU, dijo en conferencia de prensa que el Sindicato está muy contento de haber llegado al acuerdo tentativo aunque reconoció que no es un acuerdo perfecto  y que no fue fácil alcanzarlo.

El CEO de CPS Forrest Claypool dijo que “las negociaciones del fin de semana largo habían desarrollado altos niveles de confianza en la mesa, entre CPS y el equipo de negociación del Sindicato”.

Pero lo que hasta el momento no está claro es cómo la Junta de Educación de Chicago  financiará todo el acuerdo de contrato al que ha llegado con CTU.

Para María Moreno, secretaría de finanzas del CTU, el contrato no va resolver todos los problemas que hay en las escuelas: “Me refiero a que se hicieron muchos recortes en los pasados años que han afectado mucho a nuestras escuelas, por eso digo que este contrato no es perfecto, por eso vamos a tener que seguir luchando para que los que están en posición de gobernar tomen decisiones que cambien de dónde viene el dinero para que podamos tener escuelas de alta calidad en la ciudad”.

Los maestros han estado trabajando sin contrato desde junio de 2015.

CTU indicó a través de un comunicado que estaba presionando por “seguridad en el empleo, que no haya recortes de remuneración y prestaciones, niveles adecuados de personal, recursos para los estudiantes y un monto adicional de $500 por alumno o $ 200 millones en nuevos ingresos para las escuelas”.

Actualmente los miembros de CTU mantienen el beneficio de pensión del 7% pagado por el distrito. Sin embargo, los nuevos empleados contratados no recibirán ese beneficio.

Este acuerdo tentativo de contrato surge seis meses después de realizarse un paro de un sola el día ante la falta de financiación para las Escuelas Públicas de Chicago y para presionar para lograr un contrato, el pasado 1 de abril.

Y en 2012, durante el primer periodo del alcalde de Chicago Rahm Emanuel, miembros del CTU realizaron una huelga de nueve días para exigir, entre otras cosas, aumentos  salariales y mejoras laborales.

CPS es el tercer distrito escolar más grande de Estados Unidos con al menos 380,000 estudiantes. CTU tiene unos 30,000 maestros y personal de apoyo educativo afiliados.

Fondos TIF

Merced Alday, madre de una estudiante de séptimo grado de la escuela primaria Alessandro Volta Elementary  School, recibió con beneplácito la noticia de que su hija Alexandra Moreno, de 12 años, seguirá acudiendo a clases.  “Estaba preocupada porque no sabía cuánto tiempo iba durar la huelga”, dice. Alday siempre ha apoyado la lucha de los maestros y comenta que de concretarse el contrato de los maestros “los alumnos no van a perder clases y van a estar más enfocados en sus estudios”.

En parte de su discurso sobre el plan de presupuesto de la Ciudad para 2017, el alcalde Emanuel se refirió a la utilización de fondos TIF para dar más apoyo a las Escuelas Públicas de Chicago.

Carlos Ramírez Rosa, concejal del Distrito 35, dijo que se llegó al acuerdo con CTU después de que Emanuel “finalmente decidió usar dinero que se encuentra en los fondos TIF para ayudar a nuestras escuelas públicas”.

“Hay que regresar a Springfield para pedir que el gobierno estatal cambie la fórmula y el sistema con el que da el dinero estatal a las Escuelas Públicas en Illinois, porque nuestras Escuelas Públicas de Chicago tienen el 20% de todos los estudiantes en el estado de Illinois pero no recibimos el 20% de los dólares estatales que van a la educación pública”, destacó.

Según el comisionado del Condado de Cook Jesús ‘Chuy’ García, este acuerdo tentativo entre CPS y CTU es un paso positivo para maestros y estudiantes. “Los maestros tenían preocupaciones y había oposición fuerte a la oferta que hizo el distrito escolar, CTU presionó para que cambiará esa situación. Esto es un paso positivo para maestros y estudiantes. El alcalde Emanuel no puede sobrevivir otra crisis que sería otra huelga..  se encuentra muy vulnerable con la situación actual, por la ola de violencia y abuso policiaco que atraviesa Chicago y esto iba a ponerlo en una crisis más aguda y más severa. Creo que eso influyó a que se llegara a un acuerdo”, mencionó ‘Chuy’.

“Lo que no sabemos todavía, porque no existe suficiente transparencia, es qué otros compromisos se acordaron para evitar la huelga y de dónde se van a generar los recursos para cumplir con el acuerdo de contrato”, dijo.