Atletas latinos empiezan el 2017 con agua fría

Triatletas y maratonistas cumplen la tradición del meterse al Lago Michigan el 1 de enero a las 12 del día en la playa North en Chicago
Atletas latinos empiezan el 2017 con agua fría
Foto: Javier Quiroz / La Raza

Se despojaron de sus ropas, gritaron “¡Feliz Año!” y a las 12 en punto del 1 de enero entraron corriendo al agua.

Algunos fueron primerizos, como el triatleta José Varela, que quedó tan satisfecho que lo repetirá en 2018 y además aprovechó para pedir por sus deseos.

“Solo pido salud y la capacidad de hacer cosas locas”, dijo en términos deportivos.

“Hay que empujar el cuerpo para ver tu límite”, agregó el veterano triatleta de IronMan.

Varela fue motivado por la maratonista puertorriqueña María Suner-Kasher, también primeriza.

“Fue mi idea y es mi primera vez”, respondió la boricua que regresará en 2018 porque “la vida se vive una sola vez nada más y hay que gozársela a lo máximo”. Ella recomendó a todos que lo hagan.

Considerada la madrina de esta tradición anual, la señora Blanca Guerra, de 73 años, lleva 12 baños helados buscando salud y buena fortuna.

“Aquí en el lago esa agua rejuvenece, da mucha energía”, sostuvo la jerarca de la familia Guerra-Ochoa, que disfrutó tanto del momento que se metió dos veces al lago.

Y aprovechando la entrevista, doña Blanca pidió por paz en el mundo “y cariño entre todas las familias para que se lleven bien”.

Esteban Corona Guerra acudió como cada uno de enero y por octava ocasión a festejar que fue aceptado para el Maratón de Chicago el próximo octubre.

“Invito a los que quieran y puedan venir aquí, el otro año los esperamos”, dijo Esteban.

A diferencia de fechas anteriores, el pasado 1 de enero fue un día cálido, soleado, sin nieve, 34ºF y poco hielo en la playa North.