La parte que más atrae a las mujeres del cuerpo masculino es…

Echa a volar tu imaginación
La parte que más atrae a las mujeres del cuerpo masculino es…

Definitivamente, el 2017 será el año de los abdominales, según las tendencias que analiza Pinterest en base al trending topic de los últimos tres meses. Esta red social dedicada a compartir imágenes de cosas bellas detectó que en 2016 aumentó un 2000% las búsquedas de ejercicios, rutinas y recetas para conseguir el vientre plano y duro.

Y les creo totalmente, porque las redes de citas están plagadas de seres humanos (porque lo son, aunque por momentos uno duda) posando sin respirar con tal de lucir el mejor perfil de ese vientre estilo plancha de ravioles, que tanto sudor costó.

Hombres y mujeres se esmeran en mostrar por las redes el resultado del esfuerzo, lo que está visto y probado que rinde a la hora de cosechar likes. Sin embargo lo que a las mujeres heterosexuales más le gusta del cuerpo masculino no es la panza a cuadritos sino los brazos, los “tubos” trabajados a lo estibador portuario.

Un estudio realizado entre más de 2,000 usuarios del portal de fitness Fitrated.com sobre los tipos físicos más atractivos, confirma que el modelo musculoso moderado triunfa en las fantasías femeninas, aunque ya no se trata de aquel señor desproporcionado sino tonificado en su punto justo. Mientras algunas hacen foco con las piernas, el trasero, el vientre y las manos, los bíceps, muchachos, son el hit de los atributos eróticos.

Foto: La Nación

Para llegar a estas conclusiones los autores del trabajo establecieron cuatro morfologías corporales, bien diferenciadas: normal, musculoso, delgado, curvilíneo, y otros. Así fue como al analizar las respuestas concluyeron que el 41.7 % de las mujeres heterosexuales consultadas reconoce que prefiere un cuerpo normal, y sólo el 35.8 % cae rendida por la dictadura de la apariencia, pero así sea un fofisano con barriga de cerveza y aliento a maní, ha de tener brazos sólidos para abrazar como se debe en las noches de invierno.

A los hombres, según el estudio, les gustan las chicas “normales”, ni tan flacas ni tan rellenitas, una buena noticia pues en esa media cabemos la mayoría de las mujeres del planeta. El 48% de los heterosexuales encuestados dice adorar las curvilíneas, el 24.1 % prefiere las formas equilibradas, al 22.4 % les van las flacuchas y sólo el 3.8 % siente atracción por las esculpidas. A los que eligen las curvies les atraen los pechos turgentes, mientras que a los hombres que prefieren a las delgadas les llama la atención las sentaderas.

Banalidades, todas. Si hemos entendido que no somos el cuerpo que nos tocó en suerte, nos dará igual un trasero chico o redondo, un bíceps fofo o de piedra. Igual vienen bien los abdominales para, entre otros beneficios, aliviar los dolores de la espalda baja y mejorar la postura.