Nuevas directrices de Trump pasan por alto hablar sobre el futuro de DACA

Entre los nuevos lineamientos se acelerarán las deportaciones y se ordena la contratación de hasta 15,000 nuevos agentes
Nuevas directrices de Trump pasan por alto hablar sobre el futuro de DACA

El Gobierno de Donald Trump estableció este martes las nuevas directrices de control migratorio, con una expansión masiva de la capacidad de deportaciones, pero de la que quedan en suspenso qué pasará con el programa para “dreamers” beneficiados con el Programa de Acción Diferida (DACA).

En el documento del Departamento de Seguridad Nacional se especifica que estos jóvenes indocumentados “no” se verán afectados por las nueves órdenes de la agencia federal, sin embargo esta no es una medida definitiva.

El Programa de Acción Diferida (DACA), impulsado por el Gobierno de Barack Obama en 2012, ha permitido frenar la deportación de 750,000 “soñadores”.

Pese a prometer durante la campaña electoral que iba a derogar este programa, la pasada semana Trump reconoció en rueda de prensa que “es uno de los temas más difíciles” con los que se enfrenta y aseguró que lo encarará “con corazón”.

Este programa permitía a los jóvenes frenar su deportación, obtener un permiso de trabajo y una licencia de conducir, aunque establecía que para seguir gozando de estos beneficios los jóvenes debían renovar el permiso cada dos años.

“La situación del DACA es muy dura porque amo a esos chicos, algunos de esos son totalmente increíbles (…). Tengo hijos y nietos”, subrayó ante los periodistas.

De este modo, el programa consigue, por el momento,  mantenerse al margen del agresivo plan de refuerzo de control migratorio y aceleración de deportaciones de inmigrantes indocumentados ratificado hoy por el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly.

Entre las nuevas directrices figuran la contratación de hasta 15,000 nuevos agentes y acelerar los procesos legales para la deportación de inmigrantes indocumentados.