Estado de niñas hospitalizadas en Guatemala es muy grave

Al menos 31 niñas han fallecido por incendio en centro de menores, 9 de ellas en las últimas horas
Estado de niñas hospitalizadas en Guatemala es muy grave

CIUDAD DE GUATEMALA — La mayoría de las más de 20 niñas, de entre 12 y 17 años, que permanecen hospitalizadas en Guatemala tras un incendio en un centro de menores están en estado grave y su mortalidad es alta, dijo el director del Hospital Roosevelt, Carlos Soto.

Al menos 31 niñas han fallecido, 9 de ellas en las últimas horas, y 23 están ingresadas en dos hospitales con quemaduras de hasta cuarto grado, tras el incendio registrado el miércoles en el Hogar Virgen de la Asunción cuando protestaban por supuestos abusos sexuales y físicos que sufrían, de acuerdo a las primeras versiones del suceso.

centro menores guatemala
Agentes hace guardía en el centro de menores en Guatemalas.

En una conferencia de prensa este jueves, Soto reconoció que las quemaduras que presentan las heridas, tanto en el cuerpo como en las vías respiratorias, las sitúan en una gravedad “extrema” que va aumentando conformen pasan las horas.

“La mortalidad es de un 80 %”, reconoció Soto.

En el Hospital Roosevelt, ubicado en la capital, fueron ingresadas 22 niñas, 4 fallecieron, otras tantas fueron dadas de alta y 14 permanecen hospitalizadas, de las cuáles tres están estables y 11 están bajo ventilación.

Juan Antonio Villeda, el director de San Juan de Dios, el otro nosocomio donde hay heridas, dijo que allí ingresaron 17 niñas, de las que ocho fallecieron y las restantes permanecen en estado de gravedad, 3 en cuidados en intensivos, 1 en cuidado coronario y 5 en la unida de quemados.

Los dos doctores reconocieron que la situación de las jóvenes, que tienen entre los 12 y 17 años y algunas aún están sin identificar, es grave, y la mortalidad “alta”, sobre todo porque algunas de ellas tienen problemas para respirar.

Según las primeras pesquisas, el fuego fue originado por ellas mismas el miércoles en unos colchones del Hogar Virgen de la Asunción, en el municipio capitalino de San José Pinula.

Las menores heridas y fallecidas intentaban protestar por los supuestos abusos sexuales y físicos que sufren en el hogar, concretamente este miércoles, cuando se celebraba el Día Internacional de la Mujer.

Un joven del centro, Daniel, contó el miércoles a la prensa que las chicas estaban encerradas bajo llave en un aula y denunció que las autoridades habían tardado mucho en reaccionar.

La casa hogar de menores ha estado envuelto en polémica desde el año pasado. Al menos 47 jóvenes se fugaron entonces, lo que llevó a la Secretaría de la Presidencia encargada de la guardia y custodia a destituir en su momento al director.

En el refugio, ubicado en el municipio capitalino de San José Pinula, hay internados 748 menores de ambos sexos, aunque su capacidad es de 400, y entre ellos además de pequeños huérfanos o víctimas de violencia también están recluidos algunos acusados de pertenecer a pandillas o de delitos criminales, según denunciaron los familiares.

Ante esta tragedia el Gobierno destituyó al director, decretó tres días de luto y reconoció que la tragedia se pudo haber evitado, aunque responsabilizó de ello a las autoridades judiciales por no autorizar el traslado de los menores más problemáticos a otros centros