Protestan por la ocupación de una panadería de Caracas

El gobierno exige que el 90% de la haria se destine a la producción de pan regulado, en lugar de usarse en panes, o pasteles dulces
Protestan por la ocupación de una panadería de Caracas

Caracas – Decenas de venezolanos protestaron para rechazar la ocupación de una panadería en el centro de Caracas, en el marco de los operativos del Gobierno de Nicolás Maduro para controlar la venta de pan regulado, que comenzó hace menos de una semana.

El grupo de manifestantes se concentró en horas de la noche frente a las puertas de una panadería tomada por la Superintendencia de Precios Justos el pasado jueves en el centro de la capital venezolana, y alzaron consignas y golpearon cacerolas en protesta por las acciones del Ejecutivo de Maduro.

Desde el pasado día 14, más de 2,000 funcionarios venezolanos se desplegaron por las centenas de panaderías de la ciudad para supervisar estos establecimientos y verificar la venta y producción de productos, luego de que Maduro aseguró que los panaderos están detrás de “la guerra del pan”.

Solo en Caracas se han cerrado al menos cuatro panaderías durante estos operativos.

Tras la ocupación, los locales han pasado a manos de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), que operan de ahí en adelante el funcionamiento de las panaderías.

“El pueblo de pie en la Av. Baralt contra las Expropiaciones y por su derecho a comer lo que quiera y donde quiera”, escribió el presidente del Parlamento venezolano, el opositor Julio Borges, en la red social Twitter junto a un video de la protesta.

“Basta ya de que el hamponato madurista siga robándole a la gente su esfuerzo y trabajo de años! A esta hora protesta en la Baralt porque pretenden robar la panadería!”, indicó por su parte el excandidato presidencial opositor Henrique Capriles.

El Gobierno venezolano, que tiene el monopolio de la venta de la harina de panadería, exige que el 90 % de su uso se destine a la producción de pan regulado, en lugar de usarse en panes, o pasteles dulces vendidos sin regulación y con mayores márgenes de ganancia para el productor.

La Federación Venezolana de Industriales de la Panificación y Afines (Fevipan) rechaza las acusaciones de la “guerra del pan”,y ha pedido un dialogo con el Gobierno para resolver los problemas de producción y distribución de la materia prima.