¿Por qué México pelea enjuiciar primero que EEUU al exgobernador Yarrington?

Es acusado de tener nexos con el grupo criminal de Los Zetas

Guía de Regalos

¿Por qué México pelea enjuiciar primero que EEUU al exgobernador Yarrington?

MÉXICO – El ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington (1995-2001) es reclamado por el gobierno de Estados Unidos para su extradición de Italia luego de su captura el pasado domingo en una hermosa plaza de la ciudad de Florencia donde huía de la justicia, sin embargo,  México anunció que también busca traer al país al acusado de diversos delitos para que pague por ellos.

El reclamo de México ha despertado algunas suspicacias, principalmente porque no hay confianza plena en la imparcialidad de la justicia y menos aún cuando se encuentra involucrado algún personaje de la política.

“El gobierno de México, particularmente al mando del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ha protegido a muchos gobernadores y políticos para evitar que se involucren unos a otros”, observó en analista Edgardo Buscaglia en entrevista radiofónica. “Por eso nunca ha atacado las finanzas del crimen organizado de manera seria y combatirlo de verdad”.

Pero más allá del futuro del proceso judicial, mientras en EEUU acusan a Yarrington de lavado y distribución de droga, fraude bancario y estructuras con dinero de procedencia ilícita por lo que alcanzaría la cadena perpetua, la lista mexicana incluye al menos seis acusaciones según una orden librada por el juzgado segundo de distrito de procesos penales federales, donde aún no se habla de años de cárcel.

Acusaciones:

  1. Entregar el territorio estatal a los cárteles del Golfo y los Zetas, dos de las organizaciones más violentas en la historia del país, para operar a sus anchas con el trasiego de drogas, tráfico de indocumentados, secuestros y extorsiones a cambio de beneficios personales para enriquecerse ilícitamente.
  2. Recibir sobornos de la empresa del constructor Fernando Cano Martínez, uno de los seis testigos protegidos en el caso en contra del ex gobernador cuyas declaraciones fueron filtradas a la prensa mexicana después de que el empresario se entregó para evitar ser asesinado por los Zetas, quienes lo acusaron de robar cinco millones de dólares.
  3. Mandar a matar al ex candidato a la gubernatura Egidio Cantú presuntamente por entrometerse y afectar los negocios de Yarrington y el narcotraficante Osiel Cárdenas Guillén.
  4. Adquirir junto con Canon Martínez diversas propiedades, ranchos y otros bienes como un avión Sabrelinier 60 con el desvío de dinero público de Tamaulipas a través de una red de testaferros.
  5. Usar el presupuesto de la Comisión Nacional de Aguas como una caja chica para pagar la nómina del cártel del Golfo.
  6. Permitir que los líderes Zeta Miguel y Omar Treviño Morales impusieran a sus candidatos en el alcaldía de Nuevo Laredo y Matamoros