Tropezón en el crecimiento de la economía de EEUU

El crecimiento del país en los tres primeros meses del año fue de un anémico 0.7%

Guía de Regalos

Tropezón en el crecimiento de la economía de EEUU
El consumo apenas ha subido un 0.3% en los primeros meses del año./Archivo

Los mercados bursátiles llevan meses al alza volatilizando récords y la confianza de los americanos se mantiene positiva pero la economía ha sufrido un tropezón.

La primera versión del pulso trimestral que toma a la economía el Estado revela que, con los datos preliminares que se tienen, concluye que el ritmo de crecimiento fue del 0.7%. Es un frenazo con respecto al trimestre inmediatamente anterior en el que se creció un 2.1%.

Los primeros meses del año siempre son algo más lentos que el resto del año y de hecho, los analistas habían ya previsto una bajada de la energía de la economía del país pero este es el momento más bajo desde el inicio de 2014.

El problema es que la confianza de los ciudadanos no se ha trasladado a sus bolsillos y el consumo, aunque positivo, apenas ha aumentado un 0.3%. Lejos de ser estelar, además ha estado lleno de luces y sombras y es el peor momento desde 2009 en este sentido. Las ventas de carros han caído así como los gastos en gas y calefacción (no por cuestiones económicas sino por las altas temperaturas). El consumo de bienes no duraderos subió y los servicios también. En el último trimestre de 2016 el consumo creció a un ritmo del 3.5%.

Los Gobiernos tampoco añadieron combustible al motor económico. Ni el federal, donde se ha notado una (probablemente temporal) caída en defensa, ni en los locales y estatales, algo que tiene un impacto directo en los ciudadanos. También en el lado de la resta, los inventarios de las empresas, una medida volatil que en este caso a ahondado el bache económico.

Mientras tanto, las empresas están invirtiendo y eso se terminará trasladando a la fortaleza de la economía.

Esta primera lectura de la evolución del PIB será revisada dos veces más con más datos en la mano y aunque no se esperan grandes cambios por parte de los economistas y el mercado, si que se considera que hay muchos factores temporales que posiblemente hagan olvidar este tropezón. Los economistas como Nariman  Behravesh, economista de IHS Markit, espera en el segundo trimestre un más sano ritmo de crecimiento del 3%.