Una familia apoyó con todo a Blue Demon Jr.

El Demonio Azul contó con un escaso pero valioso respaldo en el Cicero Stadium

Blue Demon toma una silla prestada a la familia Rojas para golpear a sus rivales. (Javier Quiroz / La Raza)
Blue Demon toma una silla prestada a la familia Rojas para golpear a sus rivales. (Javier Quiroz / La Raza)
Foto: Javier Quiroz / La Raza

Blue Demon Jr. vino y cumplió pese a la poca asistencia que se registró el Día del Padre en el Cicero Stadium. Pero la familia Rojas, que vino desde Addison, Illinois, estuvo sentada en la primera fila para apoyar al Demonio Azul en su triunfo contra los rudos.

Raúl Rojas y su esposa Juana, así como los niños Estephanie y Jorge, todos con camisetas y máscaras del luchador azul, se declararon fieles admiradores del heredero. “Somos fanáticos desde México con Blue Demon el padre, desde cuando veíamos sus películas”, manifestó la señora Juana, originaria de Guanajuato.

Y a la pregunta de qué tiene Blue Demon a diferencia del Santo, que es más famoso y quizás más querido, Juana Rojas no vaciló en responder: “El papá era más sencillo y popular”, aseguró la fanática de las luchas.

“No podíamos faltar, desde hace un mes ya sabíamos que teníamos que venir”, dijo Raúl Rojas, el papá de la familia que sigue a Blue Demon Jr. desde la Ciudad de México.

Al final de la lucha que ganó Blue Demon y su pareja Tritón, la familia Rojas se subió al ring y consiguió la anhelada foto familiar con su ídolo.

El evento del Día del Padre fue organizado por Promociones Chávez en el Cicero Stadium. La lucha estrella la encabezaron Blue Demon Jr. y Tritón, contra Utamaro y Canek Jr.

La mayoría de aficionados pagaron boletos en las gradas generales, pero Blue Demon Jr. los invitó a sentarse en asientos de primera fila que estaban desocupados. Este gesto fue agradecido por los fanáticos que se decantaron en favor del hijo de la leyenda azul.