Partido Demócrata promete volver a su base y no olvidar a los trabajadores

Charles Schumer, el senador demócrata por Nueva York, dijo en el programa ‘This Week with George Stephanopoulos’ que el Partido Demócrata haría una serie de anuncios de propuestas para restablecer su lugar como el “partido de la gente trabajadora”.

Hablando con Stephanopoulos, Schumer dijo: “No va a ser una cosa de izquierda ni de derecha. Va a estar totalmente enfocado en la gente trabajadora, quienes se dan cuenta, y creen correctamente, que el sistema esta ladeado contra ellos y no los está ayudando con todos los cambios. Cambios rápidos, económicos y sociales”.

Entre los problemas, a los que Stephanopoulos apuntó, figura el estancamiento de los salarios en los últimos 40 años. A lo que Schumer respondió que entre las propuestas que el Partido Demócrata anunciará está apoyar un salario mínimo de $15 la hora para todo el país y una propuesta de un billón (trillion en inglés) de dólares para renovar la infraestructura, lo que crearía muchos trabajos.

El plan en total, dijo Schumer, se llamara ‘A Better Deal’, una propuesta mejor en español.

Schumer también dijo que crearán una unidad especial para ir en contra de las compañías farmacéuticas que eleven los precios de sus medicinas sin causa alguna al punto de que la gente ya no las puede comprar.

Este cambio en posturas es un tácito reconocimiento de que tanto Donald Trump durante la campaña como también el candidato demócrata socialista Bernie Sanders les arrebataron el debate ante los sectores populares del país.

“Y la cosa número uno que hicimos mal es que nosotros no teníamos, nosotros no les dijimos a la gente lo que nosotros representábamos”, destacó Schumer.

¿Pero podrá el Partido Demócrata cambiar? Después de todo fue este mismo partido el que criminalizó a la comunidad afroamericana con condenas más severas en los años 90 y militarizó a la frontera sur con México. Entrevisté a dos líderes hispanos en la comunidad para pedirles una reacción.

“Los demócratas han abandonado a su base,” me dijo Carlos Arango, director de Casa Aztlán. “Además escogieron a la peor candidata”. Le pregunté a Arango si las luchas sociales de estos últimos años como Ocupa Wall Street y otras como Lucha por $15 han rebasado a los demócratas y dijo estar de acuerdo. “Si dieran los demócratas un giro a la izquierda otro gallo les cantara en las urnas. El Partido Demócrata hoy en día piensa igual que los republicanos, están cortados de la misma tijera y no quisieron bajo Obama arriesgar su capital político”.

Jorge Mujica, otro líder hispano, dijo no tener mucha fe en que los demócratas puedan cambiar.

“No estoy seguro de que el Partido Demócrata pueda cambiar en lo fundamental. Nació como partido en favor de la esclavitud, se lució como progresista en los años 1960, cuando la sociedad se movió contra la guerra de Vietnam (que se inició bajo los demócratas), y ahora ha vuelto al centro derecha”, preciso Mujica.

Y aunque se dice que el Partido Republicano es el partido de los negocios, Mujica, apuntó que el Partido Demócrata ya es igual y está “lleno de multimillonarios y corporaciones”.