Trump exige a Maduro liberar a Leopoldo López y Antonio Ledezma

El presidente de EEUU dijo que los líderes opositores son presos políticos y que fueron retenidos ilegalmente por el régimen

Guía de Regalos

Trump exige a Maduro liberar a Leopoldo López y Antonio Ledezma
Donal Trump, presidente de Estados Unidos

Tras condenar la reaprehesión de los opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma, el presidente de Estados Unidos Donald Trump responsabilizó del estado de salud de ambos políticos opositores a su homólogo venezolano Nicolás Maduro.

“Estados Unidos condena las acciones de la dictadura de Maduro. López y Ledezma son presos políticos retenidos ilegalmente por el régimen”, dijo en un comunicado Trump, al referirse personalmente por primera vez a Venezuela como “dictadura” después de que ya lo hiciera este lunes su Gobierno.

Estados Unidos hace responsable a Maduro -que anunció horas antes que actuaría contra su oposición- por la salud de López, Ledezma y de cualquier otro detenido. Reiteramos nuestro llamado a la liberación inmediata e incondicional de todos los presos políticos”, agregó Trump.

López y Ledezma, que cumplían arresto domiciliario desde hacía algunas semanas, fueron detenidos la pasada madrugada por planear “un plan de fuga“, según el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

López pasó más de tres años en la cárcel militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas, tras ser condenado a casi 14 años por la violencia desatada tras una marcha antigubernamental en 2014.

Ledezma, por su parte, fue detenido en febrero de 2015 acusado de conspiración y asociación para delinquir y tras dos meses en Ramo Verde pasó a arresto domiciliario por razones de salud.

La condena por estas detenciones llega después de que Washington sancionara este lunes a Maduro, a quien calificó de “dictador” por primera vez, con la congelación de los activos que pueda tener bajo jurisdicción estadounidense y la prohibición de transacciones financieras.

La decisión se produjo en respuesta a los comicios del domingo para elegir a los representantes de la Asamblea Nacional Constituyente, que Washington consideró una “farsa”.

Pese a definirlo como “dictador”, Estados Unidos sigue considerando legítimo al Gobierno de Nicolás Maduro y no se plantearía reconocer a un posible Ejecutivo paralelo formado por la oposición, dijo este martes a Efe el encargado de Suramérica en el Departamento de Estado, Michael Fitzpatrick.

La elección de la Asamblea Constituyente el pasado domingo en medio de protestas dejó 10 muertos, según la Fiscalía venezolana, y 14 según la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), con lo que la cifra de fallecidos asciende a 121 desde que el 1 de abril se iniciaron las manifestaciones a favor y en contra del Gobierno.