Mayweather y McGregor, de ‘peleoneros y bocones’ a ‘niños bien portados’

La conferencia de prensa previa a la pelea del 26 de agosto entre 'Money' y 'The Notorious' no dio mucho de qué hablar
Mayweather y McGregor, de ‘peleoneros y bocones’ a ‘niños bien portados’
Mayweather y McGregor se vieron las caras en la conferencia de prensa de este miércoles en Las Vegas. Ambos se enfrentarán en la T-Mobile Arena el 26 de agosto.

El invicto Floyd Mayweather y la estrella de UFC Conor McGregor abandonaron sus actos circenses el miércoles para tomar en serio su anticipado combate de este sábado en el T-Mobile Arena de Las Vegas en la última conferencia de prensa del evento.

Tras una hora de tardanza, ambos peleadores llegaron al salón de conferencia del hotel MGM Grand ante la espera de decenas de periodistas deportivos. Por primera vez, Mayweather se presentó con chaqueta y pantalones de vestir ante el público. McGregor, por su parte, no abandonó la tendencia de llegar engalanado. Los dos lucieron gafas de aviador.

Después de ser presentado por el presidente de la UFC Dana White, el irlandés tomó el micrófono primero, no sin antes mandar a callar a los fanáticos que lo abucheaban en el salón.

“Estoy feliz por como fue mi campamento. No veo que dure dos asaltos, estaré en la posición de acabarlo en un round“, expresó McGregor, sin dejar caer su vaticinio del combate.

Lo voy a acabar en su propio juego. Así de bueno soy. Voy a fastidiar a este tipo y me sentiré triste, porque se van a callar todos la boca y me debieron dejar en el octágono donde nos golpeamos de verdad“, agregó.

Mayweather, por su parte, decidió no hacer ataques directos contra su oponente debutante y dedicó su discurso para destacar su carrera de 21 años, con marca de 49-0. Incluso, tuvo palabras de elogio para Mcgregor.

“Estar en un deporte de combate, ya sea boxeo o artes marciales mixtas, tuve que tomar esto extremadamente en serio. He demostrado lo que puedo hacer, lo que puedo recibir. El 49-0 no se logró de la noche a la mañana. Conor ha tenido una buena carrera, le queda una buena carrera y es un gran peleador. El es igual que yo. Podemos hablar mucho pero al final de trata de nuestras destrezas. El es el mejor en lo que hace y yo soy el mejor en lo que hago. Me han dado con todo y sigo aquí. Se llama inteligencia, se llama ser paciente. Canelo tuvo bombas. Pacquiao tuvo bombas. No será fácil, Conor. Ellos serán peleadores de Salón de la fama. Si vas a dar, tienes que estar dispuesto a recibir“, expresó el excampeón de cinco divisiones distintas.

El Consejo Mundial de Boxeo (CMB) le entregará al ganador el cinturón denominado ‘Money Belt’, hecho con cuero de cocodrilo, y que incluye un sinnúmero de diamantes y zafiros.

El martes, un público para uno de los últimos actos promocionales fue reducido y no muy extrovertido, especialmente después de esperar una o dos horas bajo un intenso calor para ver a los peleadores. No había nadie formado en las tres taquillas del T-Mobile Arena, en donde aún están disponibles varios boletos de alto precio.

La mayor parte del salario de ambos peleadores vendrá de las ventas del pago por ver en la TV, y los primeros indicios revelan que podría romper todos los récords. Tan solo en Estados Unidos podría haber más de 50 millones de televidentes, y varios millones más alrededor del mundo.

Los estimados varían, pero Mayweather podría embolsarse 200 millones de dólares y McGregor otros 100 millones.

La promoción ha sido muy parecida a un acto circense, pero ambos peleadores dijeron que están enfocados en brindar un explosivo espectáculo la noche de la pelea.