Chile se negó a pagar la cláusula de Miguel “Piojo” Herrera ¿Habrá arrepentimiento?

La Roja no quiso pagar los cinco millones de dólares por el ahora técnico del América, antes de que llegara Juan Antonio Pizzi
Chile se negó a pagar la cláusula de Miguel “Piojo” Herrera ¿Habrá arrepentimiento?
La selección de Chile ya tenía amarrado a Miguel Herrera

CIUDAD DE MÉXICO 11-Oct-2017 .- Y todo por unas monedas…

Antes de apostar su destino a Juan Antonio Pizzi, la Selección de Chile tenía prácticamente amarrado a Miguel Herrera, quien entonces dirigía a los Xoloitzcuintles de Tijuana.

CANCHA tiene conocimiento de que ya cuando ambas partes habían llegado a un acuerdo, La Roja no quiso pagar los cinco millones de dólares de la cláusula de rescisión del “Piojo”.

Lo contrastante es que tan sólo por clasificar al Mundial hay una bolsa garantizada de 2 millones de dólares y el premio de la FIFA en caso de ganar el título rondará los 50 millones de billetes verdes, sin contar los ingresos por publicidad.

El estilo ofensivo que caracterizó al Tricolor en la etapa de Herrera no pasó desapercibido en el entorno chileno, como tampoco su personalidad, idónea en un equipo plagado de figuras, comenzando por el tan talentoso como polémico Arturo Vidal.

Hoy en Chile uno de los debates se centra en las revelaciones de la esposa del portero Claudio Bravo, quien denunció la falta de profesionalismo de algunos futbolistas que preferían la vida nocturna y el alcohol antes que los entrenamientos.

La Roja necesitaba un técnico con el que perdurará la filosofía que hace años implantó Marcelo Bielsa y que Jorge Sampaoli llevó a su punto más alto, y sin duda el “Piojo” Herrera entraba en el perfil, más porque ya tenía experiencia mundialista y había dejado al Tricolor por un exabrupto extrafutbolístico y no por los resultados.

Los dirigentes chilenos estaban conscientes de que si querían al mexicano debían saldar la cláusula de rescisión, pero enfocaron sus esfuerzos en convencerlo antes de analizar el tema económico, por lo que al final se retractaron y eligieron a Pizzi, que dirigía al León.

Es una incógnita el resultado en caso de contratar a Herrera, pero probablemente más de uno reflexione sobre el tema.

El tiro por la culata

Al ganar una apelación ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), Chile se metió el más grande autogol de su historia.

El bicampeón de América ganó puntos en la mesa, pero perdió en la tabla porque de no haberse aferrado a esa posibilidad habría garantizado la Repesca mundialista, a costa de Paraguay y Perú.

En la séptima y octava jornada, Bolivia empató contra Chile y derrotó a Perú, pero cedió los tres puntos luego de que el TAS determinara alineación indebida.

Argentina apeló la determinación, pero La Roja mostró el músculo para que la decisión no cambiara.
De manera paradójica, si el fallo del TAS hubiera desfavorecido a los chilenos, estos habrían superado por diferencia de goles a los paraguayos y por un punto a los peruanos, los verdaderos ganadores de “la victoria” de Chile en la mesa.