Miguel Cotto: “Decir adiós en Nueva York es especial”

El boricua presentó su pelea contra Sadam Ali del 2 de diciembre
Miguel Cotto: “Decir adiós en Nueva York es especial”
Miguel Cotton en la presentación contra. Cortesía GBP

En una sobria reunión con los medios llevada a cabo en el Madison Square Garden, la compañía Golden Boy Promotions oficializó ante el público la pelea de despedida de Miguel Cotto frente a Sadam Ali pactada para el 2 de diciembre.

“Estamos aquí para anunciar la pelea despedida de un gran campeón como lo es Miguel Cotto”, empezó diciendo Oscar de la Hoya. “Es un privilegio llevar a cabo esta reunión para tener en esta gran casa del boxeo en su último combate a un futuro Salón de la Fama del Boxeo”, añadió.

Miguel Cotto dejará atrás 16 años en el boxeo a la paga en los que ganó seis títulos mundiales y llegó a ser el primer puertorriqueño en ganar cuatro títulos mundiales en diferentes categorías.

“Hay un momento en el que piensas que es la hora de parar”, dijo Cotto.

Miguel Cotton en la presentación contra. Cortesía GBP

Siempre hay una motivación superior que empuja más al retiro…

“En mi caso la familia… son muchos años perdiendo tiempo para estar con mis hijos… yo sé que no les puedó devolver ese tiempo, pero estaré cerca para que tengan a su padre como yo tuve a mi padre diciéndome cómo seguir en la vida”.

Subrayó el oriundo de Caguas la importancia de decirle adiós al boxeo en un lugar de tanta nombradía como el Madison Square Garden.

Para un país como Puerto Rico de gran tradición boxística Cotto se ha sumado a varias leyendas como Alfredo Escalera, Wilfredo Gómez, Tito Trinidad entre otros que llenaron de gloria a la Isla del Encanto.

Cotto a sus 36 años es vigente campeón mundial de los superwelters versión OMB, pero además fue monarca de los pesos medianos, de los welters y en su primera conquista de los werlter juniors.

¿A la hora de elegir el lugar le pediste a GBP, que fuera en NY y en el Garden?

“La verdad es que Oscar (De la Hoya) y Erik (Gómez] tan pronto terminamos mi anterior combate siempre pensaron que esa última pelea fuera en Garden… Encontraron el rival y así mismo va a ser”.

¿Por qué es tan especial decir adiós en el Garden?

“Es muy especial porque aquí yo hice mis mejores peleas y gané varios títulos mundiales. Aquí viví momentos grandes y muy especiales”.

Rescata Cotto el apoyo de siempre de sus connacionales boricuas y la motivación de pelear siempre en medio de la música, el calor y la bandera de Puerto Rico.

Involucrado en el proyecto de sacar adelante su compañía “Miguel Cotto Promotions” que cubre varios frentes incluido, por supuesto el boxeo, el ídolo boricua sabe que estará ocupado todos los días.

“Hay un grupo de chicos… aunque ya no tan chicos que están haciendo carrera en el boxeo y vamos a seguir apoyándolos con mi compañía”, reafirma.

¿Hay nostalgia o algo de tristeza cuando estás presentando tu última función?

“No, porque me voy feliz con la carrera que hice y con lo que logré para Puerto Rico y para mi familia en el boxeo. La expectativa de estar con mi familia es de un futuro alegre y de una época maravillosa”.

Acompañado por su entrenador Freddie Roach el multicampeón boricua ratificó que continuará su preparación en el Gimnasio Wild Card de Los Angeles y recién en la última semana previa al combate estarán de regreso a Nueva York para ultimar trámites de la etapa final de promoción.

La cartelera se verá através de HBO, el sábado 2 de diciembre a partir de la 10:00 pm tiempo del Este.

“Es mi gran oportunidad”

Sadam Ali el rival de Miguel Cotto es nacido y reside en Brooklyn por lo que de cara al combate del 2 de diciembre reclama estar en su patio y pelear de local.

“Gracias a Dios por esta oportunidad… Estoy feliz de enfrentar a una leyenda como Miguel Cotto”, dijo el joven de 28 años quien luce con leve ventaja en estatura sobre el boricua.

Con marca 25-1 y 14 nocauts, Ali expresó un gran respeto por su rival, pero dejó claro que no quiere ser un convidado de piedra. “Cotto es un grande pero yo soy un peleador inteligente y rápido… Para mi no es la despedida de Cotto sino la más grande oportunidad de mi carrera y para eso voy a estar listo”, agregó el boxeador que tiene en su récord haber sido boxeador de ciclo olímpico en Estados Unidos.

La única derrota de Ali aconteció frente a Jessie Vargas el talentoso mexicoamericano que ya fue campeón mundial en los pesos welter.

“Aprendí de mi derrota ante [Jessie) Vargas y después de eso ya pasé la pٞágina obtuvé tres victorias”, concluyó