Demócratas denuncian plan tributario republicano antes de su difusión formal

Los republicanos están a punto de develar su plan para más obsequios tributarios para gigantes corporaciones y multimillonarios

Los beneficios para pocos.

Los beneficios para pocos. Crédito: EFE

WASHINGTON –  Líderes demócratas de ambas cámaras del Congreso intentaron este miércoles echar tierra al plan tributario de los republicanos en víspera de su difusión formal, argumentando que éste es un “obsequio” para los multimillonarios y las grandes corporaciones.

Los republicanos de la Cámara de Representantes postergaron de hoy hasta previsiblemente mañana la divulgación de su esperado plan para una reforma tributaria que, a su juicio, potenciará la creación de más y mejores empleos en EEUU.

Acompañados de activistas de grupos progresistas, decenas de demócratas se agolparon en las escalinatas del Capitolio para replicar, con fuerte dosis de populismo, que el plan beneficiará a los ricos, en detrimento de las familias trabajadoras.

https://www.facebook.com/CREDO/videos/10156819989705968/

“Esta es una emergencia. Los republicanos están a punto de develar su plan para más obsequios tributarios para gigantes corporaciones y multimillonarios. Este plan tributario demuestra para quienes trabajan realmente los republicanos”, dijo la senadora demócrata por Massachusetts, Elizabeth Warren.

“Ellos trabajan para sus donantes multimillonarios y las gigantes corporaciones. Y nosotros estamos acá para mostrar que trabajamos para la gente que trabaja duro en todo el país”, afirmó Warren, quien arengó a la multitud a que respondiera con el grito de “no a los obsequios corporativos”.

Por su parte, el senador independiente de Vermont y precandidato presidencial demócrata, Bernie Sanders, dijo que la reforma tributaria está pensada para millonarios como los hermanos Koch, que compran votos con sus millonarias donaciones, y será “un desastre para las familias trabajadoras de EEUU”.

Para financiar los recortes de impuestos, el plan necesariamente tendrá que recortar un billón de dólares al Medicaid, afectando la cobertura médica de millones de pobres, más de $400,000 millones a Medicare, y recortes masivos en programas de nutrición y de becas para estudiantes universitarios, advirtió Sanders.

Según Sanders, el plan eliminará los impuestos sobre las herencias –algo que beneficia a multimillonarios- y ofrecerá recortes tributarios “por millones” incluso para la familia del presidente Donald Trump.

La congresista demócrata Maxine Waters, urgió a los votantes a presionar para que los millonarios no reciban “ni un centavo más” en recortes tributarios, y se ponga freno al “timo” que promueven los republicanos.

“El pueblo estadounidense está observando quiénes somos. Con estos republicanos, está en su ADN darle recortes de impuestos a los ricos“, dijo la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, haciéndose eco del mensaje que reiteraron durante más de una hora otros miembros de su bancada.

Arma electoral para 2018

La esperanza de los demócratas es que la reforma tributaria ayude a galvanizar a su base como ocurrió con la batalla en contra de la anulación de Obamacare.

En el otro polo ideológico, los republicanos piensan continuar remachando el mensaje de que el plan dará un alivio tanto a los consumidores como a los negocios, porque dejará más dinero en sus bolsillos lo que, a su vez, incentivará el crecimiento económico.

La supuesta “filtración de la riqueza” de las capas más altas a las más bajas de la sociedad, un fenómeno conocido en inglés como “trickle-down economics” es la mantra que han usado los republicanos durante décadas pero, según sus detractores, no funciona porque el impacto de los recortes es muy mínimo.

Y es el mismo mensaje que pulirán para los comicios legislativos de 2018, utilizando la oposición demócrata como arma arrojadiza, especialmente contra senadores demócratas que se presentarán a la reelección en estados como California, Missouri, Nueva York, Montana y Dakota del Norte.

La protesta, que incluyó una enorme marioneta con la figura de Trump, estuvo organizada por la campaña “Ni Un Centavo”, que exige una reforma tributaria que fortalezca la economía y beneficie a las clases media y trabajadora.

También contó con el respaldo de otras organizaciones de corte progresista, como Tax March, MoveOn.org, Public Citizen, Millonarios Patrióticos, el Fondo de Acción del Centro para el Progreso Estadounidense y la federación sindical AFL-CIO, entre otras.

En esta nota

Congreso Demócratas EEUU impuestos programas sociales Reforma tributaria republicano

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain