Rosselló pidió al Congreso $94,400 millones para reconstruir Puerto Rico

Rosselló entregó al Congreso un informe de 12 páginas sobre las necesidades de reconstrucción en Puerto Rico
Rosselló pidió al Congreso $94,400 millones para reconstruir Puerto Rico
Reconstruirá Puerto Rico

WASHINGTON- El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, pidió este lunes al Congreso poco más de $94,000 millones para las tareas de reconstrucción de la isla, además de que ésta sea incluida en la reforma tributaria que debaten los legisladores.

“Esta va a ser la recuperación más transparente en la historia de EEUU”, afirmó Rosselló durante una rueda de prensa en Washington, al describir la catástrofe en Puerto Rico y sus enormes desafíos tras el paso del huracán “María”, que según dijo en una carta a los legisladores “no tienen precedente histórico”.

Rosselló consideró que el gobierno de EEUU tiene ahora la oportunidad de demostrar que “va a tratar igual a sus ciudadanos estadounidenses” en la isla.

Por su parte, la comisionada residente de Puerto Rico en el Congreso, Jenniffer González, vaticinó que, si los fondos no son aprobados en una sola tanda, éstos podrían ser repartidos en sendos proyectos de ley sujetos a votación antes de fin de año.

Según un documento de 12 páginas que acompaña una carta al Congreso, el monto solicitado equivale aproximadamente a los cuantiosos daños que dejaron a su paso los huracanes “Irma” y “María” en toda la infraestructura de la isla este verano.

De acuerdo con la solicitud de fondos, el huracán “María” ocasionó la pérdida parcial o total de más de 472,000 unidades de vivienda , además de otros daños al tendido eléctrico, el 80% de los cultivos agricolas, los servicios sociales, las telecomunicaciones, los puertos, y el desarrollo económico en general.

Según Rosselló, de ese total, $46,000 millones serían destinados para la reconstrucción del sector de vivienda y la viabilidad económica, $30,000 millones para la infraestructura, y unos $17,900 millones para el tendido eléctrico. 

Al hacer un repaso de las labores de recuperación en la isla, Rosselló precisó que las autoridades han logrado restablecer el servicio de agua potable para el 90,6% de la población.

Sin embargo, su informe señaló que cerca del 60% de los residentes sigue sin luz  eléctrica desde que el huracán “María” tocó tierra el pasado 20 de septiembre, y restablecer el tendido eléctrico es de máxima prioridad para prevenir más daños a los sectores de salud y empresarial, enfatizó.

Rosselló había sido criticado por líderes demócratas por no exigir una respuesta más contundente de la Administración Trump y del Congreso a la catástrofe humanitaria en la isla.  Hasta la fecha, el Congreso sólo ha autorizado alrededor de $5,000 millones para Puerto Rico, principalmente en calidad de préstamos.

En un comunicado conjunto, los legisladores demócratas José Serrano, Nydia Velázquez y Luis Gutiérrez, todos de origen boricua y miembros del Grupo de Trabajo de Puerto Rico del Caucus Hispano de la Cámara de Representantes (CHC), afirmaron que la solicitud de Rosselló es un asomo de lo que necesitará la isla para “ponerse de pie”.

“Aunque la ayuda suplementaria del mes pasado fue un comienzo para el esfuerzo de reconstrucción de Puerto Rico, se necesita mucho más para ayudar a la isla a atender la continua crisis de forma integral… estamos unidos en nuestro esfuerzo por ayudar a la isla, y haremos todo lo posible para asegurar que Puerto Rico se recupere por completo”, dijeron los congresistas.

Por otra parte, Rosselló advirtió de que si el Congreso no considera a Puerto Rico como una jurisdicción de Estados Unidos para efectos de la reforma tributaria que debate, eso provocaría el éxodo de las compañías que generan el 42% del Producto Interno Bruto (PIB), más pérdidas de empleos, y el continuo flujo de puertorriqueños hacia este país.

De esa forma, la continua reducción de ingresos del estado sólo agravará la actual crisis fiscal en la isla.

González también se hizo eco del pedido de que Puerto Rico sea incluido en los beneficios que promueven los republicanos dentro de su polémica reforma tributaria.

Rosselló pidió que la reforma tributaria ante el Congreso tome en cuenta que los empleos creados en Puerto Rico “son empleos americanos”, y la isla necesita esos beneficios para su desarrollo económico.

En el documento, Rosselló pidió que a los productos manufacturados en Puerto Rico y exportados a EEUU no se les aplique la tarifa del 20% que se impone a productos hechos en el exterior, ni que las empresas estadounidenses paguen impuesto de repatriación por ganancias invertidas en la isla.

En  paralelo a la rueda de prensa, Rosselló elogió la decisión de la jueza federal en Nueva York, Laura Swain, de rechazar la petición de la junta de supervisión fiscal (JSF) de nombrar a Noél Zamot como Oficial de Transformación (CTO, en inglés), o jefe de facto, de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (PREPA, en inglés), reafirmando el límite de poder de la junta.

“Nuestra posición queda validada y se reconoce que la administración y la gestión pública de Puerto Rico permanece con el gobierno democráticamente electo”, dijo Rosselló en un comunicado.

El polémico nombramiento de Zamot para liderar los esfuerzos para reconstruir el tendido eléctrico en la isla había afrontado  la oposición tanto de Rosselló como  de la PREPA, especialmente tras la controversia por la concesión de un jugoso contrato federal para Whitefish, una pequeña empresa en Montana, que posteriormente fue cancelado.