Los bomberos ganan terreno contra los fuegos en California

Amainan los vientos de Santa Ana
Los bomberos ganan terreno contra los fuegos en California
El devastador incendio Creek en San Fernando. Aurelia Ventura/ La Opinion
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

La disminución de la fuerza de los vientos y el trabajo de más de 5,700 bomberos permitieron hoy lograr avances importantes en el control de los incendios en Los Ángeles, aunque sus efectos son tales que el presidente Donald Trump declaró el estado de emergencia en California.

Mientras el fuego más importante,el incendio Thomas en el condado de Ventura, al noroeste de Los Ángeles, sigue avanzando fuera de control, los fuegos desatados esta semana en la segunda ciudad más importante del país comienzan a dar señales de que los bomberos podrán controlarlos en los próximos días.

La clave reside en la menor intensidad de los secos y potentes “Vientos de Santa Ana” que soplan con fuerza esta semana en la región y que han avivado las llamas, que dañaron más de medio millar de estructuras, obligaron a evacuar a más de 200,000 personas y quemaron decenas de miles de hectáreas en el estado.

Un camión de bomberos del condado de Ventura colabora en las labores de extinción de un incendio.

Si este jueves estos vientos típicos de esta época del año llegaron a tener rachas de hasta 128 kilómetros por hora, hoy dieron opciones a los bomberos.

“Parece que el fuego ha disminuido considerablemente en las últimas horas”, declaró Jon Heggie, portavoz de la agencia estatal de protección contra incendios Cal Fire.

Gracias a ello, el personal antiincendios empieza a dominar los tres incendios que amenazaron Los Ángeles, como el del exclusivo sector de Bel Air (cerca de Beverly Hills), que ya está contenido en un 30 %.

Con todo, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, dijo que la “alerta roja” se mantendrá en la zona hasta la tarde del domingo.

Garcetti indicó además que en la zona de Sylmar, también en el área metropolitana de Los Ángeles, el fuego que desde el martes consumió más de 6,191 hectáreas, incluyendo 33 viviendas, fue contenido en un 40 %.

?>