Kim Kardashian está frustrada con la maternidad subrogada

No todo es "miel sobre hojuelas"
Kim Kardashian está frustrada con la maternidad subrogada
Kim Kardashian será madre por tercera vez.
Foto: Getty Images

Al margen de la felicidad que le invade ahora que espera a su tercer retoño con el rapero Kanye West, la estrella televisiva Kim Kardashian no ha tenido reparo alguno a la hora de confesar que el hecho de haber tenido que recurrir a la gestación subrogada para hacer realidad su sueño de ampliar la familia no ha estado exento de inconvenientes, como la “frustración” que siente estos días al no ser ella quien esté cien por cien a cargo del proceso.

“Es bastante frustrante para mí no ser capaz de hacerlo por mí misma. Es una dinámica extraña. Voy a todas las citas con el médico y trato de estar siempre presente, pero cuando no eres tú quien está gestando el bebé, de alguna forma sientes que no estás del todo implicada”, se ha sincerado en un nuevo capítulo de su reality show ‘Keeping Up with The Kardashians’.

Pese al carácter tan particular de su nueva aventura en la maternidad y los efectos psicológicos que de ella se desprenden, la confianza que Kim ha depositado en la gestante de su próximo hijo es absoluta y, en consecuencia, está convencida de que pronto se olvidará de estos pequeños contratiempos ligados, por otro lado, a su personalidad algo “controladora”.

“Por supuesto que quiero estar pendiente de todo lo que ocurra con mi bebé, y por eso digo que es súper frustrante no poder intervenir en cada uno de los aspectos, pero confío totalmente en la gestante y tampoco quiero ser ese tipo de persona que trata de controlar cada uno de sus movimientos. Sé que va a ser un proceso largo y duro, pero me voy a centrar en el día a día y, seguramente, poco a poco lo iré llevando mejor”, ha aseverado en el mismo espacio televisivo, antes de reconocer que, pese a todo, no podría sentirse más “agradecida” por la posibilidad de volver a ser madre.

“De verdad que le estoy muy agradecida y me siento afortunada de haber encontrado a alguien tan desinteresada y amable que quisiera hacer esto por mí. Desde luego, no tengo intención alguna de revelar su identidad y exponerla a la prensa”, ha sentenciado sobre la mujer a la que la pareja ha pagado cerca de 45.000 dólares para llevar a cabo tan importante misión.