Los Raiders lo echaron hace 16 años y ahora Jon Gruden vuelve por sus fueros

Pocas veces en la historia del fútbol americano profesional ha resultado más interesante el fichaje de un entrenador
Los Raiders lo echaron hace 16 años y ahora Jon Gruden vuelve por sus fueros
El nuevo entrenador de Oakland Raiders Jon Gruden fue presentado este martes en Alameda, California. (Foto: EFE/JOHN G. MABANGLO)
Foto: JOHN G. MABANGLO / EFE

Por antecedentes, personalidad y la muy inusual situación de la franquicia, la contratación de Jon Gruden por parte de los Raiders de Oakland ya es una de las grandes historias de la NFL en 2018.

Gruden fue presentado el martes por los Raiders 10 años después de haber dejado los campos tras ser despedido por los Buccaneers de Tampa Bay. Seis años antes de eso había levantado el trofeo Vince Lombardi al derrotar en el Super Bowl justamente a los Raiders, el equipo que se deshizo de él contra su voluntad luego de la temporada de 2001.

Yo nunca quise dejar a los Raiders. Nunca pensé que iba a estar de regreso. Pero aquí estoy, listo para trabajar”, dijo Gruden en sus primeras palabras de regreso en Oakland. El hombre que se desempeño los últimos años como analista de ESPN, enumeró sus razones para estar de regreso como entrenador a sus 54 años de edad.

“Número uno: amo al fútbol americano. Amo a los jugadores. Amo la preparación. Amo el proceso. Amo el fútbol americano.

“Amo a la ciudad de Oakland. Tuve un hijo aquí. Algunas de mis grandes recuerdos en la vida son en Oakland. Y quiero darle los dos mejores años de fútbol americano que posiblemente pueda entregar.

“Y amo a los Raiders. La marca es global. A todas partes a donde fui como analista de ‘Monday Night Football’ la nación Raider salía de la tierra. Amo a los Raiders y sobre todas las cosas amo ganar. Voy a hacer todo lo que pueda, sin garantías y sin promesas, pero quiero ganar”, dijo el hombre también conocido como “Chucky”.

Gruden no lo mencionó, pero la otra razón por la que está de vuelta es el impresionante contrato que el dueño de los Raiders le concedió: 100 millones de dólares por 10 temporadas. Eso suena demasiado para alguien que ha estado fuera del trabajo de entrenar por tanto tiempo y que en su carrera de 11 campañas (cuatro con Oakland y siete con Tampa Bay) entregó un récord de 95-81.

Pero es el amplio conocimiento de Gruden, pulido en sus propias palabras con su estancia en ESPN, donde hizo legendarios sus análisis y entrevistas con los quarterbacks universitarios que se preparaban para ser reclutados por la NFL, lo que le mantenía muy vigente, y no se diga su magnética personalidad.

El hombre vende boletos por sí mismo y en la actual situación de los Raiders eso fue un factor clave.

La franquicia negro y plata se mudará a Las Vegas para la temporada de 2020, donde se les auguran tiempos de gran prosperidad. Pero antes de eso tienen que jugar dos campañas más en la Bahía. La presencia de Gruden de alguna manera asegura que el interés allí no declinará.

“Una de las grandes razones de que esté aquí es mi pasión por la ciudad de Oakland y esta franquicia”, dijo Gruden. “Gente en el ‘Hoyo Negro’, si están escuchando, no puedo esperar para verlos. En verdad no puedo esperar. Y me gustaría llenar ese lugar con fans de los Raiders al menos siete u ocho veces más. Eso es todo lo que me importa en este momento”.