El miedo no los detuvo y una familia envió a su hijo a jugar a Alemania

El futbolista de 10 años vivió una experiencia que dicen le cambió su vida
El miedo no los detuvo y una familia envió a su hijo a jugar a Alemania
Neftaly Orozco a la izquierda con sus papás Diego y Nubia Figueroa y su hermano menor Yurem. (Javier Quiroz / La Raza)
Foto: Javier Quiroz / La Raza

Neftaly Orozco apenas tiene 10 años y le gustan los retos, y sus papás lo saben.

A su corta edad fue convocado por la academia de futbol FC Era y Tigres Illinois para una gira de ocho juegos por Alemania del 14 al 21 de mayo pasado.

Pero el reto también fue para sus papás Diego Orozco y Nubia Figueroa. “¿Lo dejamos ir?”, se preguntaron. “Mucha gente nos dijo ‘¿cómo se te ocurre?’, y lo pensamos mucho pero es una oportunidad que no cualquier niño tiene”, dijo la señora Nubia.

El pequeño futbolista se sinceró en la entrevista y reveló que sí fue difícil estar lejos de sus papás y su mascota: “Los extrañé porque quería abrazarlos y a mi perro Coco”, dijo Neftaly.

“Todos los días nos hablaba por teléfono y hasta se puso malo de gripe y tos y aun así jugó todo el torneo y dos amistosos”, señaló su papá Diego Orozco.

Tan pronto regresó, la familia recibió la invitación para que Neftaly vuelva a Alemania el próximo año, pero ahora la decisión es más fácil para los papás. “Si al coach le sirve y es herramienta para el coach, él va”, garantizó el papá.

Como conclusión los padres de Neftaly recomiendan a otros dejar volar a sus hijos en sus proyectos, siempre y cuando sea un viaje seguro. Su mamá dice haber recibido a un hijo maduro y diferente.

“Lo veo mucho más independiente, mas cambiado y, sí, recomendamos a los papás que hagan lo mismo”, dijo la señora.

Por último, Neftaly ya está jugando en Chicago y muy contento con sus amigos: “Me siento muy feliz de estar con mi familia otra vez, los extrañé mucho pero tomé una oportunidad y voy a ir el próximo año”, aseguró el niño futbolista.