El congresista Soto presenta iniciativa de ley para convertir a Puerto Rico en el estado #51

Darren Soto, congresista demócrata de Florida, presentó una iniciativa de ley en el Congreso para convertir a Puerto Rico en el estado 51. Lo acompañó el gobernador de la isla, Ricardo Rosselló.
Darren Soto, congresista demócrata de Florida, presentó una iniciativa de ley en el Congreso para convertir a Puerto Rico en el estado 51. Lo acompañó el gobernador de la isla, Ricardo Rosselló.
Foto: Cortesía

El congresista demócrata Darren Soto de Florida y la comisionada residente de Puerto Rico Jenniffer González-Colón presentaron el proyecto de ley “HR 1965 de Admisión de Puerto Rico”, que de ser aprobado permitiría que el territorio de Puerto Rico se convierta en el estado número 51 de Estados Unidos. “Es hora de terminar con 120 años de colonialismo y esta ley brindará plenos derechos y representación a más de 3.2 millones de estadounidenses”, aseguró el legislador en conferencia de prensa frente al Capitolio, en Washington DC. Soto estuvo acompañado del gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló y otros legisladores.

“Hemos visto una y otra vez que el estatus colonial simplemente no funciona”, dijo Soto, quien recordó los esfuerzos de recuperación “abismales” después del huracán María y la “draconiana” ley PROMESA para demostrar que es momento de un cambio durante la conferencia transmitida en vivo por los medios sociales.

González-Colón es la copatrocinadora republicana del proyecto de ley, lo que le permite a Soto declararlo como un esfuerzo bipartidista junto con su colega republicano Don Young, de Alaska, quien dijo que ha defendido la estadidad de Puerto Rico durante 30 años. Soto, de Kissimmee, Florida, es de origen puertorriqueño y representa a los condados de Osceola, el este de Polk y el sur de Orange, hogar de cientos de miles de puertorriqueños, posiblemente la región que alberga a la comunidad más grande de boricuas fuera de la isla.

“Desde el día en que asumí como representante de Puerto Rico en el Congreso he liderado estos esfuerzos dentro y fuera del Congreso y he logrado su inclusión en la plataforma del Partido Republicano. He exigido igualdad ante el Tribunal Federal y he salido a las calles para luchar por la Igualdad. La opinión del presidente del Comité de Recursos Naturales ha cambiado, quien no había querido hablar sobre el estatus de la isla, pero vio de primera mano durante su visita a la isla que los puertorriqueños quieren la estadidad y ahora ha aceptado celebrar una audiencia sobre esto”, declaró González-Colón.

“El estatus colonial de Puerto Rico y la relación insostenible con el gobierno federal se han prolongado durante más de un siglo. Instamos a todos los miembros del Congreso a que apoyen esta legislación y se unan a nuestra búsqueda para lograr la igualdad de trato para los más de 3 millones de ciudadanos estadounidenses en Puerto Rico”, declaró Rosselló.

Según Soto, el proyecto de ley ya tiene asegurada una audiencia en el Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, órgano que supervisa todos los territorios de Estados Unidos, incluido Puerto Rico. Aún no hay un proyecto de ley complementario en el Senado, pero dijeron que esperan uno. Según Soto este proyecto de ley es único porque es bipartidista y admite que Puerto Rico se convierta en estado inmediatamente. Por eso dice que es una legislación histórica.

“Primero, se trata de respetar la democracia. En 2017 los puertorriqueños votaron por un margen del 97 por ciento para respaldar la estadidad sobre el estado territorial… Segundo, este proyecto de ley trata sobre el respeto a la igualdad. Debemos tratar a los hispanos en la isla de Puerto Rico de manera equitativa en ese sentido. En tercer lugar, el estatus colonial de Puerto Rico no está funcionando”, continuó Soto. “Los abismales esfuerzos de recuperación del huracán María y la draconiana ley PROMESA para demostrar este punto. Cuarto, Puerto Rico ya es demasiado grande para ser un territorio. La isla es el hogar de 3.2 millones de estadounidenses. Tiene una población mayor que la de 21 estados. Para poner esto en perspectiva, el siguiente territorio más poblado es Guam, con aproximadamente 163,000 estadounidenses. Finalmente, los puertorriqueños han servido en el ejército de los Estados Unidos y perdieron la vida a tasas más altas que la mayoría de los estados”, dijo.

El esfuerzo bipartidista enfrenta la posible oposición del presidente Donald Trump, quien a principios de esta semana expresó su impaciencia con Puerto Rico. “Lo más importante es que estamos aquí, porque los puertorriqueños, independientemente de lo que piense el presidente u otros, son estadounidenses”, dijo el congresista demócrata por Arizona Rubén Gallego.

“Con la presentación de esta legislación, damos un gran paso a favor de la igualdad para Puerto Rico. Durante años, más de 3.5 millones de ciudadanos estadounidenses han vivido el asunto inacabado de la democracia estadounidense y por primera vez vemos cómo nuestra demanda de igualdad e escuchada”, dijo Carmelo Ríos, líder de la mayoría en el Senado de Puerto Rico.