Elizabeth Warren pide al Congreso que inicie un proceso de juicio político contra Trump

La senadora demócrata considera que lo que se conoce del informe de Mueller sobre la trama rusa es suficiente para iniciar un juicio político
Elizabeth Warren pide al Congreso que inicie un proceso de juicio político contra Trump
La precandidata presidencial demócrata y senadora Elizabeth Warren.
Foto: Drew Angerer/Getty Images

La senadora Elizabeth Warren se convirtió en la primera precandidata demócrata a la presidencia en pedir que el Congreso inicie un proceso de juicio político contra el presidente Trump el viernes, citando la “gravedad” de la “mala conducta” detallada en el informe del Asesor Especial Robert Mueller sobre el Rusiagate.

“La gravedad de esta conducta indebida exige que los funcionarios electos de ambas partes dejen de lado las consideraciones políticas y cumplan con su deber constitucional. Eso significa que la Cámara debe iniciar un proceso de juicio político contra el Presidente de Estados Unidos”, escribió la senadora de Massachusetts en Twitter.

Warren destacó las revelaciones del informe elaborado por el fiscal especial Robert Mueller, dado a conocer este jueves, en el que se recogen varios episodios de Trump para entorpecer la investigación sobre la posible conspiración con Rusia durante las elecciones de 2016.

La senadora indicó que el documento de Mueller detalla los intentos de Rusia para que Trump fuese elegido como presidente y cómo el actual mandatario “dio la bienvenida a la ayuda” y “luego obstruyó la investigación”.

“Ignorar los esfuerzos repetidos para obstruir una investigación en su propia conducta desleal infligiría un gran y duradero daño en este país, y sugeriría que tanto el actual como futuros presidentes estarían libres para abusar su poder de manera similar”, agregó.

Los demócratas cuentan con la mayoría en la Cámara de Representantes, donde se debería iniciar el proceso de juicio político, pero su presidenta, Nancy Pelosi, ha marcado distancias sobre las consecuencias de esta medida y sus efectos de cara a las elecciones presidenciales de 2020.

Otros aspirantes demócratas a la candidatura, como el excongresista estatal de Texas Beto O’Rourke, han evitado pronunciarse y han señalado que es competencia de los legisladores federales.

Mueller explica en su informe el desarrollo de sus pesquisas sobre la supuesta conexión entre el equipo electoral de Trump y Rusia en la campaña para las elecciones presidenciales de 2016 y la presunta obstrucción a la justicia por parte del mandatario.

No obstante, el fiscal especial concluye que no había “pruebas suficientes para apoyar cargos criminales” relacionados con los “numerosos contactos entre individuos vinculados al Gobierno ruso” y la campaña de Trump, pero arroja dudas sobre una posible obstrucción a la Justicia.

Con información de EFE