Informe especial: El automóvil eléctrico llega a la mayoría de edad

Informe especial: El automóvil eléctrico llega a la mayoría de edad

Los vehículos eléctricos (Electric Vehicle, EV por sus siglas en inglés) son cada vez más visibles en las carreteras estadounidenses, gracias a las inversiones de los nuevos fabricantes, baterías que son más avanzadas tecnológicamente y menos costosas, y un mayor nivel de comodidad para el consumidor. Este año, 5 fabricantes de automóviles han lanzado vehículos eléctricos que pueden ofrecer más de 200 millas de alcance. Para fines de 2020, los fabricantes de automóviles tienen planes para presentar 8 más. Compara eso con el año pasado, cuando solo había 14 EV en el mercado, y solo 4 podían rendir de manera confiable más de 200 millas con una carga de batería completa.

Sin embargo, el cambio más grande en el mercado es que, a diferencia de hace una década, los vehículos ya no se agrupan en solo dos campos: los EV menos costosos con corto alcance y comodidad y espacio comprometidos, y los EV muy costosos que ofrecen más alcance pero con precios de automóviles de lujo grandes. Los compradores de automóviles estadounidenses ahora pueden encontrar EV en una gama de precios y fabricantes de automóviles.

“En los próximos años, debería haber varios modelos en ese rango de menos de $35,000, después de aplicar los créditos fiscales”, dice Shannon Baker-Branstetter, gerente de CR, de automóviles y política energética, que estudia el mercado de los EV. “Eso definitivamente está en el rango que muchos compradores de automóviles nuevos están viendo”.

Aunque los vehículos eléctricos todavía representan un pequeño porcentaje del mercado de vehículos de pasajeros (aproximadamente el 1.3% de los vehículos nuevos que se vendieron en 2018), hubo un crecimiento explosivo en las ventas: en 2010, solo se vendieron 1919 EV en los Estados Unidos. En 2018, las ventas alcanzaron 233,411 gracias en gran parte, a la popularidad del Modelo 3 de Tesla.

Los analistas esperan que el auge eléctrico continúe y que aumente la cuota del mercado de los vehículos eléctricos. La firma de investigación y análisis IHS Markit estima que la proporción de la venta de EV en los Estados Unidos crecerá al 7.6% del mercado en 2025, impulsada por el interés del consumidor, por la expansión de la infraestructura de la recarga y por las ciudades y países que han promulgado regulaciones que favorecen la electrificación.

Los consumidores estadounidenses nos dijeron que están dispuestos a comprar vehículos eléctricos: el 36% de los posibles compradores de automóviles en la encuesta de Consumer Reports en 2019, dijeron que considerarían comprar un EV enchufable como su próximo automóvil nuevo.

¿Ya tienes un vehículo eléctrico o un híbrido enchufable?
Cuéntanos tu experiencia.

Fuerzas motrices

Según Scott Shepard, analista sénior de la firma de consultoría e investigación automotriz Navigant, la presión reguladora en Europa y China, así como en algunos estados de los Estados Unidos, y provincias canadienses, es la principal impulsora del crecimiento de los vehículos eléctricos. “Los estándares de emisión continuarán siendo más estrictos, con eventuales prohibiciones sobre nuevas ventas de motores de combustión interna en algunas ciudades y países”, afirma.

Stephanie Brinley, analista principal de automoción de IHS Markit, señala que las naciones de todo el mundo están presionando para reducir las emisiones de los automóviles. “Se puede esperar que las regulaciones se harán más rígidas y serán más estrictas”, dice ella.

Las ventas de EV en los Estados Unidos han sido impulsadas, en parte, por los estándares de calidad del aire de California, y porque otros 9 estados también han adoptado esos estándares de vehículos de cero emisiones (Zero Emission Vehicle, ZEV), dice Baker-Branstetter. Esas ventas están impulsadas por la interacción entre los incentivos estatales y la política nacional, dice Shepard: “Si la política federal se debilita en relación con las políticas estatales de ZEV, el incentivo para que los fabricantes de automóviles vendan vehículos eléctricos en estados que no son ZEV disminuye”. Agrega que la infraestructura de la recarga y la concientización del consumidor sobre los EV es particularmente baja en los estados que no cumplen con los estándares.

Una manera de ahorrar dinero

Los créditos fiscales han sido un gran atractivo para los compradores, porque pueden reducir el costo general al comprar un EV. Estos créditos fiscales se restan del ingreso bruto ajustado en la declaración de impuestos que los compradores elaboran al año siguiente, lo que reduce el ingreso total sobre el que deben pagar impuestos federales.

Los créditos fiscales federales se introdujeron en 2010 como una forma de fomentar el interés en los vehículos eléctricos. Estos créditos se basan en el tamaño del vehículo y la capacidad de la batería, y tienen un límite máximo de $7,500. El crédito completo está disponible hasta que un fabricante haya vendido 200,000 EV calificados. Después de eso, los créditos desaparecen gradualmente: caen a un máximo de $3,750 por 6 meses; luego, a un máximo de $1,875 por 6 meses, antes de desaparecer definitivamente. Todos los EV actualmente en venta, excepto los modelos GM y Tesla, califican para el crédito fiscal completo. Los compradores de Tesla pudieron reclamar solo $1,875, a partir del 1º de julio. El crédito fiscal federal de Tesla vence a fines de este año. El crédito fiscal de GM es de $3,750 hasta el 1º de octubre, momento en que la cantidad cae a $1,875 y luego desaparece definitivamente en abril.

Del mismo modo, algunos créditos estatales se han eliminado o están comenzando a desaparecer. Georgia revocó su crédito fiscal para vehículos eléctricos de $5,000 en 2015, y las ventas de EV en el estado se desplomaron. Los créditos fiscales para vehículos eléctricos en Colorado están programados para bajar de $5,000 y $2,500 (compra y arrendamiento, respectivamente) a $2,500 y $1,500 a partir del 1º de enero de 2022.

Shepard explica que, para mantener asequibles los EV convencionales, los fabricantes de automóviles podrían tener que compensar la diferencia para los créditos vencidos. En última instancia, cada fabricante de automóviles “tendrá que bajar los precios si desea que los EV sean competitivos en costo con los vehículos de motor de combustión interna y que comiencen a ganar una participación real en el mercado”, dice.

“El crédito fiscal federal es importante para reducir el precio de compra para los consumidores. Aumenta el acceso a más consumidores e incentiva a los fabricantes de automóviles a realizar las inversiones necesarias a largo plazo para lograr un camino de crecimiento más rápido”, afirma Baker-Branstetter.

Cómo comprar de manera inteligente

Comenzar a usar un auto eléctrico no requiere un cambio radical en el estilo de vida, pero los compradores deben considerar una serie de factores. En el Centro de pruebas de autos de CR, hemos comprado 18 EV desde 2011, y estamos en vías de comprar 6 más este año.

Estas son algunas de las principales consideraciones que creemos que los compradores de vehículos eléctricos deben tener en cuenta.

¿Hasta dónde puede llegar? La autonomía es el factor más importante a tener en cuenta, dice Gabe Shenhar, director asociado del programa de pruebas de autos de CR.

“Se está volviendo común que los nuevos EV puedan viajar al menos 200 millas con una carga completa”, dice. “Los vehículos eléctricos ya no son adecuados solo para viajes cortos”. Estos EV más nuevos con baterías más grandes implican que la ansiedad por el alcance (el miedo a quedarse sin corriente antes de poder recargar la batería) está dejando de ser una preocupación para el consumidor.

¿Dónde puedes cargarlo? 
La mayoría de los propietarios de EV los recargan durante la noche en casa utilizando un cargador de 120 o 240 voltios, para que puedan ir y venir del trabajo sin la necesidad de cargar al mediodía. Pero los propietarios que pueden acceder a un cargador de alta velocidad en el trabajo pueden revertir eso: cargan la batería durante el día, en lugar de invertir en un cargador en casa. Y, a medida que aumente el alcance de los EV, los propietarios no necesitarán recargarlos completamente todos los días.

¿Qué papel juega la temperatura? 
A diferencia de los vehículos a gasolina tradicionales, el calor de la cabina en los vehículos eléctricos no es gratuito. Es sabido que, en climas fríos, el alcance de conducción de los EV disminuye significativamente porque se necesita energía de la batería para hacer funcionar la calefacción, a diferencia de un motor de gasolina que produce calor como un subproducto de su funcionamiento. El aire acondicionado tiene un efecto menos severo en las baterías de los EV.

¿Una gran batería consumirá espacio? 
Los trenes motrices del vehículos eléctricos ocupan menos espacio que el tanque de combustible, el motor, la transmisión y el eje de transmisión de un vehículo de gasolina, lo cual es una gran ventaja.

Los fabricantes de automóviles generalmente empaquetan la batería grande y pesada de los EV como parte del piso del vehículo, lo que ayuda a bajar el centro de gravedad y, por lo tanto, contribuye a un mejor manejo. Los EV más nuevos tienen un espacio interior y de carga similar, si no mayor, al de los vehículos convencionales similares. El Audi E-Tron, BMW i3, Jaguar I-Pace y Modelos de Tesla 3, S y X tienen cada uno un maletero delantero además de almacenamiento en la parte posterior.

3 niveles de electrificación

Los compradores que eligen un vehículo “electrificado” para cuidar la ecología pueden encontrar que la palabra tiene distintos significados. Existen distintos niveles de electrificación, cada uno con sus propios puntos a favor y en contra.

Los híbridos, como el Toyota Prius, usan un motor de gasolina que se combina con un motor eléctrico. El paquete de baterías que suministra el motor es recargado por el motor y los frenos regenerativos. Esto generalmente da como resultado un sólido ahorro en combustible. “El automóvil tiene una capacidad eléctrica muy limitada”, dice Gabe Shenhar, director asociado del programa de pruebas de automóviles de CR. “Pero el beneficio es que el automóvil siempre está listo para funcionar, y el propietario no tiene que molestarse en enchufarlo ni tiene que pensar cuándo y dónde recargarlo”.

Un híbrido enchufable es como un híbrido tradicional pero con una batería más grande. Esto permite conducir el vehículo únicamente con electricidad en distancias mayores y a más altas velocidades por 20 a 48 millas, sin usar el motor de gasolina.

Los vehículos eléctricos “puros” no usan un motor de gasolina en absoluto; solo deben conectarse a una toma de corriente. Los vehículos eléctricos con las baterías más grandes pueden recorrer más de 200 millas antes de que necesiten recargarse. Sin embargo, hacer viajes realmente largos en un vehículo eléctrico requiere algo de planificación, ya que las estaciones de carga eléctrica no son tan frecuentes como las estaciones de servicio. Y la carga hasta cualquier nivel requiere un compromiso de tiempo.

Nota del editor: Este artículo también apareció en la edición de septiembre de 2019 de la revista Consumer Reports.

Corrección: En “El automóvil eléctrico llega a la mayoría de edad”, el IRS proporcionó información incorrecta a nuestro periodista. Una versión anterior de este artículo decía: “Estos créditos fiscales se restan del ingreso bruto ajustado en la declaración de impuestos que los compradores preparan al año siguiente, lo que reduce el ingreso total sobre el que deben pagar impuestos federales”. El IRS ha proporcionado la información correcta desde entonces: Estos créditos fiscales para vehículos eléctricos reducen la responsabilidad del impuesto federal sobre los ingresos de una persona, no el ingreso bruto total ajustado de una persona.

¿Piensas comprar un auto o SUV eléctrico?

Revisa nuestra guía de compras y las calificaciones de los híbridos y vehículos eléctricos. 

 

Inscríbete para recibir Lo último – nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.

Consumer Reports is an independent, nonprofit organization that works side by side with consumers to create a fairer, safer, and healthier world. CR does not endorse products or services, and does not accept advertising. Copyright © 2019, Consumer Reports, Inc.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.