Bruce Beresford-Redman, productor de “Survivor” regresó a Los Angeles tras prisión en México

En 2015 fue sentenciado a pasar 12 años de prisión por el asesinato de Burgos, pero fue puesto en libertad hace unos meses
Bruce Beresford-Redman, productor de “Survivor” regresó a Los Angeles tras prisión en México
El productor televisivo estadounidense Bruce Beresford-Redman.
Foto: AP

El exproductor de televisión Bruce Beresford-Redman, condenado en 2015 por la justicia mexicana a 12 años de cárcel por el asesinato de su esposa, recuperó su libertad y está viviendo de nuevo en Los Angeles, según medios locales.

Beresford-Redman vive en una casa del condado de Los Ángeles, según pudo comprobar  s la estación de televisión KTLA, quien trató sin éxito de que quien fuera productor del programa “Survivor” hiciera declaraciones.

El caso de Beresford-Redman salió a la luz el 6 de abril de 2010, cuando denunció la desaparición de su esposa, la brasileña Mónica Burgos, ante la policía de Cancún, en el estado de Quintana Roo, en el sureste de México.

En sus primeras declaraciones a la policía intentó manejar la situación como un posible secuestro y dijo que Burgos había salido del hotel en un taxi para ir de compras pero nunca regresó.

Sin embargo, dos días después de la denuncia, el cuerpo de Burgos fue hallado en una fosa séptica, a pocos metros de la habitación en que la pareja se hospedó con sus dos hijos menores.

Desde ese momento la atención de las autoridades mexicanas se centró en él, pues además de tener rasguños en la cara y los brazos, cayó en una serie de contradicciones que llevaron a que fuera citado para ampliar datos.

Beresford-Redman fue puesto bajo custodia del consulado de Estados Unidos y su pasaporte fue retenido en Cancún como medida cautelar para evitar que abandonara México, pero a finales de mayo de 2010 regresó a su casa en Los Ángeles sin permiso de las autoridades mexicanas.

En ese entonces el productor argumentó que no había denuncia formal en su contra y que él debía regresar a su trabajo y encargarse de sus hijos.

El 16 de noviembre de 2010 fue detenido en su residencia de Los Ángeles y, tras un largo proceso, extraditado a México el 8 de febrero de 2012 y enviado a Cancún

En 2015 fue sentenciado a pasar 12 años de prisión por el asesinato de Burgos, pero fue puesto en libertad hace unos meses.

Beresford-Redman siempre mantuvo que era inocente.