Esperaba en la frontera, hoy este hondureño logra el asilo deseado

Este es una de las pocas solicitudes resueltas entre miles que aguardan en la frontera
Esperaba en la frontera, hoy este hondureño logra el asilo deseado
Lleno de júbilo, Douglas Oviedo abraza a Kei Kurimoto, miembro de un grupo musical que lo apoyó.
Foto: Manuel Ocaño / La Opinión

El hondureño Douglas Oviedo consiguió esta semana el segundo asilo otorgado entre miles de centroamericanos que esperan a lo largo de la frontera mexicana, bajo el programa Protocolos de Protección a Migrantes (MPP).

El hombre, de 32 años de edad, asistió a su cuarta y última audiencia ante la corte de migración en San Diego. Horas antes, había salido de la garita peatonal de San Ysidro para pisar por primera vez Estados Unidos en su calidad de refugiado.

“Fue difícil por momentos, pero toda decisión viene de arriba”, dijo al salir libre Oviedo, quien se inspira en sus creencias religiosas.

Lo primero que hizo el hondureño, ampliamente conocido entre organizaciones y migrantes en espera en Tijuana (México), fue abrazar a Adam Elfers —un músico estadunidense con quien forjó un dueto musical y entrañable amistad en la frontera.

Juntos impulsaron actos en beneficio de albergues para inmigrantes.

Oviedo llegó en noviembre a Tijuana, en una caravana que partió de Honduras. Desde el inicio destacó porque en un albergue con miles de migrantes organizó un karaoke con cantos de alabanzas.

Douglas abraza a Adam Elfers (i), un músico estadunidense con quien forjó un dueto musical en Tijuana (México).

Y tan solo éste fin de semana, Oviedo y otros hondureños inauguraron en Tijuana la Casa Hogar El Puente —el primer albergue construido por centroamericanos para inmigrantes y familias en espera de la resolución de sus casos en la corte de San Diego.

Dos días más tarde Oviedo se convertía en refugiado en EEUU.

Lisa Knox, abogada del Centro Legal de la Raza y quien encabezó a un equipo que representó a Oviedo en la corte, dijo a La Opinión que haber contado con apoyo legal fue determinante para ganar el caso.

“Este caso y otro concedido –al pastor hondureño Alec—demuestran que el presidente Trump se equivoca al decir que la personas que buscan asilo no lo merecen. En general sus casos son dignos de merecer asilo pero para la mayoría de los migrantes sin abogado, es muy difícil convencer a la corte”, comentó Knox.

Por lo general, los casos de los migrantes que están en la frontera mexicana bajo un programa que impuso unilateralmente la administración Trump carecen de asesoría legal y mucho menos cuentan con representación de abogados.

La Universidad de Syracuse publicó el mes pasado un estudio que dice que solo el 1.2% de los integrados al programa Protocolos de Protección a Migrantes (MPP) cuentan con representación de abogados.

El hondureño dijo que apoyará a sus compañeros desde San Francisco, ciudad en la que planea establecerse.

Paulina Olvera Cáñez, directora del centro Espacio Migrante, dijo conocer a “muchas mujeres migrantes con historias muy fuertes pero, que sin abogado, no tienen oportunidad” de conseguir asilo en Estados Unidos.

Oviedo comentó que ahora desde San Francisco apoyará a sus compañeros de El Puente y a la comunidad que aguarda en la frontera.