“Me robaron mi foto en Instagram para promover píldoras para adelgazar”

El entrenador personal le contó a la BBC cómo intentó en vano luchar contra compañías que tomaron su fotografía para promocionar un producto "peligroso"
“Me robaron mi foto en Instagram para promover píldoras para adelgazar”
Matt Lindsay dice que colgó la historia de su transformación para inspirar a otros.
Foto: BBC

Matt Lindsay es entrenador personal y decidió colgar en Instagram fotografías que mostraban la transformación de su cuerpo tras someterse a un régimen de ejercicios.

Pero, tal como le contó a la BBC, alguien tomó esas fotografías y las republicó en cuentas falsas para promover píldoras para adelgazar que, como dice Matt, él nunca habría consumido.

“Para mi fue realmente importante colgar esas fotos en internet”, dice Lindsay, que vive en Londres. “De buena fe, me puse a mí mismo en una posición vulnerable para inspirar a otros con una alimentación sensata, una nutrición sensata y un duro entrenamiento”.

Lindsay recibió llamadas de clientes que habían visto en una cuenta de Instagram las fotos del antes y después de su cuerpo en una cuenta que compartía memes y tenía millones de seguidores.

La publicación, que había recibido más de 4.300 “me gusta”, decía: “Descubrimiento IMPACTANTE que ha ayudado a tanta gente a transformar su cuerpo está aquí sólo por un período limitado”.

También ofrecía pruebas gratuitas a nuevos clientes.

Lindsay se puso en contactó directo con el usuario de dicha cuenta de Instagram y le pidió que retirara su fotografía, lo cual hizo. Pero el entrenador no pudo reportar a la compañía asociada con el anuncio ya que esta no tenía detalles de contacto en su website.

Dice que le preocupó el impacto que esto podía tener en su reputación: “No quiero que mi cara sea el rostro de algo que es peligroso para la gente”, afirma. “No publiqué mi foto para que saquen un arreglo rápido”.

“Ellos pueden decir cualquier cosa que quieran sobre mi y yo no puedo hacer nada al respecto. Se sienten intocables”.

Hombre en el gimnasio
Getty Images
Matt Lindsay recibió llamadas de clientes que habían visto en una cuenta de Instagram las fotos del antes y después de su cuerpo en una cuenta que compartía memes y tenía millones de seguidores.

Falta de control

Análisis de Zoe Kleinman, reportera de Tecnología, BBC

Cualquier cosa que cuelgues en internet puede ser cortada y pegada en otra parte, copiada y compartida repetidamente, y puede terminar en lugares que tú nunca hubieras elegido.

Solo hay que ver la lucha de las redes sociales para contener la difusión de copias de contenido horripilante -como los 1,5 millones de copias del video del atacante de Nueva Zelanda que Facebook retiró 24 horas después del ataque- para entender la escala del problema.

Incluso los gigantes tecnológicos, con todo el dinero que tienen para llevar a cabo medidas preventivas, han tenido dificultades para abordar el problema.

El experto del sitio web Moneysaving, Martin Lewis, presentó una demanda por difamación contra Facebook en enero, después de que miles de anuncios que usaban su nombre y foto como promotor falso aparecieron en la plataforma.

Lewis afirma ahora que nunca hace anuncios.


Las leyes establecen que una fotografía que tú tomas es tu propiedad intelectual y está protegida por derechos de autor: solo tu tienes el derecho exclusivo de reproducir la imagen.

Pero la abogada digital Heather Anson asegura que un individuo ya no tiene propiedad sobre material que ha sido colgado en las redes sociales. Este por lo tanto le pertenece a la plataforma y no se puede detener a la gente que quiere descargarlo y usarlo.

Pero, agrega, se pueden considerar otras leyes en casos en que las imágenes son utilizadas para propósitos comerciales.

“Nuevas leyes de derechos de autor en la Unión Europea sobre memes y cómo se comparten imágenes han obligado a que se retiren fotografías de internet”, dice, “Esto incluye la responsabilidad de las plataformas de redes sociales en lo referente a derechos de auto. Son mucho más proactivas”.

píldoras de dieta
Getty Images
Para el entrenador fue traumático ver su imagen asociada a un producto que consideraba peligroso.

Con el tiempo, si alguien usa tu foto sin permiso, puedes presentar una demanda legal contra ellos por violación de los derechos de autor, pero esto depende de si tienes el tiempo, las ganas y el dinero para hacerlo.

Sobre el caso de Matt Lindsay, CJ Brough, que se dedica a buscar elencos para campañas publicitarias, afirma que ninguna empresa debería usar una imagen sin permiso, pero dice que no hay mucho que Lindsay pueda hacer y no hay probabilidades de que valga la pena demandar a este tipo de compañía.

“Su mejor apuesta de ‘venganza’ es usar el espíritu comunitario de Instagram para que lo apoyen”, afirma. “Si él cuenta lo que le ocurrió, probablemente obtendrá mucho apoyo”.

Pero agrega que las compañías que toman imágenes de esa forma pueden ser útiles para las personas que están tratando de construirse un perfil en redes sociales. Indica que lo que le ocurrió al entrenador es una de las desventajas de las redes sociales.

“Si etiquetas a (la tienda) M&S y llevas un vestido de M&S, ya deja de ser un zona gris”, explica. “La gente quiere que eso ocurra, y ponen tiempo y esfuerzo en la creación de contenido y la atracción de marcas como socios potenciales. Ese es el trampolín que te puede ayudar a obtener contratos de marcas”.

La BBC intentó obtener un comentario de las compañías involucradas en el caso de Matt Lindsay, pero ninguna respondió.

Instagram anunció recientemente que está tomando medidas drásticas contra las publicaciones que promueven dietas y cirugía cosmética.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss

https://www.youtube.com/watch?v=r-a-BXQAkJY

https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg