José Joel como Sarita: sonriente y sacándose fotos en el homenaje de José José

El cantante lució con un buen semblante en el Palacio de las Bellas Artes de CDMX
José Joel como Sarita: sonriente y sacándose fotos en el homenaje de José José
José Joel en Bellas Artes.
Foto: Instagram

Es cierto que al homenaje de José José en México llegó mucha más gente que en Miami, pero el comportamiento de sus hijos fue muy similar en uno y otro lado de la frontera.

Sí, así como a Sarita Sosa la criticaron por hacerse “selfies” en plena ceremonia luctuosa, José Joel se tomó su tiempo para posar para fotos con fans del fallecido artista y se le veía sonriente.

En redes sociales circulan imágenes del también cantante sonriente con el público en EEUU, delante del féretro. Con la gente que se dio cita en el Palacio de las Bellas Artes de la Ciudad de México, también convivió.

View this post on Instagram

AMOR ETERNO sonó en el homenaje a José José. ¿Te conmovió? . . . . . . . . . . . . . . . . . #josejose #joséjosé #principe #principeselacancion #musica #feretro #cremacion #homenaje #miami #mexico #sarita #hijos #cenizas #restos #restoshumanos #anel #anelnoroña #exesposa #josejoel #marisol #bellasartes #palaciodebellasartes #cdmx #anel

A post shared by QS Noticias (@qsnoticiasmx) on

Y es que la parada de la mitad de las cenizas en el recinto mexicano tuvo un tono lleno de nostalgia y alegría a la vez. Seguidores de todas partes de la República Mexicana arribaron al centro de la ciudad desde temprana hora.

Además de la familia de José José, famosos como Emmanuel, Coque Muñiz, Lucía Méndez y Laura Bozzo, se dieron cita para montar guardias de honor al féretro que contenía la mitad de las cenizas del “Príncipe de la Canción”.

Imagen tomada en EEUU. (Foto: Twitter)

José Joel y Marysol Sosa estuvieron muy sonrientes entre la multitud. Se les notaba relajados luego de una semana intensa en la que se enfrascaron en una pelea fea con su hermana Sarita, hija de la tercera esposa de José José.

Anel Noreña, ex esposa de José José estuvo en el homenaje del artista también.

Los gritos de “¡Sarita, maldita!” no faltaron en el Palacio de las Bellas Artes entre el público que identificó a la hija menor del extinto cantante como la villana del cuento.

A pesar de todos los dimes y diretes, todos se tomaron “selfies”.