Los síntomas de un cabello dañado

Conoce la composición de tu pelo y aprende a cuidarlo
Los síntomas de un cabello dañado
El cabello está formado por tres capas: la cutícula, la corteza y la médula.
Foto: Shutterstock

El uso inadecuado de herramientas, el calor, la manipulación excesiva y el procesamiento químico constante son los principales enemigos de tu melena, ya que pueden dañar la capa de la cutícula del cabello y debilitar su integridad.

Comencemos por el hecho de que el cabello está formado por tres capas: la cutícula, la corteza y la médula.

  • La cutícula, que es la capa más externa del cabello, la cual tiene células con forma de escamas que se superponen. Estas células funcionan como defensa para evitar daños en la estructura interna y para controlar el contenido de agua de la fibra capilar.
  • La corteza, que es la estructura intermedia  que proporciona fuerza, color y textura.
  • Y la medula, que solo está presente en cabellos gruesos.

El daño capilar es la descomposición física y/o química del cabello, o de estos tres componentes del cabello. El cabello, normalmente, crece de dos a seis años, por lo que incluso el daño en pequeñas cantidades puede acumularse con el tiempo.

Hay cuatro causas principales de dicho daño:

  • Abrasión mecánica, por ejemplo, el cepillado.
  • Calor excesivo de las herramientas para el peinado.
  • Daño químico por decolorante, tinte, permanentes y cloro.
  • Rayos ultravioletas del sol

Muchas veces no notamos el daño en nuestros cabellos, aunque esté presente. Recientemente, a través de un estudio realizado por el Dr. Kim Nickson, de los Laboratorios de Dyson, en varios fragmentos de mi cabello se pudo notar una cantidad de daño medio, con algunas de las escamas rotas y la raíz extremadamente delgada.

“El cabello es más grueso cerca de la raíz, se estrecha en la sección media y se afina en la punta. En la sección media los bordes de las escamas muestran daño considerable, ya que muchos están rotos y muchas de las escamas están levantadas. Estas características indican daño por calor/químico/mecánico”, explica en su informe el Dr. Nickson.

El uso constante del secador y las planchas arroja como resultado dicho daño, que como explica el experto, se va acumulando con el tiempo. Entre los consejos principales está el usar herramientas de calidad, ya que algunos secadores de cabello convencionales pueden alcanzar temperaturas extremas, especialmente cuando se los coloca cerca de la cabeza. lo que puede causar un daño extremo al cabello.

El secador Dyson Supersonic, por ejemplo, tiene un control de calor inteligente que ayuda a garantizar que el cabello no esté expuesto a un calor excesivo y que nunca se supere la temperatura seleccionada. Un termostato de cuentas de vidrio mide la temperatura 20 veces por segundo y transmite estos datos al microprocesador, el cual controla de forma inteligente el elemento calefactor doble patentado.

El secador  Dyson Supersonic es una buena opción para evitar que el cabello sufra quemaduras y daño por el calor./Cortesía

Además, el secador Dyson Supersonic utiliza la tecnología patentada Air Multiplier para inyectar aire en el motor y amplificarlo tres veces hasta crear un chorro de aire concentrado a alta presión, en un ángulo de 20° para lograr un secado y un peinado controlados y precisos.

Asimismo, se pueden tomar otras medidas que ayuden a mantener el cabello sano. La estilista profesional Lucy García Planck,  del salón John Barret de la Ciudad de Nueva York, compartió los siguientes consejos.

1. Hidratar, hidratar, hidratar

“Es importante mantener el cabello con la mayor humedad posible”, dice la estilista. Y para ello, propone reparar cualquier daño que ya se tenga, sellando sus puntas con tan solo una cucharadita de aceite de coco.

“Para aplicar [el aceite de coco] se  empieza por las puntas y hasta llegar a la raíz”, detalla. “Y se deja actuar durante una hora y luego se lava con champú. El aceite de coco ayudará a mantener el cabello hidratado, sedoso y brillante”.

2. Llevar una dieta saludable

Para ingerir la cantidad necesaria de biotina (conocida también como Vitamina B8, B7 o Vitamina H), García Planck recomienda tomar un suplemento durante todo el año.

“[La biotina] puede ayudar a mantener el cabello fuerte, con un brillo saludable y ayudar a prevenir las puntas abiertas. Personalmente tomo a diario la biotina Vitafusion Gorgeous, que viene en forma de gomitas y combinada con las vitaminas C y E que también embellecen la piel y las uñas”, resalta la estilista.

3. Enjuagar el cabello con agua fría

Después de aplicar el champú por todo el cabello, García Planck recomienda enjuágalo con agua fría para cerrar las cutículas y mantener su brillo.

4. Controlar el frizz

“Los aceites naturales, las vitaminas y los minerales del aceite de coco ayudan a controlar el frizz del cabello”, asegura la estilista profesional.

La aplicación del acondicionador debe hacerse con tan solo una pequeña cantidad, que se distribuye por todo el cabello sin tocar la raíz y prestando especial atención a las puntas.

Los tratamientos con acondicionador sin enjuague ayudan a controlar el frizz. /Shutterstock

5. Aplicar mascarillas naturales que suavizan e hidratan

“No hay como el aguacate y el aceite de coco, que contienen ácidos grasos, para suavizar el cabello”, dice García Planck.

Con estos dos ingredientes se puede preparar una mascarilla en la que se mezclan 2 cucharaditas de aguacate (hecho puré o procesado en una licuadora) y 1 cucharadita de aceite de coco, explica la experta. Y su aplicación se hace de esta manera: calentar la pasta y cuando esté tibia, aplícala por todos el cabello, comenzando desde la raíz hasta las puntas. Dejarla actuar durante 30 a 60 minutos.

“Esta mascarillas [de aguacate y leche o aceite de coco] deja el cabello brillante y sedoso, y evita visitar con frecuencia el salón de belleza”, concluye la estilista profesional.