Cómo pagar menos por insulina en Estados Unidos

Si eres diabético, te interesa esta información de Consumer Reports
Cómo pagar menos por insulina en Estados Unidos

Frente a los altos costos de la insulina para tratar su diabetes tipo 1 y las opciones limitadas de seguro, a principios de este mes, James Jay Fortin, de York, Maine, tuvo que ser creativo.  Él y su pareja recurrieron a la plataforma de recaudación de fondos en línea GoFundMe para pedirles donaciones a amigos y extraños.

En menos de 48 horas, habían excedido su modesta meta de $1,300, recaudando finalmente $8,910. “Jay necesita insulina para sobrevivir, simple y llanamente”, dice Joanne Muckenhoupt, pareja de Fortin, quien patrocinó su campaña GoFundMe. “Sin embargo, a medida que aumentan los costos y nuestros ingresos se mantienen igual, ¿qué podemos hacer?”.

Según la Asociación Estadounidense de Diabetes, más de 7 millones de personas en los Estados Unidos dependen de la insulina, que regula el azúcar en la sangre. Pero el costo de este medicamento que salva vidas ha aumentado enormemente en los últimos 5 años.

Algunos tipos comúnmente recetados han experimentado los mayores aumentos de precios desde 2014, incluidos Novalin (hasta un 51%), Humalog (hasta un 63%) y Novolog (hasta un 72%), según cifras de GoodRx, que rastrea los precios de los medicamentos, proporcionados exclusivamente a Consumer Reports. Otro tipo común de insulina, Alfrezza, se ha incrementado un 90% desde 2015.

Debido al aumento de los costos, 1 de cada 4 personas que dependen de la insulina dicen que redujeron la cantidad que usan para ahorrar dinero, según una encuesta de 2018 del Journal of the American Medical Association. El racionamiento de la insulina puede tener “consecuencias muy graves y a veces mortales”, dice LaShawn Mclever, vicepresidente sénior de asuntos gubernamentales y defensa de la Asociación Estadounidense de Diabetes.

Hay varias razones por las cuales los consumidores enfrentan costos de insulina tan altos, incluidas las compañías farmacéuticas que cobran más por las formas recientemente desarrolladas del medicamento y la falta de opciones genéricas de bajo costo.

Si bien las soluciones a esos y otros problemas subyacentes aún podrían estar lejos, la presión para aliviar la crisis de asequibilidad de la insulina está creciendo y está comenzando a tener resultados. En este momento se están implementando nuevos programas de compañías farmacéuticas y aseguradoras, así como algunas nuevas reglas del gobierno federal y estatal para ayudar a muchas personas como James Jay Fortin.

¿Por qué se volvió tan costosa la insulina?

El aumento de los precios de la insulina en los últimos años llamó la atención del Congreso, que en 2018 y 2019 celebró múltiples audiencias con los CEO de las 3 compañías que producen insulina en los Estados Unidos: Eli Lilly, Novo Nordisk y Sanofi. Los congresistas querían una explicación.

Una razón que los fabricantes dieron es la innovación. La insulina regular, que ha estado disponible durante casi 100 años, ha sido tan barata que ninguna compañía se molestó en hacer una versión genérica. Pero también tenía inconvenientes, ya que requiere que las personas se aplicaran múltiples inyecciones al día. Por lo tanto, los fabricantes de medicamentos desarrollaron nuevos tipos de insulina: de acción prolongada, de acción media y de acción rápida, así como híbridos, que solo tenían que usarse 1 o 2 veces al día y ofrecían un control de glucosa más consistente.

Las compañías dicen que estas nuevas versiones ofrecen a las personas con diabetes mejores opciones. Pero al desarrollarlas, también pudieron crear productos caros y de marca.

Y debido a que muchas personas con diabetes necesitan los medicamentos para sobrevivir, las compañías podían cobrar casi el precio que quisieran y aumentar esos precios repetidamente, dice Vincent Rajkumar, MD, de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, que ha estudiado y escrito sobre este tema. “Tenemos una población vulnerable de millones dispuestos a pagar cualquier cosa para tener acceso a medicamentos que salvan vidas”, dice.

Hay otra fuerza en el trabajo que hace que aumente el precio de la insulina y otros fármacos: el complicado sistema de reembolso de medicamentos.

Un reembolso es dinero que un fabricante de medicamentos paga a los intermediarios en la industria de seguros, llamados administradores de beneficios de farmacia o PBM, para que sus compañías de seguros cubran sus medicamentos. A medida que esos pagos de reembolso han aumentado, también lo ha hecho el costo de la insulina, según una investigación realizada por Adam Fein, consultor de la industria y experto en fijación de precios de medicamentos en el Drug Channels Institute, una firma de investigación.

Por ejemplo, entre 2014 y 2018, Fein señala que el medicamento para la insulina Humalog de Eli Lilly aumentó en un 52%, de $391 por paciente, por mes, a $594. Durante el mismo período, el monto que Eli Lilly pagó a los PBM y otros intermediarios en reembolsos aumentó un 88%, de $244 por paciente, por mes, a $459.

Mantener los costos bajo control

La administración de Trump y el Congreso han propuesto recientemente algunas formas de controlar los precios de la insulina.

Por ejemplo, la administración de Trump, los Servicios de Salud y Humanos y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) han propuesto permitir que las farmacias minoristas, mayoristas, los estados e incluso los fabricantes de medicamentos compren los medicamentos caros, incluyendo la insulina, de Canadá, a precios más baratos. La FDA también ha elaborado un plan para desarrollar una vía más rápida para aprobar versiones genéricas menos costosas de los nuevos medicamentos de insulina.

Y los proyectos de ley presentados el año pasado tanto en la Cámara de Representante (HR4906) como en el Senado (S. 2199) incentivarían a las compañías farmacéuticas a reducir los precios de la insulina a los niveles de 2006 y prohibirían a las compañías de seguros obligar a los pacientes que necesitan insulina a pagar un deducible antes de que su seguro comience.

Si bien la aprobación de esas medidas aún podría estar muy lejos, los 3 grandes fabricantes de insulina han lanzado recientemente programas que podrían proporcionar alivio a los consumidores más rápidamente. Además, algunas compañías de seguros y PBM han comenzado a ofrecer programas para ayudar a contener lo que los consumidores deben pagar.

Aquí te mostramos cómo puedes aprovechar estas nuevas opciones, así como algunas más antiguas, para reducir los costos de insulina.

Verifica tu límite de gastos de bolsillo

Los lineamientos federales emitidos el año pasado hicieron posible que los planes de salud cubrieran los costos de insulina antes de que los consumidores alcancen sus deducibles, de la misma manera que se cubre una visita al médico para un chequeo anual, dice Brian Marcotte, CEO de Business Group on Health, una organización que representa grandes empleadores para abordar las necesidades de atención médica de sus empleados. Ese cambio llevó a algunos PBM y compañías de seguros a ofrecer otros programas que limitan los copagos de los consumidores y otros gastos de bolsillo para la insulina, dice Marcotte.

Por ejemplo, Express Scripts, un PBM, ahora ofrece planes a través del seguro de Cigna que tienen copagos de $25 o menos por un suministro de insulina para 30 días, dice la portavoz de la compañía Jennifer Luddy. Los planes que representan a más de 6 millones de personas en todo el país se han inscrito hasta ahora, dice ella.

Oscar Health en Nueva York anunció este mes que algunos de sus planes limitarían los copagos de insulina a solo $3.

CVS Health, otro PBM, ofrecerá un plan con copagos de cero dólares por insulina a partir de 2021, dice Trey Hollern, portavoz de CVS Health. Señala que la compañía ya ofrece eso a sus propios 300,000 empleados.

Marcotte espera que más aseguradoras y empleadores ofrezcan estos planes en 2021. Pero, dice, “verifica tu plan de salud ahora para saber si ya están disponibles”.

Algunos estados también están limitando los gastos de bolsillo por insulina que una aseguradora puede cobrar. Colorado e Illinois ya han aprobado leyes que requieren que los empleadores limiten los gastos de bolsillo por insulina de un empleado a no más de $100 por mes. Florida, Masachusetts, Michigan, New Jersey, New York, Pennsylvania y Wisconsin han presentado, pero aún no han aprobado, una legislación similar.

Considera un genérico “autorizado” de bajo costo

Estas pueden ser opciones especialmente buenas si tu plan de seguro aún no ha establecido copagos bajos o nulos para la insulina, o si no tienes seguro.

Los genéricos “autorizados”, que los fabricantes de medicamentos de insulina comenzaron a introducir el año pasado, son esencialmente versiones de bajo costo del medicamento de marca de una compañía. Y debido a que son químicamente idénticos, los farmacéuticos en la mayoría de los estados pueden surtir tu receta con uno incluso si tu médico te recetó la versión de marca.

Para alguien con seguro, un copago podría ser más bajo con estos genéricos autorizados que con las versiones de marca. Y si no tienes seguro, o no puedes usarlo por alguna razón, generalmente cuestan solo la mitad.

Por ejemplo, la versión genérica autorizada de Eli Lilly de Humalog, llamada Insulin Lispro, cuesta la mitad de la versión de marca, dice el portavoz de la compañía Greg Kueterman. Sin seguro, eso le costaría al consumidor alrededor de $150 por un suministro de 30 días. La compañía tendrá descuentos en versiones genéricas de Humalog 75/25 y Humalog Junior Kwikpen en abril, dice Kueterman.

En enero, Novo Nordisk comenzó a ofrecer versiones genéricas de dos de sus populares insulinas, Novolog y Novolog Mix, con un descuento del 50%.

Si tu farmacia no tiene la insulina de bajo costo que estás buscando, pídele a un farmacéutico que la ordene, dice Vic Curtis, vicepresidente de farmacia de Costco. Espera que la entrega demore de 1 a 2 días hábiles.

Sanofi no tiene una insulina genérica autorizada, pero tiene otras opciones de bajo costo para sus medicamentos de marca (ver más abajo).

Busca medicamentos de marca de bajo costo

Ahora hay algunas opciones de menor costo disponibles para las personas que desean o tienen que quedarse con una insulina de marca.

Sanofi, por ejemplo, ahora tiene un programa para personas que compran su propio seguro o lo obtienen a través de su empleador que elimina o reduce drásticamente los copagos de 5 de sus medicamentos de marca: Adlyxin, Apidra, Lantus, Soliqua 100/33, y Toujeo. Para las personas sin seguro, establece un límite de $99 por mes para 4 de sus medicamentos: Admelog, Apidra, Lantus, y Toujeo, dice Nicholas Kressmann, portavoz de Sanofi.

Eli Lilly ha establecido un límite similar, $95 por mes, para Humalog, Humalog Mlx 75/25, KwikPen y Humalog Junior KwikPen. El precio con descuento debería estar disponible automáticamente cuando surtas tu receta, dice el portavoz de Eli Lilly, Kueterman. Las personas sin seguro pueden usar una tarjeta de descuento para obtener el mismo precio bajo (llama al 833-808-1234 de lunes a viernes, de 9 a.m. a 8 p.m. ET), dice Kueterman.

El mes pasado, Novo Nordisk anunció que ofrecería un suministro mensual de cualquiera de sus insulinas de marca, incluyendo Frasp, Levemir, Novolin, Novolog, Novolog Mlx 70/30 y Tresiba por $99 para cualquier persona con o sin seguro, dice Ken Inchausti, portavoz para Novo Nordisk.

Verifica si calificas para insulina gratis

Las compañías farmacéuticas ofrecen insulina gratis a las personas por debajo de ciertos límites de ingresos, dice Rich Sagall, MD., presidente de  NeedyMeds, una organización sin fines de lucro que ayuda a los consumidores a encontrar descuentos y programas de ahorro en miles de medicamentos.

El problema de encontrar insulina asequible está tan generalizado que es la segunda razón más común por la que los pacientes contactan a su grupo, dice Sagall. (El anticoagulante Eliquis es la razón principal).

A mediados de 2019, estos programas, llamados programas de asistencia al paciente, elevaron ese límite al 400% del nivel federal de pobreza, que es de $50,000 para una sola persona o $103,000 para una familia de 4, dice Sagall. Eso significa que más personas pueden calificar.

Aun así, hay algunas advertencias. Una es que estos programas pueden descontinuarse o cambiar sus ingresos u otras calificaciones en cualquier momento.

Además, dice Sagall, no esperes recibir los medicamentos de inmediato. A menudo toma hasta dos semanas desde el momento en que completas los formularios hasta que recibes la insulina. Si bien algunas empresas han facilitado la presentación de solicitudes, todavía tardarán varios días hábiles antes de tomar una decisión.

Otra advertencia es que estos programas se aplican solo a las personas que no tienen seguro o aquellos cuyo seguro no cubre el medicamento de una compañía. Y es probable que no califiques si tienes Medicare, Medicaid o un seguro de una fuente federal como la Administración de Veteranos, dice Sagall. Aunque es mejor revisar periódicamente, dice, porque los requisitos de calificación pueden cambiar.

Para obtener más información sobre estos programas de los 3 fabricantes de insulina:

  • Eli Lilly LillyCares (800-545-6962). En situaciones de emergencia, puedes obtener un suministro limitado y gratuito llamando al servicio al cliente al 833-808-1234
  • Novo Nordisk Programa de NovoCare  (844-668-6463). En situaciones de emergencia, puedes obtener un suministro gratuito para un mes limitado a una única vez, al visitar el sitio web NovoCare.com o llamando al 844-668-6463
  • Programa de conexión de pacientes de Sanofi (888-847-4877)

Además de los programas de las compañías farmacéuticas, Sagall sugiere que los consumidores busquen clínicas de diabetes y organizaciones específicas para la diabetes dentro de su estado o condados. Esos también pueden ofrecer insulina de bajo costo o sin costo. Para encontrar uno cerca de ti, comunícate con un especialista de servicio al cliente en  Needymeds.com o al 800-503-6897 para obtener ayuda gratuita.

Considera una versión anterior de insulina

La insulina es una hormona natural, y durante décadas la insulina utilizada por los humanos se obtuvo de cerdos o ganado. Hoy la insulina se cultiva en un laboratorio, con un tipo más común llamado análogo humano. Está diseñada para que el cuerpo la metabolice más rápido y consistentemente y, en consecuencia, es más costosa.

Sin embargo, un tipo de insulina más antigua, simplemente llamada “insulina humana”, todavía se vende hoy y puede funcionar para algunas personas, dice Inchausti de Novo Nordisk. Él dice que medio millón de personas depende de la insulina Humana Novo Nordisk de la compañía, que está disponible por alrededor de $25 por frasco en las farmacias Walmart o CVS. La de Eli Lilly llamada Humalin, cuesta $148 por frasco. Tu seguro puede cubrir parte o la totalidad de ese costo.

Inscríbete para recibir Salud y Bienestar, el nuevo boletín mensual que te ofrece todo sobre salud, nutrición, condición física ¡y mucho más!  Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.

Consumer Reports is an independent, nonprofit organization that works side by side with consumers to create a fairer, safer, and healthier world. CR does not endorse products or services, and does not accept advertising. Copyright © 2020, Consumer Reports, Inc.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.