El dilema que enfrentan los trabajadores de los negocios que permanecen abiertos durante la cuarentena

Miles trabajan en dispensarios de marihuana, venta de alcohol, alimentos y construcción mientras tu permaneces en casa
El dilema que enfrentan los trabajadores de los negocios que permanecen abiertos durante la cuarentena
La construcción de departamentos de lujo es considerada una actividad esencial durante la pandemia.
Foto: Eduardo Munoz Alvarez / Getty Images

Las indicaciones de las autoridades de salud en todo el país son claras: continuar con el distanciamiento social como una forma de evitar propagar el COVID-19, sin embargo, los políticos han limitado la interacción con las personas mientras consideran que ordenar comida para entrega es una actividad esencial para las ciudades. Lo mismo sucede con las tiendas de licores y hasta con los dispensarios de marihuana.

Más de 15 estados, incluyendo Nueva York, Nueva Jersey y California han limitado actividades que consideran esenciales para la economía.

Algunas empresas han apelado las restricciones mientras otras han logrado que los estados las incluyan en las listas para evitar su cierre o el despido de sus trabajadores.

Este es el dilema de los trabajadores de los negocios que permanecen abiertos durante la cuarentena.

Tiendas de bicicletas

En Nueva York, las tiendas de bicicletas no se encontraban en la lista de negocios permitidos para operar, hasta que los defensores del ciclismo argumentaron que las bicicletas son un medio de transporte necesario ya que las personas temían infectarse con el virus al utilizar el transporte público.

Así es como las tiendas también fueron añadidas en la listas de negocios esenciales en el estado de Nueva Jersey, pero solo para su reparación y no para su venta, señala el diario The New York Times.

La omisión también ocurrió en los negocios de reparación de teléfonos celulares, que ante el incremento de cursos en línea para los infantes y comunicación para la industria de la salud tuvieron que ser incluidos.

Bares y restaurantes

Tanto en la capital del país como en Nueva York, en Nueva Jersey o en Los Ángeles, las autoridades decidieron que los restaurantes no deberían recibir a los clientes, sin embargo han permitido que los establecimientos permanezcan abiertos sólo para vender bebidas alcohólicas para llevar.

En respuesta al distanciamiento social y a la cuarentena los restaurantes y bares encontraron nuevas formas y restricciones de repartir alcohol, señala The Atlantic.

No todos los establecimiento del país pueden hacerlo, señala el sitio web Delish, y la Autoridad de Licores de Nueva York es quién lleva la batuta en un intento por aliviar la carga mientras ayuda a mantener a los empleados y al personal a salvo de la pandemia.

Aquellos a quienes se les permite vender, deben contar con una licencia que permite el consumo fuera de los locales, además los negocios sólo pueden vender los licores que están autorizados como cerveza y vino. Por si esto fuera poco todas las bebidas deben ser transportadas en contenedores cerrados que también cumplan con las leyes de contenedores abierto de la entidad.

La persona que realiza la entrega, ya sea un integrante del personal del restaurante o del bar o una persona que sea contratada para ese fin, debe tener una compra de la licencia de licor del negocio para permitir su verificación.

De manera adicional, toda compra debe ir acompañada de un pedido de comida. Nada de licor se puede vender solo.

Relacionado: Nueva York considera las tiendas de licores “esenciales”, permanecen abiertas durante la pandemia de coronavirus.

Construcción

En Nueva York y Nueva Jersey también han incluido como actividad esencial a la industria de la construcción.

No solo los trabajadores que realizan obras de infraestructura sino también el personal que labora en la edificación de apartamentos de lujos están incluidos en el acuerdo provocado críticas de los propios trabajadores que temen contraer el COVID-19.

Dispensarios de Marihuana

La venta de marihuana es una actividad considerada esencial y el reporte del New York Times señala que desde el 15 de marzo, algunos de los dispensarios que la distribuyen registraron un incremento en su demanda.

Los encargados han tenido que implementar nuevas reglas para limitar el número de clientes que esperan en línea e incluso han contratado personal para que los clientes recojan la marihuana sin salir de sus automóviles.

Relacionado: Bares y restaurantes de Los Ángeles podrán vender vino y cerveza a domicilio durante la pandemia de coronavirus.

Conectores eléctricos

Los trabajadores que fabrican conectores para placas de circuitos eléctricos, estarían en casa si pudieran llevar sus herramientas de trabajo.

Los artefactos que desarrollan los productores están siendo utilizados para la fabricación de ventiladores, bombas para el corazón y equipo médico en los hospitales.

Las fábricas han tenido que dividir a los grupos en dos turnos, hacen descansos de manera regular para lavarse las manos con agua y jabón. Los que están más preocupados por el virus usan máscaras y trajes protectores porque lo que más les preocupa es quedarse en casa y no hacer nada.

Alimentos

La industria de los alimentos ha sido considerada una actividad primordial, por lo que también varias fábricas de dulces continúan abiertas en el estado de Nueva York. Han aplicado distancia entre sus trabajadores en un intento por protegerlos.

La mayoría de los empleados están convencidos que no se trata de un negocio esencial, cuando una barra de chocolate o un caramelo es considerado “un lujo”, dijo una de las trabajadoras de DeMet’s Candy Company, al diario neoyorkino.

El dilema es quedarse a trabajar o verse obligado a permanecer en casa sin cobrar, esperando que el estado acepte la solicitud de seguro de desempleo, que en caso de tener suerte, el primer cheque llegará en el transcurso de dos o tres semanas.

-También te podrá interesar: