Joven en Inglaterra: “Ignoré el distanciamiento social y ahora mi padre está muerto” por coronavirus

"Hace dos semanas, tenía la misma actitud que muchos: 'esto no me afectará'. Seguía con normalidad y no creía todo lo que veía en los medios", escribió Joanna Jacob en un desgarrador post en Facebook
Joven en Inglaterra: “Ignoré el distanciamiento social y ahora mi padre está muerto” por coronavirus
Joanna Jacob, en parte, se siente responsable por la muerte de su padre.
Foto: Facebook / Joanna Jacob / Cortesía

Joanna Jacob no creía que el coronavirus la afectaría y estaba más preocupada por su vida social, pero lo que nunca imaginó fue que su padre moriría trágicamente a causa de este mal.

A través de una publicación en Facebook, la joven compartió que al principio no había comprendido completamente la gravedad del brote de COVID-19.

“Hace dos semanas, tenía la misma actitud que muchos: ‘esto no me afectará’. Seguía con normalidad y no creía todo lo que veía en los medios”, escribió.

“Egoístamente, estaba más preocupada por mi vida social que por la vida de los vulnerables, sin tener en cuenta que la mitad de mi familia inmediata actualmente cae en esa categoría de alto riesgo”, agregó.

I rarely post on Facebook. I'm not asking for your sympathy or seeking attention. I'm posting this to open your eyes to…

Posted by Joanna Jacob on Tuesday, March 24, 2020

Pero su vida dio un cambio radical cuando la semana pasada, su padre, Jon Jacob, sano y sin problemas respiratorios, comenzó a presentar tos y fiebre, ambos síntomas del coronavirus, por lo que siguió las recomendaciones de las autoridades sanitarias y se quedó en casa.

Joanna dejó un poco de comida en la puerta de su casa, pero él no la dejó entrar, así que se quedaron a un par de metros de distancia, “pero esa fue la última vez que lo vi”.

Para el jueves, su padre ya estaba inconsciente en la cama de un hospital siendo ventilada con altas cantidades de oxígeno.

“No pudimos visitarlo o hablar con una enfermera o médico cara a cara. Confiamos en las conversaciones telefónicas diaria de un solo miembro de la familia”, señaló.

Pero para la noche del 23 de marzo, los médicos les informaron que su salud se había deteriorado y que no había nada más que se pudiera hacer por él.

“No pudimos decir adiós o sostener su mano mientras se escabullía pacíficamente”, finalizó.

Ahora, Joanna suplica a los demás a tomarse en serio el autoaislamiento, pues “si sigues ignorando los consejos y uno de tus seres queridos se enferma, no podrás visitarlo”.

“No podrás decirles cuánto los amas y será una mano de enfermera la que tengan en lugar de la tuya. Ni siquiera pasarás tiempo llorando con familiares y seres queridos. Pasarán al menos 12 semanas hasta que puedan hacer eso”, advirtió.

Asimismo, alertó a las personas seguir los consejos de los expertos de solo salir de casa para recoger lo esencial, trabajar desde casa y acudir al médico en caso de ser necesario.

Además de someterte a una cuarentena voluntaria para reducir el riesgo de infección, los CDC aconsejan:

1. Lavarse bien las manos por lo menos 20 segundos, y hacerlo de manera frecuente.

2. Evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca sin haberse lavado las manos.

3. Evitar en contacto cercano con personas que puedan estar infectadas.