El coronavirus afecta fuertemente a la comunidad inmigrante de Chicago

Gobiernos locales y líderes comunitarios trabajan para ayudar a indocumentados en estos tiempos de pandemia
El coronavirus afecta fuertemente a la comunidad inmigrante de Chicago
Organizaciones en Chinatown han reunido mascarillas e insumos médicos y los han donado a clínicas en Chicago. (Cortesía Oficina del concejal Byron Sigcho)
Foto: Cortesía

Un estímulo económico de emergencia ante la pandemia del coronavirus, de más de $2 billones de dólares, permitirá que empresas y familias de Estados Unidos obtengan un alivio financiero en estos tiempos de crisis por la epidemia de COVID-19.

La nueva ley de rescate económico firmada la semana pasada por el presidente Donald Trump representa la medida degasto de emergencia más grande en la historia reciente de Estados Unidos.

Este alivio financiero proporciona un pago directo de $1,200 para individuos que ganan al año hasta $75,000 ($150,000 para matrimonios). Las familias recibirán $500 adicionales por cada hijo de 17 años o menos. El monto se irá reduciendo de acuerdo al ingreso de las personas y cesará para quien gané más de 99,000 dólares al año ($198,000 para matrimonios).

Pero este plan no incluye a inmigrantes indocumentados y afecta a familias con estatus mixto.  Activistas, líderes comunitarios y funcionarios electos dicen estar disconformes por la exclusión a dicha población y buscan ayuda para este sector más vulnerable.

Jesús ‘Chuy’ García, congresista del Distrito 4 de Illinois, dijo que la aprobación de esta ley representa una respuesta de emergencia del Congreso ante la crisis por la pandemia del coronavirus. “El paquete de estímulo económico recién aprobado en el Congreso es una buena medida para hacer frente a la crisis que vivimos en Estados Unidos. Esta ley toma pasos sin precedentes para proteger a trabajadores, inyecta fondos al sistema de salud y ayuda a negocios y pequeñas empresas”. Pero también reconoció que está incompleta porque no incluye a la población indocumentada.⁣

“El Congreso debe hacer todo lo que esté en su poder para continuar ayudando a los hospitales y las familias trabajadoras en dificultades”, tuiteó el senador federal por Illinois Dick Durbin.

“Para mí el estímulo económico es una broma del gobierno federal porque lo que más hizo el gobierno de Trump es aprobar más dinero para salvaguardar a las corporaciones, mientras que a los pobres se les dio menos dinero. 1,200 dólares para lo que estamos viviendo ahora con el coronavirus es absolutamente nada”, opinó el padre José Landaverde de la Misión Fe Vida y Esperanza.

Elvira Arellano, activista defensora los derechos de los inmigrantes, dice que en estos tiempos de pandemia en Estados Unidos el gobierno federal debió considerar en el estímulo económico a los inmigrantes indocumentados porque trabajan en ese país y pagan sus impuestos. Y también exhortó a que en estos momentos difíciles, la administración Trump firme una orden ejecutiva para frenar las redadas y deportaciones.

Peligran las remesas

Según Carlos Arango, activista pro inmigrante de Chicago, el eslabón más débil del COVID-19 son los trabajadores inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, los cuales se estima son alrededor de 11 millones. “Hay una gran molestia de que las personas que archivan sus impuestos con un número ITIN no recibirán ningún tipo de ayuda del gobierno, lo que los obligará a salir a buscar el pan de cada día durante la pandemia y estarán más limitados cuando se salga de la crisis, básicamente estarán desempleados”, dijo Arango.

Expertos en economía prevén que las remesas que los connacionales envían a sus familias en México se verán afectadas por el COVID-19 y esto debido a la inminente crisis financiera y el desempleo que actualmente atraviesa ese país.

“En el momento en que México se aproxima al tercer nivel de la pandemia, en que se ha ordenado que todo el mundo se quede en su casa, [el efecto de la epidemia en Estados Unidos] se traducirá en el ingreso de remesas, que sufrirá un fuerte golpe. Y con la recesión se prevé una reducción considerable de ese recurso, lo que obligará al gobierno mexicano a tener un plan de rescate de las familias mexicanas que no recibirán las remesas”, señaló Arango.

Duro golpe en Chinatown

La comunidad inmigrante China de Chicago establecida el área de Chinatown ha sido duramente golpeada debido a la epidemia, dijo Byron Sigcho, concejal del Distrito 25 que incluye a Chinatown.

Muchos de los trabajadores están en condición vulnerable por no tener otro tipo de subsidios explicó Sigcho. “La comunidad de Chinatown ha estado afectada económicamente, directamente ya por más de dos meses, vemos negocios que están tratando de solventar el pago de sus trabajadores, negocios que están sin actividad o con muy poca actividad que tienen familias enteras dependiendo del negocio”.

Frente a la situación económica que atraviesa esa comunidad, el concejal Sigcho dijo que están trabajando en conjunto con la Cámara de Comercio de Chinatown y algunas  asociaciones para buscar recursos. Por ejemplo, juntaron 40,000 máscaras y las han repartido a lo largo de la ciudad en clínicas y hospitales locales en respuesta a esta pandemia.

Líderes cívicos y religiosos de Chicago llaman a apoyar a las comunidades más golpeadas por al epidemia, entre ellos los inmigrantes. (Cortesía Misión Fe Vida y Esperanza)

 ¿Qué se está haciendo en Chicago?

El gobierno local a través del Departamento de Vivienda de la Ciudad otorgará un subsidio de 2 millones de dólares para los residentes de Chicago sin importar su condición migratoria a fin de ayudarlos durante la emergencia por el coronavirus.

Ese ‘Subsidio de Asistencia Para Vivienda COVID-19’  cuenta con fondos locales y por ello los indocumentados son elegibles para recibirlo. Residentes de Chicago que hayan perdido su trabajo o hayan sido afectados por ese la epidemia pueden solicitar el apoyo, que proporcionará un pago único de $1,000 para el pago de renta o hipoteca a 2,000 personas seleccionadas. Los beneficiarios serán elegidos 1,000 vía un sorteo y otras 1,000 por medio de organizaciones comunitarias sin fines de lucro. Se darán un total de 2,000 apoyos  a residentes de Chicago. Se puede solicitar vía internet en bit.ly/RentaCovid19.

Dicha apoyo es una respuesta positiva para la comunidad, pero no es suficiente  para la gran necesidad que se tiene en estos momentos, dijo  el concejal Sigcho. “Necesitamos tener ayuda del sector público y privado hemos hecho un llamado a la expansión de beneficios”.

Líderes locales, comunicadores y la Misión Fe Vida y Esperanza liderada por el padre Landaverde anunciaron una campaña en solidaridad con las familias que están sufriendo el impacto negativo del COVID-19.

Los organizadores están haciendo un llamado a la comunidad y a negocios a donar artículos de primera necesidad para las familias que hayan perdido sus empleos debido a esta pandemia. Un centro  de acopio está localizado en el 6254 S. Archer Rd. en Summit, Illinois.  Para más información llamar al teléfono: 224-817-2968.

****

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo de la Field Foundation of Illinois. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.