La amenaza de desalojos pesa en barrios de Chicago durante la crisis del coronavirus

A inquilinos también les preocupa que los dueños de casa presenten informes negativos a las agencias de crédito, lo que les perjudicaría si desean alquilar otra vivienda

La amenaza de desalojos pesa en barrios de Chicago durante la crisis del coronavirus
Hay inquietud por la posibilidad de desalojos en Illinois cuando termine la moratoria temporal al respecto establecida durante la epidemia de Covid-19.
Foto: Getty Images

Residentes de Chicago que han perdido sus trabajos o encontraron que sus ingresos se redujeron debido al coronavirus están luchando para pagar el alquiler de sus apartamentos y temen ser desalojados una vez que se levante la orden de quedarse en casa en Illinois.

El gobernador de Illinois, JB Pritzker, modificó y extendió hasta finales de mayo la orden de quedarse en casa  a manera de prevenir los contagios del virus. En ese contexto, en medio de la pandemia de coronavirus, inquilinos en Illinois están protegidos por una moratoria temporal de los desalojos.

Bajo la orden ejecutiva de emergencia del gobernador la solicitud para proceder con el desalojo de  inquilinos con rentas vencidas está prohibida por ahora.

Activistas, inquilinos y organizadores comunitarios que luchan por las necesidades de vivienda asequible han alzado su voz pidiendo la cancelación de alquileres e hipotecas durante la crisis del Covid-19.

Pero qué pasará cuando la moratoria de desalojo termine es la pregunta sin respuesta que hasta ahora se hacen muchos inquilinos de Chicago. Abogados y organizadores comunitarios recomiendan que las personas que estén atrasadas en el alquiler se asesoren legalmente antes de negociar con los propietarios.

El Compromiso de Solidaridad de Vivienda de Chicago de la alcaldesa Lori Lightfoot, anunciado el pasado 29 de abril, es un acuerdo no vinculante que insta a los propietarios a permitir que sus inquilinos que han perdido ingresos debido a  la crisis del coronavirus tengan más tiempo para pagar su alquiler y que los bancos ofrezcan períodos de gracia a los dueños de casa para los pagos de la hipoteca.

Hay dueños de casa que la rentan y con ese dinero cubren el pago de otros alquileres o hipotecas y si no pagan pierden sus propiedades ante esta realidad activistas dicen que lo justo sería un alivio también para el pago de hipotecas.

A los inquilinos también les preocupa que propietarios presenten informes negativos a las agencias de crédito, lo cual les perjudicaría cuando decidan alquilar otro apartamento  en el futuro.

Aún no se ha anunciado ningún período de gracia en Illinois para que los inquilinos paguen su deuda de alquiler, por lo que la falta de pago aún se puede informar a las compañías de calificación crediticia.

Christian Díaz, director del programa de vivienda de Logan Square Neighborhood Association (LSNA), dijo que la falta del pago de la renta no significa que de inmediato el propietario puede sacar al inquilino del apartamento.  Antes de ello debe haber un proceso donde el propietario pone una demanda en la corte.

No puede llegar un dueño de propiedad con una carta firmada y decir “ya te tienes que ir, así no funciona ese proceso”, señaló Díaz en entrevista con La Raza. “Si se llega al punto de tener que obligar a que alguien se salga de un apartamento, eso está hecho por el alguacil y con un documento firmado por un juez”.

Aunque existe por el momento una moratoria para evitar los desalojos, la renta hay que pagarla, enfatizó Díaz a La Raza. “Desafortunadamente no se perdonan las rentas, la ley dice que aunque una familia haya perdido sus ingresos o su trabajo de todos modos les es requerido pagar la renta”.

Díaz sugiere que los inquilinos hagan un trato con el propietario, que expliquen la situación. “Si eso no funciona, no hay progreso, entonces si conocen a otras personas en su edificio que están pasando por lo mismo platiquen con ellos también, hay fuerza en la unión y ya entre todos pueden escribirle una carta al propietario y ahí firman sus propios derechos”.

Lo que sí puede darle un propietario es un aviso de desalojo de cinco días por no pagar la renta y una vez que se levante la moratoria de desalojos, los propietarios pueden someter una petición de desalojo por no pagar el alquiler. Pero lo bueno de los avisos, dice Gerald Polanco, abogado de Uptown People’s Law Center, es que existe lo que le llaman un periodo de ‘curar’ ya sea para un aviso o notificación de 5, 10 o 30 días.

“Un aviso de 5 días por falta de pagar la renta, de 10 días por romper o violar la condición del contrato y 30 días al no querer rentar de nuevo cuando se rescinde un contrato. En esa situación durante ese periodo de tiempo esos 5 y 30 días se puede lo que llaman ‘curar’, lo que es arreglar la causa por la cual van a querer hacer el desalojo”, explicó Polanco a La Raza.

Si se va negociar con el propietario el abogado recomienda hacerlo a través de una organización o asociación de inquilinos. También sugiere no realizarlo individualmente sino con un grupo de inquilinos del mismo edificio para tener mayor presión. “Si pueden conseguir organizarse o aliarse con una organización en su barrio o formar una unión con los otros inquilinos ustedes pueden negociar colectivamente con el propietario para congelar la renta, perdonar la renta o por lo menos hacer un plan de pago de largo plazo”.

El problema que va a surgir cuando la moratoria se levante y el propietario someta la petición de desalojo contra el inquilino es que eso se verá reflejado en su récord de crédito, indicó Polanco. “Cuando aplique para un apartamento en otro lugar lo primero que van a hacer los dueños de propiedad es chequear su historial crediticio y verán que usted tuvo un desalojo [por falta de pago]. Como organización queremos prevenir la petición de desalojo porque después es difícil arreglarle el crédito a los inquilinos”.

La única cosa que puede prevenir ese efecto crediticio es si se puede motivar a los políticos a nivel municipal y estatal para cambiar las reglas de cómo las peticiones de desalojo pueden hacerse para que no afecten el crédito, dijo Polanco. “Que solamente le afecte el crédito cuando ya tenga una orden de desalojo pero no solamente con cada petición de desalojo”, reiteró.

Algunas propuestas a nivel estatal y federal

En Springfield, capital de Illinops, se presentó una propuesta de ley por parte de un grupo de demócratas progresistas que en parte cancelaría los pagos de alquileres e hipotecas en todo el estado durante 180 días en medio de la preocupación de residentes de Illinois que adeudan la renta por falta de trabajo debido a la pandemia de coronavirus.

Ese proyecto de ley también propone detener los desalojos y las presentaciones judiciales de desalojos  y bloquearía las ejecuciones hipotecarias.

La representante estatal Delia Ramírez dijo en una conferencia de prensa en línea que el proyecto de ley ayudaría a proteger a las personas más afectadas por la Covid-19.

Por su parte, el congresista por Illinois Jesús ‘Chuy’ García copatrocinó una propuesta de ley de la representante Ilhan Omar, de Minnesota, que entre otras cosas permitiría a los inquilinos y propietarios cancelar los pagos de alquiler o hipoteca sin endeudarse ni sufrir impactos en su calificación crediticia.

Esos proyectos requieren ser aprobados para volverse ley, situación aún incierta.

****

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo de la Field Foundation of Illinois y el Fondo Covid-19 de Periodismo de la Fundación Robert R. McCormick. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.