“No vamos a cooperar con ICE”: nuevo jefe de policía de Chicago

También habló con La Raza sobre cómo se protege a los policías del coronavirus, mejorar su relación con la comunidad latina, su plan contra la violencia en la ciudad, su visión personal
“No vamos a cooperar con ICE”: nuevo jefe de policía de Chicago
El nuevo jefe de la Policía de Chicago, David Brown (der.), visita vecindarios de la ciudad para ayudar durante la epidemia de Covid-19. (Twitter/CPD)
Foto: Cortesía

En entrevista exclusiva con La Raza, el exjefe de policía de Dallas y nuevo jefe en Chicago, David Brown, asegura que su cuerpo policial no colaborará con la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) en procesos civiles y luchará para proteger a la comunidad latina de la violencia. Además, promete mejorar las relaciones entre el Departamento de Policía de Chicago (CPD) y los hispanos y reducir drásticamente las cifras de tiroteos y muertes en Chicago, meta que no considera imposible de lograr. Esta  conversación con Brown se dio antes del fin de semana de Memorial Day, cuando Chicago sufrió el día más sangriento por violencia armada en varios años. La alcaldesa de la ciudad, Lori Lightfoot, consideró que la estrategia de Brown para contener esa crisis fue fallida.

En Chicago tenemos alrededor de 1.4 millones de inmigrantes, muchos de los cuales son hispanos y un número significativo de ellos son indocumentados. Muchos viven con miedo de ICE y además desconfían del CPD. Usted ha mencionado en entrevistas anteriores lo importante que es ser sensible a las necesidades de la comunidad. ¿Qué estrategias tiene en marcha para mejorar la relación entre el CPD y la comunidad latina?

Déjeme ser claro. El Departamento de Policía de Chicago no cooperará con ICE ni en ningún asunto de inmigración. Cuando estaba en mi trabajo anterior en Dallas, no cooperamos con ICE en asuntos civiles importantes, y planeo hacer lo mismo aquí en Chicago. Así que ese es el paso número uno […], no vamos a cooperar con ICE. Y el siguiente paso es que tenemos nuestros grupos de policía comunitarios que tienen programas en la comunidad latina. Obviamente tendremos una gran participación mediática en asegurarnos de que empujemos información en español. Me comprometo personalmente que seremos [el CPD] representativos de la ciudad […], por lo que promoveré contratacionespara aumentar posiciones clave de latinos en el departamento.

¿Es decir aumentar el número de oficiales de policía de origen hispano y que hablen español?

Sí, así es.

Con respecto ICE, en Chicago tenemos la norma “Welcoming City”, que contiene excepciones que en términos generales permiten a la policía de Chicago colaborar con ICE. Algunos concejales y activistas piden eliminar esas excepciones ya que aseguran que la ordenanza contiene un contexto donde el CPD puede cooperar con inmigración, aumentando aún más la desconfianza entre la comunidad latina y la policía. ¿Cuál es tu opinión sobre eso?

Bueno, una de las cosas en las que realmente me gusta centrarme y para tener claro cómo trabajar con ICE son los procesos civiles […]. No trabajaremos con ICE. Cuando hayan delincuentes violentos que son un peligro para la comunidad latina [haremos todo lo posible] para proteger a la comunidad. Así que quiero hacer una distinción entre lo que es civil y criminal, particularmente ofensores violentos que son un peligro para nuestra comunidad latina.

¿Está en desacuerdo con quienes quieren eliminar esas excepciones? Una de las excepciones, por ejemplo, incluye la base de datos de pandillas de la CPD, la cual ha creado problemas […] cuando hay personas que han sido agregadas erróneamente. Esa es una de las razones por las que los defensores están presionando para eliminar esas excepciones. ¿Estaría en desacuerdo con ellos?

Ese es un tema diferente. Déjame asegurar que estoy siendo claro en el primer punto. Creo que estoy de acuerdo… [en] trabajar solo con cuerpos policiales cuando se trata de delincuentes violentos criminales. Número dos, con respecto a la base de datos de pandillas, me gusta lo que el superintendente [interino] Charlie Beck hizo al restringir cómo usamos esa base de datos de pandillas. La primera restricción […] hizo mucho más difícil poner a una persona en la base de datos [ya que se aplicó] un alto nivel de criterios para entrar en la base de datos de pandillas, y creó la forma para salirse de la base de datos a través de un proceso de apelación. Estoy seguro de que hay otras maneras en que podemos mejorarla.

Se acerca el verano y eso implica un probable aumento de crímenes. Se ha informado que su objetivo es que las cifras de la tasa de esas muertes violentas no excedan a 300 por año. En Chicago, en promedio, vemos 500 asesinatos por año y hasta el día de hoy ya tenemos 175 asesinatos, 12% más que en 2019. Su meta causa asombro y un poco de escepticismo. ¿Cómo puede asegurar a los habitantes de Chicago de que el CPD alcanzará esta meta?

Tenemos que creer que podemos. Y me gusta lo que dijo sobre lo del asombro porque nunca deberíamos aceptar ese alto nivel de violencia en la ciudad. Los residentes de Chicago merecen mucho mejor que aceptar 500 asesinatos al año. Así que eso es lo primero. Tenemos que creer que podemos hacerlo mejor. Y ese es mi mensaje a los miembros del CPD, pero también es un mensaje para los residentes de Chicago: no vamos a aceptar ese alto nivel de violencia. Así que, de nuevo, tienes que creer que puedes.  Por cierto, es esencial tener estrategias, normas y programas para lograr el objetivo, de hacer de Chicago la ciudad más segura del país, independientemente de cualquier número que eso signifique… Tenemos que tener un visión y creer que podemos hacerlo y todo esto comienza desde arriba. Ese es mi mensaje. Sólo estoy aquí porque creo que es posible.

David O. Brown es el nuevo superintendente de la Policía de Chicago. (CPD)

Usted ha vivido tres grandes acontecimientos trágicos en su vida. La muerte de su hermano, la violenta muerte de su hijo, la cual fue una trágica pérdida, mis condolencias por eso, y el tiroteo que mató a cinco policías en Dallas. ¿Cómo afectaron esos acontecimientos a su vida personal y profesional?

Soy una persona diferente que ha pasado por las tragedias que mencionaste. Y tengo una profunda empatía por la gente, tanto policías como residentes. Y mi empatía creo que me servirá bien en este nuevo rol como superintendente. Creo que todos ustedes estarán muy, muy satisfechos con cómo nuestros esfuerzos de policía comunitaria mejorarán, con cómo se cumplirán las reformas que se han puesto en marcha, y de nuevo, con cómo disminuiremos la violencia a cifras históricas, y es debido a esa empatía que nació a raíz de esas tragedias que mencionaste, que estoy seguro de que podemos lograr esos objetivos.

¿Cómo lo superó personalmente?

Soy una persona de fe. Tengo una fe profunda. Soy cristiano. No lo llevo bajo la manga, pero es mi sistema de apoyo. También tengo un fuerte sistema de apoyo familiar. Y realmente he dedicado mi vida al servicio público. Creo firmemente en la democracia. Y creo que tenemos que participar para poder ver el cambio que queremos ser. Creo que tenemos que trabajar muy duro para lograr el tipo de ciudad que queremos ser. Y creo en esta ciudad. Sí. No me disculpo por eso. Sólo pienso que podemos ser una ciudad mucho más segura y creo que podemos reducir la violencia a cifras históricas y pienso que podemos hacerlo mediante la reforma del departamento, al mismo tiempo que se construyen relaciones con la comunidad.

¿Qué medidas de seguridad adicionales tomará para proteger a los policías del coronavirus?

Bueno, número uno son las protecciones físicas: proporcionamos máscaras, guantes y desinfectante de manos. Alentamos a nuestros policías a que se queden en casa si no se sienten bien. Tratamos de limitar nuestros contactos con la gente en la comunidad, y tratamos de mantener distanciamiento social. Hacemos hincapié a lavarse las manos y la cara regularmente. Pero también reconocemos las tensiones emocionales de Covid-19 en nuestros policías, los efectos psicológicos de tener que hacer el trabajo como un trabajador esencial y tomar riesgos que otros no tendrán que tomar…. Los policías no pueden trabajar desde casa. Tienen que estar en la comunidad, a veces tienen que hacer arrestos, lo que significa que tienen que interactuar con personas que no necesariamente están siguiendo normas de protección. Así que somos muy sensibles a estos efectos en nuestros policías. Hemos perdido a tres de nuestros policías a causa de Covid-19 y eso ha sido muy desgarrador para nosotros, [pero] todavía tenemos que venir a trabajar todos los días y hacer el trabajo que los residentes de Chicago esperan de nosotros.

¿Cuántos oficiales han sido infectados por el coronavirus hasta ahora (20 de mayo)?

Un total de 523 oficiales hasta la fecha han dado positivo de Covid-19.

¿Le han hecho pruebas de coronavirus con frecuencia debido a su alto cargo?

No he tenido ningún síntoma, ni he estado expuesto a nadie que haya tenido síntomas. Así que ahora mismo no cumplo con los criterios para tener la prueba. Pero si estuviera expuesto, o tuviese síntomas, definitivamente me haría la prueba.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo de la Field Foundation of Illinois, el Fondo Covid-19 de Periodismo de la Fundación Robert R. McCormick y la Google News Initiative. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.