Trump tiene COVID-19 con Pence y Pelosi en línea sucesoria en caso de incapacidad; alerta por si Biden se contagió en el debate

El presidente Donald Trump con el vicepresidente Mike Pence y la líder de la Cámara, Nancy Pelosi.
El presidente Donald Trump con el vicepresidente Mike Pence y la líder de la Cámara, Nancy Pelosi.
Foto: Getty Images

Una crisis política nunca vista podría darse si la salud del presidente Donald Trump, que dio positivo de COVID-19, se complica. Anoche se reveló que él y la primera dama Melania dieron positivo de coronavirus. Todo ello luego de que, por meses, Trump ha minimizado el rigor de la pandemia.

Irónicamente, el exvicepresidente y candidato Joe Biden se lo mencionó anoche en Twitter, poco antes del anuncio del contagio, al decir que Trump “haría cualquier cosa por distraer del hecho de que por su fracasado manejo del COVID-19 más de 200 mil estadounidenses han muerto y 26 millones están desempleados”.

Si la salud de Trump se agrava, en principio surgen tres preguntas básicas: ¿Quién ejercería la presidencia? ¿Se suspenderían los próximos debates y las elecciones del 3 de noviembre? ¿Pudo Biden haberse infectado al compartir la tarima con Trump el martes en Cleveland?

La edad es considerada un factor de riesgo en el coronavirus. Trump (74) es el presidente más longevo en la historia de EE.UU. y Biden incluso lo supera, pues cumplirá 78 el próximo mes.

Puntualmente, ésta es parte de la información que se maneja hasta ahora:

  • Donald Trump y su esposa Melania (50) dieron positivo por coronavirus. La noticia se produjo después de que una de las asesoras más importantes del mandatario, Hope Hicks (31), diera positivo también ayer.
  • Hicks había volado con el presidente en el Air Force One el miércoles temprano, tras acompañarlo al primer debate presidencial contra Biden el martes.
  • El médico de Trump confirmó que el presidente y la primera dama “permanecerían dentro de la Casa Blanca durante su convalecencia”. La duración de esta cuarentena dependerá de la enfermedad de la pareja.
  • Incluso si Trump da negativo en los próximos 14 días, es casi seguro que no podrá asistir a mítines en tres estados clave -Wisconsin, Florida y Arizona-, así como al próximo debate presidencial, programado para el 15 de octubre.
  • Las pautas de los Centros de Control de Enfermedades (CDC) para las personas que han dado positivo en la prueba establecen que deben informar a todos los contactos cercanos.
  • Si Trump se enferma demasiado para liderar el país, el vicepresidente Mike Pence (61) asumiría el cargo. Si Pence también está incapacitado, la presidenta de la Cámara de Representantes, la Demócrata Nancy Pelosi (80), sería la persona con más probabilidades de asumir el cargo. Por ser mujer y octogenaria, sumaría dos variables inéditas adicionales.
  • Pence asistió a una reunión informativa del grupo de trabajo sobre el coronavirus de la Casa Blanca con Trump el lunes, pero no estuvo en el debate presidencial. Él tiene previsto debatir el próximo miércoles 7 de octubre con la senadora Kamala Harris, candidata a sustituirlo.
  • Hicks no es el único miembro del personal de la Casa Blanca que ha contraído el virus. Katie Miller, secretaria de prensa del vicepresidente, que está casada con otro asesor de Trump, Stephen Miller, se contagió y superó el COVID-19. Uno de los ayudantes personales de Trump también dio positivo por coronavirus en mayo.
  • No se sabe si Pence está infectado. El analista médico de CNN, Dr. Jonathan Reiner, dijo ayer que Pelosi, debería ser aislada, porque es posible que tanto Trump como Pence se enfermen, en cuyo caso es probable que ella deba asumir el cargo. No está claro cuáles serían las reglas en este caso.
  • En mayo, The Washington Post planteó el caso hipotético y descubrió que, según las reglas de una ley de 1947, “el presidente de la Cámara y el presidente pro tempore del Senado serían los siguientes en la línea de sucesión, seguidos por los miembros del gabinete, comenzando por el Secretario de estado”.
  • Se desconoce durante cuánto tiempo Trump, Melania y Hicks han tenido el virus y exactamente con qué personal de la Casa Blanca han tenido contacto cercano. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en promedio se necesitan cinco o seis días desde que alguien está infectado hasta que aparecen los primeros síntomas, pero pueden pasar 14 días. Parece que Hicks comenzó a sentirse mal el pasado miércoles, resumió The Guardian.
  •