Adultos mayores de bajos ingresos en Illinois obtendrán cobertura médica sin importar su condición migratoria

La inscripción al programa, financiado por el estado, para personas inmigrantes de la tercera edad comenzará en diciembre próximo

Adultos mayores de bajos ingresos en Illinois obtendrán cobertura médica sin importar su condición migratoria
Ernestina Silva, de 69 años, padece diabetes tipo 2 y fue diagnosticada con coronavirus en mayo. Ella aún se recupera de las secuelas dejadas por el covid-19. Foto: Cortesía familia Silva
Foto: Cortesía

Illinois ha hecho historia al convertirse en el primer estado en el país en aprobar una ley que amplía la cobertura de atención médica a personas de la tercera edad de bajos ingresos sin importar su estatus migratorio.

La inscripción al programa, financiado por el estado de Illinois y que brindará cobertura de salud similar a Medicaid a adultos de 65 años o más, comenzará en diciembre próximo.

Las personas elegibles para esa cobertura de salud deberán ser residentes de Illinois, ser personas mayores indocumentadas y adultos mayores que han tenido la residencia legal por menos de cinco años, tener 65 años o más y estar por debajo del umbral de pobreza, lo que significa que el solicitante gane hasta $12,700 al año.

Impulsores de esta ley dicen que fue el resultado de un trabajo arduo de cuatro años por parte de la Healthy Illinois Campaign, una coalición de organizaciones que ha venido luchando por una propuesta de ley que expanda la cobertura médica a todas las personas residentes en Illinois independientemente de su estatus migratorio.

“Queremos acceso a cuidado médico para todos los indocumentados, porque ahorita se incluye a personas mayores indocumentadas de 65 años a más y deja afuera a muchas otras, entonces lo estamos celebrando como una victoria, pero es un primer paso”, dijo Imelda Salazar, organizadora del Proyecto Organizador del Suroeste (SWOP), organización comunitaria que forma parte de la coalición que abogó por la medida.

La iniciativa ahora convertida en ley contó con el apoyo del Caucus Legislativo Latino de Illinois y fue patrocinada por la representante estatal Delia Ramírez (D-Chicago) en la Cámara de Representantes y por el senador estatal Omar Aquino (D-Chicago) en el Senado.

Según Graciela Guzmán, directora de Healthy Illinois Campaign, se espera que este programa, que es parte del presupuesto estatal aprobado para el año fiscal 2021, podría beneficiar entre 1,000 a 2,000 personas de ese segmento de la población en Illinois, pero enfatiza que es difícil dar un número exacto porque “hay mucho temor en nuestra comunidad hacia el Censo y ser contados”.

La representante estatal Ramírez dijo que la cifra podría variar en los próximos dos o tres años “debido a que la cantidad de personas que emigraron a este país que están cumpliendo ahora 61 y 62 años es dos veces más de los que están en los 65 años ahora, por mucha gente que emigró en los años setenta y ochenta”.

Esa expansión de cobertura de salud se estima le costará al estado de Illinois $5 millones, indicó Guzmán.

Los adultos mayores que califiquen al programa tendrán la opción de solicitar hasta tres meses de cobertura retroactiva, la cual empezará desde septiembre 1 en adelante, precisó Ramírez.

Por tratarse de un programa estatal, un inmigrante de la tercera edad puede beneficiarse de esa cobertura médica sin que lo afecte la regla de carga pública, la cual consiste en evaluar si un solicitante de residencia permanente o de una visa que busca establecerse en Estados Unidos, depende de beneficios del gobierno federal en el futuro y, por ello, podría no ser elegible para la aprobación de su residencia o visa.

“No será carga pública por el hecho que el estado de Illinois está financiando este programa. Entonces, porque es financiado con fondos estatales, no califica como carga pública”, precisó Guzmán.

Nunca tuvo cobertura médica

“Para nosotros era bien importante que este acceso estuviera disponible lo más antes posible porque sabemos cuánta gente latina en este momento está siendo diagnosticada positiva al coronavirus o tiene de hacerse un chequeo para tratarse la diabetes y el colesterol y no va al doctor por miedo a que le cobren y por no tener cobertura médica”, dijo la representante estatal Ramírez.

Ernestina Silva, de 69 años, es una de cientos de inmigrantes indocumentados de la tercera edad que no tienen seguro médico en Illinois. Ella padece diabetes tipo 2 desde hace más de una década y dice que por razones económicas lo piensa dos veces antes de ir al médico.

Silva es madre soltera y tiene seis hijos, se gana el sustento diario como vendedora ambulante en el barrio de La Villita, en el suroeste de Chicago.

Le gusta cocinar para sus seis hijos cuando van a visitarla a su casa en La Villita. Todos contrajeron el coronavirus pero afortunadamente sobrevivieron, contó Silva, quien fue diagnosticada con covid-19 en mayo.

Todavía tose al hablar, tiene dificultad para respirar bien y se cansa al caminar. Ernestina combatió el coronavirus con lo que tenía a su alcance tomando aspirinas y bebiendo tés de manzanilla, canela y limón.

Silva vendía elotes pero ha dejado de trabajar para recuperarse de las secuelas dejadas por el coronavirus y dice que solicitará en diciembre la cobertura médica gratuita que ofrece ese programa similar al Medicaid.

Ella emigró de México hacia Estados Unidos hace 30 años y nunca tuvo cobertura médica por su condición de indocumentada. Ernestina llora al saber que pronto podrá acceder a cobertura de salud de manera gratuita: “nunca tuve una y ahora la voy tener, le doy gracias a Dios por eso. A veces tenemos que hacernos exámenes y no podemos porque está muy caro”.

“Yo he perdido hasta mis dientes, no puedo ir al dentista porque está muy caro y pues a veces hasta para comprarme una pastilla lo pienso”, contó Silva a La Raza.

“La pandemia nos ha mostrado cuánta necesidad ‘callada’ había en nuestra comunidad, hemos visto gente en una desesperación que no habíamos visto en otro tiempo. En ese sentido vamos a continuar trabajando piezas de legislación que sigan moviendo esa conversación de cobertura médica para todos”, dijo Guzmán.

Los interesados en obtener esta cobertura médica deberán presentar su solicitud a través de sitio web www.abe.illinois.gov. También Healthy Illinois Campaign publicará próximamente información de lugares a donde las personas elegibles podrán acudir a hacer su solicitud.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al Chicago Community Trust, la Field Foundation of Illinois, la Robert R. McCormick Foundation, el Lenfest Institute for Journalism/Facebook Journalism Project y la Google News Initiative. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.