Marketing personalizado: qué es y cómo lo hago

El marketing personalizado te brindará muchos beneficios

Marketing personalizado: qué es y cómo lo hago
Foto: Pexels

Aunque quizás su nombre lo haga sonar obvio, el marketing personalizado va más allá de colocar el nombre del cliente potencial en el correo o entregar un regalo “personalizado” a algún influencer que trabaje para tu marca.

El marketing personalizado podría entrar dentro de la categoría de marketing de servicios, aunque la marca no ofrezca propiamente un servicio de uso exclusivo para los clientes. 

Sin embargo, este tipo de marketing suele tener como KPI la tasa de conversión y la fidelización de los clientes. Es por esto que resulta fundamental poder conocerlos a detalle y de forma realmente cercana.

Hoy en día, con la ayuda de la inteligencia artificial, las recomendaciones de algoritmos y las búsquedas de Google, podrían conocerse muchos aspectos que son relevantes para los usuarios, pero ¿cuánto realmente sabes sobre tu audiencia?

Mientras más información personal tengas sobre ellos, más acertadas podrán ser tus estrategias y conseguir no solo resolver sus necesidades, sino también aumentar tus ventas y el desarrollo de tu marca.

En este artículo, te explicaremos un poco más sobre qué es el marketing personalizado y cómo puedes implementarlo dentro de tu marca.

¿Qué necesito para realizar una estrategia de marketing personalizado?

  • Conoce a tu audiencia
  • Esta es la base para poder ejecutar estrategias con marketing personalizado. Si no conoces a tu audiencia será imposible que puedas desarrollar con éxito este tipo de método.

    En este punto todo es relevante, desde su edad, género y ubicación geográfica hasta saber qué sistema operativo utilizan en sus smartphones y durante cuántas horas al día están en ellos.

    Mientras más detalles conozcas, más efectivos serán tus contenidos y tus campañas. Tomar en cuenta al 100% lo que son y lo que quieren es la clave.

    • Segmenta a tus diferentes públicos
    • Sin importar a qué se dedique tu marca, siempre tendrás diferentes nichos o grupos de audiencias que, aunque compartan gustos, comportamientos o tengan puntos en común; también poseerán aspectos que marquen algunas diferencias.

      Segmentarlos en grupo te ayudará a poder tener más detalles y un rango más reducido al momento de crear tus estrategias. 

      Supongamos que tu marca vende juguetes para niños, aunque tu público final vaya a ser el niño, quien compra tus productos son los padres. Otro aspecto a tener en cuenta es que, aunque todos son niños, tendrás juguetes para diferentes edades.

      Por otra parte, también puedes segmentar el grupo de niñas y niños. Ir consiguiendo estos puntos de diferencia te ayudarán a establecer las mejores estrategias para cada grupo.

      • Genera interacciones reales
      • Aunque cualquiera puede conseguir likes o comentarios en redes sociales, no todas las marcas pueden decir que tienen realmente conexiones con sus seguidores.

        Las interacciones reales van más allá de que te dejen un emoji o reaccionen a tus historias. ¿Tus usuarios comparten información contigo que aporta valor a tu marca, te dan feedbacks honestos, respaldan la calidad de tu producto o servicio, te prefieren a ti antes que a alguien de tu competencia?

        Si la respuesta a todas esas preguntas siempre fue sí, lo estás haciendo genial y estás realmente creando conexiones para fidelizar a tus clientes.

        • Manos a la obra con la personalización
        • Luego de los puntos anteriores, tienes lo necesario para iniciar una campaña de marketing personalizado con bases sólidas.

          Conoces a profundidad a tu público, sabes lo que necesitan, lo que quieren y puedes otorgarles justamente eso.

          Si bien es lindo ver “tu nombre” en algún producto y poder generar una conexión a través de eso; es más significativo que tu marca de confianza cree una campaña pensada en lo que necesitas y dándote la posibilidad de adquirirlo de diferentes formas.

          Si yo, como cliente, veo el producto que necesito a un precio asequible para mí, con opciones de envío a mi domicilio o de retirarlo cuando más me convenga, ya tengo en bandeja de plata todo lo que necesito para tomar la decisión de compra.

          Finalmente, te invitamos a poner en práctica estos consejos y a mantenerte siempre investigando e innovando para ofrecerle a tu audiencia lo mejor de tu marca.