Luchan en el sureste de Chicago contra trituradora de metales

Residentes del sur de la ciudad se preguntan por qué reubicarla en un barrio pobre y compuesto de latinos y afroamericanos

Luchan en el sureste de Chicago contra trituradora de metales
Activistas y vecinos del Lado Sureste de Chicago luchan contra la reubicación de una trituradora de metales en su zona.
Foto: Shutterstock

¿Los residentes del sur de la ciudad se preguntan por qué el municipio busca permitir que una trituradora de metal que residentes de Lincoln Park, un área rica, rechazaron por considerarla una amenaza a su salud, se reubique en el sur de la ciudad en una de las zonas más contaminadas por las emisiones de las fábricas ahí?

La compañía Reserve Management Group busca obtener un permiso para operar una trituradora de metal en el 11600 S. Burley Avenue, en el barrio conocido como el Lado Sureste de la ciudad. Presión de los vecinos de Lincoln Park, que protestaron contra la contaminación, forzó a esta compañía a mudarse.

Ahora RMG, con la ayuda de la ciudad, busca relocalizar esta compañía pero los residentes del sur de la ciudad se preguntan por qué hacerlo en un barrio pobre y compuesto de latinos y afroamericanos. ¿Van ellos a soportar vivir al lado de esta compañía que Lincoln Park rechazó?

Para empezar, la nueva compañía, rebautizada Southside Recycling y antes llamada General Iron, estará cerca de una zona residencial y no muy lejos de la secundaria George Washington.

Varios activistas, políticos y maestros del área se han puesto en huelga de hambre para protestar contra  el traslado de General Iron.

La trituradora demolerá autos viejos y otros metales y está comprobado que esas actividades emiten partículas de metal al aire, que a la larga causan asma y otras enfermedades.

Chuck Stark, un profesor de la secundaria Washington que se unió a la huelga de hambre, dijo que si se abre Southside Recycling “esas partículas se inhalarán por la nariz, la garganta y los pulmones de mis alumnos”. La secundaria se encuentra a media milla de la nueva recicladora.

Los activistas, entre ellos varios hispanos, exigen enfáticamente a la alcaldesa Lori Lightfoot que no permita la relocalización ahí y argumentan que dicha zona de la ciudad ya está, de por sí, muy contaminada por las múltiples fábricas que operan ahí.

Es ya conocido que el Lado Sureste es uno de los sitios más contaminados de la ciudad con muchos negocios ahí emitiendo millones de libras de tóxicos. El sur de la ciudad no recibe ningún respeto de City Hall, afirman los huelguistas de hambre.

Un informe de la ciudad del año 2020 mostró que los lados Sur y Oeste de la ciudad son los más “sobrecargados” por altas concentraciones de industrias. Por ello, las personas en huelga de hambre se preguntan qué están pensando Lightfoot y el municipio. ¿Que los hispanos y afroamericanos son reemplazables?

De lo que se trata, dicen los huelguistas, es del racismo y perfil racial ambiental que existe en la ciudad.

“Si [una trituradora de metal] no es lo suficientemente buena para el lado norte, entonces no es lo suficientemente buena para el lado sur,” dijo Gina Ramírez, residente del Lado Sureste, a la prensa. Ramírez, de origen mexicano, agregó que su familia ha vivido por tres generaciones en el Lado Sureste.