Renuncia el principal regulador en Texas debido a los apagones

Principal regulador de servicios públicos de Texas renunció por los apagones inusualmente intensos y generalizados inducidos por tormentas invernales

La tormenta invernal Uri ha traído un clima frío histórico y cortes de energía a Texas
La tormenta invernal Uri ha traído un clima frío histórico y cortes de energía a Texas
Foto: Ron Jenkins / Getty Images

La principal reguladora de servicios públicos de Texas ha renunciado este lunes debido a los constantes apagones que ha provocado la tormenta invernal que ha dejado a miles de familias sin luz ni agua durante varios días.

DeAnn Walker, presidenta de la Comisión de Servicios Públicos, es una de las funcionarias de mayor rango que renunció a su cargo por las interrupciones eléctricas en Estados Unidos.

Walker ha admitido su responsabilidad en los apagones de Texas, pero anunció que otros también deberían reconocer la suya, haciendo referencia a los servicios de gas y los legisladores.

“Creo que otros deberían dar la cara con dignidad y valentía y reconocer cómo fue que sus acciones o la falta de ellas contribuyeron a esta situación”, escribió la funcionaria.

Walker anunció su renuncia el mismo día que la principal eléctrica más grande y antigua de Texas se declaró en bancarrota pidiendo protección gubernamental; así como también, cuando el Departamento de Justicia del estado inició una investigación al proveedor de electricidad Griddy, cuyos clientes le llegaron facturas altas el mes pasado luego de la tormenta.

Los legisladores han cuestionado el comportamiento de la funcionaria sobre su conocimiento de la agencia y la decisión de reducir al personal a cargo de la supervisión de las compañías de servicios públicos.

Walker dijo en un principio que tenía poco control sobre el Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT), pero luego indicó que “tenía el control absoluto”.

“A pesar del trato que recibí de algunos legisladores, estoy orgullosa de haber dicho la verdad”, afirmó Walker.

Del mismo modo, fue criticada por la falta de comunicación sobre la tormenta invernal, pero la funcionaria testificó que ella se había comunicado con el gobernador de Texas, Greg Abbott, días antes de la llegada para advertirles sobre las condiciones climáticas y el posible impacto eléctrico.